'Juicio de valores' por el Estado de derecho

El portavoz de Orbán tacha al Consejo de "orquesta de Soros" por el 'juicio' a Hungría

Budapest ha afrontado el proceso del artículo 7 de los Tratados acusando al resto de Estados miembros de ser la “orquesta de Soros” e incumpliendo las normas del Consejo

Foto: El secretario de Estado húngaro para Comunicación Gubernamental, Zoltan Kovacs, en una foto de archivo. (EFE)
El secretario de Estado húngaro para Comunicación Gubernamental, Zoltan Kovacs, en una foto de archivo. (EFE)

No estaba en los planes de Hungría tener que enfrentarse a una nueva sesión del 'juicio político' por parte del Consejo de la Unión Europea, al que está sometido tras la activación del artículo 7 de los Tratados a raíz de los intentos del Gobierno húngaro de minar el Estado de derecho en el país. Y el hecho de que este martes se haya planificado una nueva sesión ha desatado una pequeña tormenta en Bruselas.

Es una regla perfectamente conocida que no se puede retransmitir por redes sociales lo que ocurre en el interior de las reuniones del Consejo, compuesto por otros ministros de los países miembros. Pero Zoltan Kovacs, portavoz internacional del polémico primer ministro húngaro Viktor Orbán, ha decidido saltarse las normas desde primera hora de la mañana en la red social Twitter, retransmitiendo cada movimiento con mensajes cargados de bilis contra el procedimiento.

La lógica del procedimiento del artículo 7, que protege el Estado de derecho y los valores europeos y solo ha sido activado contra Hungría y Polonia, es que, a través de una serie de audiencias con el resto de Estados miembros (una especie de "juicio" en el que los otros países hacen de jueces), la capital contra la que se ha activado rectifique. Si no lo hace, en última instancia, puede ser sancionado perdiendo su derecho a voto en el Consejo.

En este marco, España, Bélgica, Países Bajos, Alemania, Francia, Suecia, Italia, Eslovenia, Irlanda y Dinamarca expresaban preocupaciones sobre el estado en Hungría de la independencia judicial, así como el ataque a la libertad de los medios de comunicación y de las instituciones educativas después de que la Universidad Central Europea (UCE), referencia en centroeuropa, tuviera que abandonar Budapest y trasladarse a Viena.

Enemigo público

El Gobierno de Orbán, que ha convertido a George Soros, el millonario de origen húngaro que financia la UCE, en su enemigo público número uno, ha decidido aplicar hoy la etiqueta al resto de Estados miembros en un movimiento hasta ahora inédito: el Ejecutivo húngaro atacaba al Parlamento Europeo, a la Comisión Europea o a algún líder concreto, pero hoy Kovacs ha tildado de "Orquesta de Soros" al resto de países europeos. Ha ido señalando a través de Twitter una por una la mayoría de intervenciones de los representantes de otros países, tildándolas de "ridículas", incluso con un "SAD!" típico de Donald Trump.

El Consejo ha pasado a otro punto del día, y solo después, los representantes se han dado cuenta de la actividad social de Kovacs, lo que ha provocado un importante cabreo por parte de algunos Estados miembros, especialmente Luxemburgo, cuyo ministro de Exteriores, Jean Asselborn, ya tuvo una mala experiencia con Matteo Salvini cuando era ministro del Interior.

El propio Asselborn pidió que Kovacs abandonara la sala y pidiera disculpas por su ruptura de las normas. Tytti Tuppurainen, ministro de Asuntos Europeos de Finlandia, que tiene la presidencia rotatoria del Consejo, ha pedido un procedimiento escrito en el que Hungría explique el incidente.

Michael Roth, ministro de Asuntos Europeos alemán, ha contestado en Twitter a Kovacs y sus acusaciones de formar parte de la "orquesta de Soros": "Querido señor secretario de Estado, no son un músico, desafortunadamente no. Solo soy un simple político con un claro compromiso con los valores europeos".

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios