Un símbolo para el Black Lives Matter de UK

El 'factor Hutchinson': ¿puede esta foto cambiar el relato del racismo en UK?

La fotografía de un hombre negro portando en sus brazos a un activista de extrema derecha para evitar que fuera linchado por los manifestantes ha impactado en todo el Reino Unido

Foto: Patrick Hutchinson evacúa a un contramanifestante de extrema derecha herido. (Reuters)
Patrick Hutchinson evacúa a un contramanifestante de extrema derecha herido. (Reuters)

Todo movimiento necesita un símbolo, una imagen, un héroe. Y Black Lives Matter lo ha conseguido a través de Patrick Hutchinson. La fotografía de un hombre negro portando en sus brazos a un activista de extrema derecha para evitar que fuera linchado por los manifestantes ha impactado en todo el Reino Unido. “En ese momento, no te da tiempo a pensar si la situación da miedo o no. Simplemente haces lo que tienes que hacer. Si los otros tres policías que estaban parados cuando George Floyd fue asesinado hubieran pensado en intervenir y parar al otro agente, George Floyd estaría hoy vivo”, defiende el protagonista.

Sábado 13 de junio. Londres se prepara para otra jornada de manifestaciones en protesta por la muerte del afroamericano desarmado que falleció asfixiado el mes pasado en Mineápolis a manos de un policía blanco que le inmovilizó con su rodilla sobre el cuello. El primer ministro Boris Johnson había hecho un llamamiento para que la gente no participara, asegurando que la causa antirracista ha sido “tristemente secuestrada por los extremistas con intenciones violentas”.

La facción londinense de 'Black Lives Matter' cancela la marcha oficial. Sin embargo, centenares de simpatizantes de la Alianza Democrática del Fútbol, el grupo de ultraderecha 'Britain First' y el polémico supremacista blanco Tommy Robinson convocan un acto de “unidad patriótica” junto a la estatua de Winston Churchill, en Westminster, y llaman a sus seguidores a desplazarse a la capital británica para “proteger sus monumentos históricos”. La ciudad se convierte en escenario de una batalla campal. Más de 100 personas terminan siendo arrestadas.

Las confrontaciones llegan hasta Southbank Centre, donde un activista de extrema derecha se tropieza, cae y es abandonado por sus amigos tras verse rodeados. Empieza a ser atacado por algunos manifestantes violentos mientras que otros intentan llamar a la calma. Hutchinson ni siquiera estaba en el meollo. Pero cuando ve la escena desde lo alto de las escaleras, se mete en la boca del lobo. Saca de allí al hombre a cuestas y lo lleva hasta donde está la policía para ponerlo a salvo. La imagen es tremendamente impactante.

El 'factor Hutchinson': ¿puede esta foto cambiar el relato del racismo en UK?

Hutchinson, de 49 años, se ha convertido en todo un emblema en el Reino Unido, donde el movimiento 'Black Lives Matter' ha creado una incómoda revisión del pasado que está llevando a retirar estatuas de diferentes protagonistas de la historia del país, como la de Edward Colston, político y filántropo del XVII, pero también traficante de esclavos.

Un "héroe pacífico"

El entrenador personal y experto en artes marciales del suroeste de Londres ha sido bautizado ahora como el “héroe pacífico”. “Cada vez que salgo en televisión, mi madre se pone a llorar”, explica.

Lo cierto es que el sábado no tenía ninguna intención de acudir a la manifestación. “Estaba en casa cuidando a mis nietos, pero un amigo escribió en el grupo de WhatsApp diciendo que teníamos que ir para proteger a las mujeres y a los niños y evitar sobre todo que los jóvenes se metieran en problemas”, señala. Se convocó a 150 personas, pero finalmente solo se presentaron Hutchinson y otros cuatro amigos más. Son los que aparecen en la foto rodeando al entrenador personal cuando rescata al activista, formando un cordón para facilitar sacarlo de allí.

"La vida de ese hombre corría peligro. Pensé que si se quedaba allí, las cosas se iban a poner muy feas"

"La vida de ese hombre corría peligro. Había mucha gente que estaba intentando protegerlo sin éxito. Pensé que si se quedaba allí, las cosas se iban a poner muy feas. Así que simplemente lo puse sobre mi hombro y comencé a marchar hacia la policía con él, mientras todos los muchachos me rodeaban y me protegían", explica.

Hutchinson espera ahora que la imagen ayude a difundir el mensaje de paz y unidad. “Solo quiero igualdad para todos nosotros. En este momento, la balanza está injustamente desequilibrada y solo quiero que las cosas sean justas para mis hijos y nietos”, explica.

El 'factor Hutchinson': ¿puede esta foto cambiar el relato del racismo en UK?

El grupo de cinco héroes enfatiza que, si bien están contentos de haber salvado la vida al activista, del que no han trascendido detalles, su principal objetivo aquel día fue evitar que muchas de las vidas de los jóvenes que estaban allí se arruinaran para siempre. “Había que salvar a aquellos chavales negros que le estaban atacando. Su vida podría haber sido desperdiciada si hubieran entrado en prisión por esos momentos de locura”, señala Lee Russell, de 37 años, uno de los amigos de Hutchinson.

“Tal vez la imagen cambie las opiniones de los racistas. Espero que demuestre que, independientemente de lo que piensen de nosotros, somos buenos tipos”, añade.

Una narrativa diferente

Por su parte, Chris Otokito, 37 años, otro de los integrantes de la pandilla, espera que el mensaje sea para la comunidad negra. “Como hermano, hijo, sobrino, amigo, quería dar el ejemplo, que es nuestra responsabilidad. Y con suerte enviar una narrativa diferente de cómo se pinta generalmente la imagen de un hombre negro. Normalmente, es la imagen de George Floyd con una rodilla en el cuello. Pero nuestra foto es completamente diferente. Las tornas se han cambiado: ahora es un hombre negro el que levanta del suelo a un hombre blanco para ponerlo sobre sus hombros y llevarlo a un lugar seguro. Con suerte, envía un mensaje de que somos capaces de ser buena gente”, matiza.

Patrick Hutchinson y sus compañeros Chris Otokito, Jamaine Facey, Lee Russell y Pierre Noah. (Reuters)
Patrick Hutchinson y sus compañeros Chris Otokito, Jamaine Facey, Lee Russell y Pierre Noah. (Reuters)

Pierre Noah, de 47 años, otro de los integrantes del grupo de los cinco salvadores, asegura que si alguna vez volviera a encontrarse con el hombre al que han salvado, le gustaría hablar con él e intentar “educarlo”. “Le preguntaría, '¿soy una mala persona por el color de mi piel?'. Me encantaría hacerle esa pregunta”, explica. Hutchinson se muestra menos entusiasta con la idea de compartir de nuevo plataforma con el activista.

Los cinco amigos se han ganado los elogios de los políticos, la adulación de las redes sociales y la atención de los medios. Ahora están decididos a utilizar el 'momentum' para presionar a las autoridades para que promulguen un cambio real en la sociedad, comenzando con Johnson, quien ha prometido una comisión gubernamental para investigar la desigualdad racial.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios