EL JUICIO SERÁ EN 2020

Holanda desafía a Rusia y juzgará por asesinato a 4 acusados del derribo del MH17

No se espera que Rusia entregue a los sospechosos a Países Bajos, ya que en estos cinco años, Putin siempre se ha negado a cooperar con las investigaciones

Foto: Un soldado prorruso separatista, ante un fragmento del avión estrellado MH17. (Reuters)
Un soldado prorruso separatista, ante un fragmento del avión estrellado MH17. (Reuters)

La esperanza de que hubiera un caso judicial sobre el derribo del avión de Malaysia Airlines MH17 en el este de Ucrania se ha ido disipando durante estos cinco años, pero el equipo de investigadores internacionales, conocido como JIT, tiene ya identificados a cuatro sospechosos, involucrados en esa tragedia que se cobró la vida de casi 300 personas, en su mayoría neerlandeses y australianos. El proceso penal comenzará en marzo de 2020 y será en un tribunal localizado en Países Bajos.

Los familiares de las víctimas ya están al tanto de las últimas pesquisas del JIT, ya que se han reunido con ellos la mañana de este miércoles, antes de una rueda de prensa que darán los investigadores para resolver dudas. Los sospechosos son Sergey Dubinsky, un exoficial de inteligencia ruso que en 2014 fue jefe del servicio de inteligencia de la proclamada por los rebeldes prorusos como la “República Popular Donetsk”. En la lista están también Oleg Pulatov, mano derecha de Dubinsky. Ambos jugaron un papel importante en el transporte del misil BUK que derribó el MH17 en 2014.

Los cargos identificados por Bellingcat y sus 'cargos'
Los cargos identificados por Bellingcat y sus 'cargos'

Los otros dos sospechosos identificados son Igor Girkin, excoronel de inteligencia ruso que hacía el papel de “ministro de Defensa” de esa región, y Leonid Chartsjenko, el jefe de un batallón de insurgentes y que estaba en el lugar donde estaba instalado el lanzamisiles desde el que salió el BUK. La justicia, que hablará en nombre de los cinco países afectados por esa tragedia, demandará a los sospechosos por asesinato, según confirmaron los familiares de las víctimas.

En la ciudad de Nieuwegein, cercana a Utrecht, en Países Bajos, hay un enorme despliegue de prensa internacional que espera la confirmación, por parte del JIT –formado por un centenar de investigadores de cinco países diferentes- de que sí habrá juicio, aunque probablemente se juzgará en rebeldía a los sospechosos, porque no se espera que Rusia se los entregue a Países Bajos, ya que en estos cinco años, siempre se ha negado a cooperar con las investigaciones.

Un análisis de más de 150.000 llamadas

Por otro lado, el colectivo internacional de investigación Bellingcat ha publicado este miércoles ocho nuevos nombres de funcionarios rusos e insurgentes ucranianos que habrían participado directa o indirectamente en el derribo del vuelo MH17. Este grupo, que ha analizado 150.000 llamadas telefónicas entre los sospechosos, entregadas por los servicios de seguridad de Ucrania, no tienen claro quién dio la orden de disparar ni quién dio el primer paso.

El juicio comenzará el 9 de marzo en el tribunal de alta seguridad de Schiphol, a unos minutos de La Haya (Países Bajos), y seguirá adelante aunque los sospechosos no se entreguen a la justicia neerlandés. Emitirán órdenes de arresto internacional, pero los investigadores no pedirán la extradición de las cuatro personas identificadas porque la Constitución de Rusia y la de Ucrania prohíben a las autoridades entregar a sus propios nacionales a otro país.

Sin embargo, los fiscales sí piden a Moscú que interrogue a los sospechosos como una forma de cooperar con el proceso judicial e insta a los tres funcionarios rusos y al ucraniano que se entreguen a Países Bajos para explicar su versión de lo ocurrido. Los investigadores creen que ninguno de los cuatro dio la primera orden ni apretó el botón pero sí han desempeñado un papel importante y organizador del derribo. De hecho, habrían participado en el traslado del lanzamisiles.

El fiscal general neerlandés, Fred Westerbeke, subraya que existe la posibilidad de que los sospechosos quieran derribar un avión militar, y no el comercial en el que viajaban casi 300 personas, pero “incluso si ese era el plan original, los hacemos responsables del derribo del MH17”. Eso sí, durante el juicio y de cara a la sentencia, se tendrá en cuenta el contexto de conflicto civil en el que ocurrió esa tragedia.

El fiscal general neerlandés subraya que existe la posibilidad de que los sospechosos hubieran querido derribar un avión militar y no el comercial


A la par que el proceso judicial, la investigación policial continuará para seguir identificando al resto de personas involucrados en la toma de decisiones respecto al derribo, lo que incluye a la Federación Rusa. “Es importante aclarar la cadena de responsabilidades de lo ocurrido”, advirtió el jefe de la Policía, Wilbert Paulissen. Durante la rueda de prensa, han emitido conversaciones telefónicas e imágenes del día del transporte del lanzamisiles, que han servido para identificar a los sospechosos.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios