MANIFESTACIONES EN DECENAS DE CIUDADES

El Black Lives Matter aterriza en Europa: "Menos racismo sigue siendo racismo"

El movimiento Black Lives Matter desembarca en Europa en plena pandemia para protestar contra la brutalidad policial y advierte: Europa también tiene un problema con el racismo

Foto: Manifestación en Londres en apoyo del movimiento Black Lives Matter. (Reuters)
Manifestación en Londres en apoyo del movimiento Black Lives Matter. (Reuters)

“La AmériKKKa racista existe porque el racista Reino Unido la concibió”, decía una pancarta en Liverpool en la manifestación de este martes contra la brutalidad policial. “El Reino Unido no es inocente: menos racismo sigue siendo racismo”, “El racismo es un problema global” o “si no estás furioso, es que no estás prestando atención”, se podía leer en las protestas en Hyde Park en Londres. También en París había consignas similares: “Desde Mineápolis hasta Beaumont, haz que los racistas tengan miedo otra vez”; o en Ámsterdam: “Si quieres creer que en Países Bajos no tenemos un problema con la raza, deberías irte a casa”.

El Black Lives Matter aterriza en Europa: "Menos racismo sigue siendo racismo"

La muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía estadounidense en Mineápolis hace una semana ha desatado un efecto dominó de protestas que, primero en decenas de ciudades de Estados Unidos y ahora en Europa en capitales como París, Londres, Copenhague, Berlín o Ámsterdam, están revelando fracturas raciales aún no selladas en las sociedades occidentales. Las protestas surgen en apoyo al movimiento Black Lives Matter, cuya salida a la calle ha llevado a Donald Trump a calificar a los manifestantes de “terroristas domésticos” y a amenazar con sacar el ejército.

[El detonante de las protestas: los George Floyd del último lustro]

“Ya hemos visto esta imagen antes, cuando los verdugos blancos y los esclavistas encadenaron a los esclavos y les marcaron con una plancha de acero”, dijo este martes a la multitud congregada Jennifer Tosch, fundadora de Black Heritage Amsterdam Tours, en referencia a la muerte por asfixia de George Floyd a manos de un policía. El mismo día, hasta 15.000 personas se reunieron en París, según las autoridades, para denunciar la muerte de un joven negro al ser detenido en 2016 y que derivó, tras conocerse un informe forense que atribuye su fallecimiento a la policía, en altercados y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Y las protestas no tienen visos de congelarse en Europa. En España, por ejemplo, se están programando varias para este fin de semana, entre ellas, una delante de la embajada americana en Madrid el próximo domingo.

Europa no se libra

Tras varias manifestaciones los últimos días en distintas ciudades del Reino Unido, miles de personas volvieron este miércoles a salir a las calles de Londres. El punto de encuentro fue en Hyde Park donde el actor John Boyega, famoso por su papel en 'Star Wars', instó a los presentes a manifestarse pacíficamente y recordar a las personas de raza negra fallecidas tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido por abusos de las autoridades. “Os hablo desde el corazón. Mirad, no sé si voy a tener una carrera [profesional] después de esto, pero que le den a eso”, dijo el intérprete, que pidió a la gente “unirse para hacer un mundo mejor”. Durante el trayecto efectuado por las principales arterias de la capital, no hubo incidentes.

Los policías marcharon junto a los manifestantes sin problemas. Pero todo se complicó al llegar a Downing Street, donde algunas personas se encararon con los agentes arrojándoles objetos. Al menos, uno de los policías resultó herido.

"No sé si voy a tener una carrera [profesional] después de esto, pero que le den a eso"

Shayne, una de las manifestantes, aseguró que aunque Floyd fue asesinado en los Estados Unidos, “sabemos que eso también sucede aquí, en el Reino Unido, como pasó con Mark Duggan”. El joven de 29 años fue asesinado a tiros en 2011 mientras la policía de Londres intentaba arrestarlo bajo sospecha de planear un ataque terrorista y estar en posesión de un arma. Un jurado de investigación en 2014 concluyó que era inocente y fue asesinado. Su muerte provocó grandes disturbios en la capital británica donde, según informes citados por la BBC, los agentes de Scotland Yard tienen cuatro veces más probabilidades de usar la fuerza contra los negros que contra los blancos.

Este resurgimiento de fricciones entre la policía y las minorías raciales no es nuevo en Europa, especialmente en ciudades multiculturales como Londres o París, donde se acusa a las fuerzas de seguridad de mantener una doble vara de medir en sus actuaciones con las minorías. En 2017, también hubo protestas en Reino Unido tras la muerte de Rashan Charles, de 20 años de edad, quien perdió la vida en el hospital tras haber sido perseguido y capturado por la policía en Hackney, en el noroeste de la capital. Por su parte, la semana pasada se anunció una investigación pública sobre la muerte de Sheku Bayoh, quien murió a los 32 años mientras estaba bajo custodia policial en Escocia en 2015.

Boris Johnson. (Reuters)
Boris Johnson. (Reuters)

Mientras tanto, el primer ministro británico, Boris Johnson, está bajo gran presión para que el Gobierno publique los resultados de una investigación científica sobre por qué las minorías étnicas se han visto desproporcionadamente más afectadas durante la pandemia del coronavirus en el Reino Unido. El informe estaba programado para salir a la luz a finales de mayo. Sin embargo, según Sky News, la publicación se ha pospuesto debido a la “preocupación” que existe en torno a los “eventos actuales a nivel mundial” por la muerte de George Floyd. Fuentes de Whitehall, donde se concentran los ministerios, aseguran a la cadena que sería una “mala combinación” si el estudio sale ahora en medio de la gran tensión.

El Black Lives Matter aterriza en Europa: "Menos racismo sigue siendo racismo"

El Ejecutivo encargó la investigación sobre cómo factores como el origen étnico, la obesidad y el género pueden afectar la vulnerabilidad de las personas ante el covid-19, después de que la University College de Londres descubriera que las minorías étnicas tienen dos o tres veces más probabilidades de morir a causa del coronavirus que la población general. El Ministerio de Salud desmiente no obstante las informaciones en torno al retraso de la publicación por las manifestaciones que acontecen estos días a ambos lados del Atlántico. “No es cierto que se haya pospuesto por esta cuestión. Simplemente, los ministros recibieron las conclusiones el lunes. Las están considerando y tan pronto como puedan las publicarán”, asegura un portavoz. Sadiq Khan, el primer alcalde musulmán de Londres, advierte: “Cuanto más se tarde en publicar el estudio, más se prolongará esta desigualdad, costando más vidas”.

Por su parte, el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, se mostró este miércoles particularmente crítico con Johnson durante la sesión rutinaria de preguntas al primer ministro en Westminster, echándole en cara que aún no se hubiera pronunciado sobre la muerte de Floyd. “Quiero expresar mi conmoción e ira por lo ocurrido. Esto evidencia el racismo y el odio experimentado por muchos en los Estados Unidos y en otros lugares. Me sorprende que el primer ministro todavía no haya dicho nada al respecto, pero espero que la próxima vez que hable con el presidente [Donald] Trump le transmita la repugnancia del Reino Unido por su respuesta a los acontecimientos”, matizó.

En respuesta, el líder 'tory' calificó de “atroz” e “inexcusable” la muerte del afroamericano a manos de un policía. “Todos lo vimos en nuestras pantallas y yo entiendo perfectamente el derecho de la gente a protestar por lo que ha ocurrido. Aunque, obviamente, también creo que las protestas deberían tener lugar de una manera pacífica y razonable, y en este país pido a la gente que lo haga manteniendo la distancia de seguridad [marcada por la pandemia]”, agregó.

Aunque históricamente el estrecho vínculo que siempre ha unido a Downing Street y la Casa Blanca ha sido un plus para el primer ministro británico de turno, con la era de Trump las cosas funcionan de otra manera y al actual inquilino del Número 10 le perjudica políticamente más que otra cosa su buena sintonía con el norteamericano. Trump no es una figura que desate especial admiración entre los británicos y prueba de ello fueron las masivas manifestaciones que tuvieron lugar el año pasado durante una polémica visita de Estado que fue retrasada en varias ocasiones.

De ahí que las manifestaciones celebradas estos días en diferentes puntos del Reino Unido en protesta por la muerte de Floyd sean de alguna manera también muestras de rechazo ante el Ejecutivo estadounidense.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios