TERRENO INEXPLORADO

Von der Leyen visita a Johnson y pone el primer pie en la nueva fase del Brexit

Barnier y Von der Leyen visitan a Johnson en Bruselas e inauguran la nueva fase de negociación del Brexit, que comenzará cuando Londres abandone la UE

Foto: Von der Leyen y Michel Barnier. (Reuters)
Von der Leyen y Michel Barnier. (Reuters)

El Brexit ni ha terminado ni está cerca de terminar. Y como si fuera un recordatorio de ello, de que no se va a librar de la endiablada negociación con Europa aunque oficialmente el Reino Unido abandone la UE el próximo 31 de enero, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y su negociador jefe para el Brexit, Michel Barnier, visitan este miércoles al primer ministro británico Boris Johnson.

Es el final de una fase y el inicio de la siguiente. Ya sin la incertidumbre de las votaciones en Westminster, Von der Leyen y Barnier tienen la primera toma de contacto con el Johnson post-elecciones que le dieron una sólida mayoría absoluta en Westminster.

La clave ahora está en sentar las bases de lo que será la fase más difícil, las negociaciones reales: las que se celebrarán durante el periodo transitorio, que durará, en principio, hasta diciembre de 2020. De ahí debe salir una nueva relación comercial entre la UE y Londres.

Después de muchos meses de incertidumbre, con el acuerdo del Brexit de nuevo en un Parlamento británico renovado, Von der Leyen y Barnier se reúnen para comenzar a palpar un terreno inexplorado. Si ya es extraño negociar la salida de un miembro de la UE, más complicado a nivel técnico parece cerrar un acuerdo comercial en el que lo que se hace es empeorar la relación ya existente.

Primera toma de contacto

Será solo una primera toma de contacto. Von der Leyen y Barnier no van a hablar nada específico con Johnson porque el artículo 50 que regula la salida de un miembro de la Unión Europea especifica que las negociaciones futuras solo pueden iniciarse una vez el país ha abandonado el club, es decir, el 1 de febrero.

Sí servirá para que Barnier tome la temperatura de Downing Street. El francés, que ha sido el negociador jefe durante todo el proceso del Brexit, y que desde el principio ha defendido que esta fase de la negociación será la realmente difícil y crucial, ha señalado que es “irreal” pensar que se puede cerrar un acuerdo comercial completo de febrero a diciembre de 2020.

En Bruselas existe una preocupación real con qué tipo de Johnson se va a ver a partir de este momento. Lo que tiene claro el equipo negociador es que, al menos hasta ahora, el primer ministro británico ha ido cumpliendo su palabra. Por lo tanto es conveniente tomarse en serio su amenaza: no pedirá una prórroga de las negociaciones comerciales y eso significa que el tiempo que hay para cerrar un tratado de mínimos es muy poco.

Von der Leyen llega a esta reunión con la voluntad de iniciar unas negociaciones que considera “un reto” con la intención de cerrar un tratado “sin aranceles, cuotas o competencia desleal”, pero con un equipo técnico menos optimista, liderado por la alemana Sabine Weyand, la que fue mano derecha de Barnier durante la negociación de la primera fase del Brexit, y que ahora se encuentra al frente de la dirección general de Comercio, un puesto al que se le movió específicamente para hacer frente a estas conversaciones, conocedora del equipo británico y del propio acuerdo de salida.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios