Contra el fondo de reconstrucción post covid

Una revista holandesa carga contra los países del sur de la UE: "Ni un euro más"

"Por qué el plan de Merkel y Macron de regalar 500 millones de euros no es bueno. Ni un euro más al sur de Europa", lleva a su portada la revista conservadora holandesa EW

Foto: Portada de la revista conservadora holandesa EW.
Portada de la revista conservadora holandesa EW.

El plan de recuperación europeo post coronavirus, pergeñado por la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron, ha levantado muchas tensiones en ciertos países del norte de Europa. Aunque el "sí" de la democristiana Merkel, y con ella el de Alemania, a un fondo de reconstrucción conjunto con subvenciones además de préstamos por un valor de medio billón ha sido visto como un gran obstáculo salvado en la reconstrucción europea del coronavirus por los países del sur -los más afectados-, "los cuatro frugales" (Austria, Dinamarca, Suecia y Países Bajos), se han mostrado más que reticentes. Y su prensa, especialmente la conservadora, ha entrado al debate.

"Por qué el plan de Merkel y Macron de regalar 500 millones de euros no es bueno. Ni un euro más al sur de Europa", lleva a su portada la revista conservadora holandesa Elsevier Weekblad (EW).

En la imagen que acompaña al titular, la publicación ha preparado un montaje en el que, en la parte superior del engranaje, puede verse dos trabajadores (un hombre con mono de trabajo y una mujer con traje) rubios y atareados; haciendo esfuerzos por que la rueda siga girando. En la parte inferior, los protagonistas son un hombre reclinado a la bartola en una silla, descansando, y una mujer en la piscina chequeando las redes sociales.

Los personajes están llenos de tópicos que vienen a representar a los países del sur de Europa, desde España a Italia pasando por Grecia y Portugal: un bigote frondoso, camisas coloridas y collares de oro, copa de vino, una taza de café, un juego de mesa, una flor en el pelo a lo "flamenca"...

Aunque la revista no llegará a los kioskos holandeses hasta el próximo 30 de mayo, por lo que todavía no está disponible públicamente el resto del texto del artículo, no es la primera vez que carga contra la decisión de Merkel y Macron. En artículos anteriores, la revista señala que "los hechos" muestran que "los países del sur de Europa no son pobres, tienen suficiente dinero. Pueden mejorar fácilmente el poder adquisitivo de sus economías con reformas como las que ya se implementaron en el norte".

La cuestión de las reformas en los sistemas fiscales y laborales de los países del sur ha sido ya muchas veces señalada por los vecinos noreuropeos, con mayor o menor diplomacia. El propio ministro de Finanzas holandés, Wopke Hoekstra, ya levantó la indignación de sus socios meridionales durante la pandemia al señalar que habría que investigar a España e Italia por no haber sido capaces de prepararse mejor financieramente durante los tiempos de bonanza económica y así tener más margen para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia. Más tarde, afeado por sus socios, admitió que sus comentarios habían tenido "poca sensibilidad".

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios