Es noticia
Menú
Más grados en Londres que en el Caribe: emergencia ante la ola de calor récord en UK
  1. Mundo
Reino Unido en emergencia por el calor

Más grados en Londres que en el Caribe: emergencia ante la ola de calor récord en UK

Para el lector español, esto podría considerarse una exageración. Pero hay que tener en cuenta el contexto y el Reino Unido no está preparado para las altas temperaturas

Foto: Las altas temperaturas en Londres han dejado imágenes como esta. (REUTERS/John Sibley)
Las altas temperaturas en Londres han dejado imágenes como esta. (REUTERS/John Sibley)

Londres se convertirá este lunes en uno de los lugares más calurosos del mundo, con temperaturas que se elevan por encima del Sáhara Occidental o incluso el Caribe. Por primera vez, los termómetros superarán los 40 °C. La ola de calor se extenderá hasta el martes cuando se podrían llegar incluso a los 42 °C. La Oficina Meteorológica —que es la primera vez que ha emitido para esta semana una alerta roja— publicó en 2020 un pronóstico hipotético para el 23 de julio de 2050 basado en las proyecciones climáticas del Reino Unido. Y el mapa de hoy teñido completamente de rojo es sorprendentemente casi idéntico.

El Gobierno británico ha decretado “emergencia nacional”. Para el lector español esto podría considerarse una exageración. Pero siempre hay que tener en cuenta el contexto y el Reino Unido, sencillamente, no está preparado para este tipo de clima. Los edificios no están equipados. Por lo general, no hay persianas y el aire acondicionado es casi inexistente en las casas, colegios, residencias de ancianos y hospitales.

Por ejemplo, las instalaciones del hospital St Helier, en el suroeste de Londres, son anteriores a la fundación del Servicio Nacional de Salud en 1948. Por la mañana las temperaturas ya superaban los 30 °C, por lo que se ha tenido que pedir al personal que haga turnos adicionales con el aumento anticipado del número de admisiones.“Sin aire acondicionado, estamos haciendo todo lo posible para mantener a los pacientes y al personal como nos gustaría, pero los edificios no son aptos para brindar la atención médica del siglo XXI en condiciones normales, mucho menos en este momento de calor extremo”, aseguraba la jefa médica, Ruth Charlton.

Algunos quirófanos han tenido que cerrar porque no pueden mantener las temperaturas requeridas. Y muchas de las citas se han suspendido para poder dar prioridad a los servicios de urgencias. Brian Jordan, director de operaciones 999 del Servicio de Ambulancias de Londres, señalaba que, en un día especialmente intenso, se pueden llegar a recibir 5.500 llamadas de emergencia, pero para este lunes se esperan más de 8.000.

“En este país, estamos acostumbrados a tratar una ola de calor como una oportunidad para ir a jugar bajo el sol, pero no a esto que estamos viviendo”, explicaba Penny Endersby, directora ejecutiva de la Oficina de Meteorología. Hasta ahora, el récord estaba en 2019, cuando los termómetros en Cambridge llegaron a los 38.7 °C.

Por su parte, muchos colegios han terminado antes las clases o directamente las han suspendido. En la guardería 'Hadfield' en Derbyshire (condado situado en el centro del país) los niños llegaron con sombreros, pantalones cortos y vestidos de verano. El director, Ken Weed, aseguraba que se habían comprado cientos de helados y se habían preparado muchas actividades acuáticas. Las compañías de agua en el sur y el este de Inglaterra han advertido que el aumento de la demanda está provocando una baja presión e incluso un suministro ininterrumpido para algunos hogares.

El día está dejando imágenes de lo más insólitas, como la de los agentes de policía dando de beber a los `Guardias de la Reina´ que deben permanecer inmóviles en el Palacio de Buckingham con un pesado uniforme, que incluye el característico sombrero negro realizado con pieles de oso canadiense.

Las autoridades han pedido a los ciudadanos que, en la medida de lo posible, trabajen desde casa para evitar tener que coger el transporte público. El metro de Londres estaba esta mañana prácticamente desértico y muchas líneas de tren o bien han sido canceladas o bien van mucho más lentas que lo habitual.

Esto se debe a que los rieles de metal pueden calentarse hasta 20 °C más que la temperatura del aire cuando están expuestos a la luz solar directa. Están hechos de acero, por lo que absorben el calor fácilmente y se expanden cuando se calientan, corriendo así el riesgo de doblarse. Cuando los sistemas de monitoreo de una red ferroviaria advierten de que es probable que una sección de la vía se sobrecaliente y se expanda, se establecen restricciones de velocidad para reducir las posibilidades de que esto suceda. Los trabajadores ferroviarios también usan un método llamado 'tensado' para evitar que las vías del tren se doblen con el calor. Este supone pintar las vías del tren de blanco para reducir el calor absorbido hasta en 10 °C.

Por su parte, la congestión vial se redujo hasta un 10% en Londres, Birmingham, Bristol y Glasgow, en comparación con la semana pasada. En cuanto al tránsito aéreo, todos los vuelos del aeropuerto de Luton se han tenido que cancelar debido al derretimiento del asfalto de las pistas por el calor. Lo mismo ha ocurrido en la base de Brize Norton de la Real Fuerza Aérea británica, por lo que ha tenido que trasladar sus actividades a aeropuertos alternativos.

Foto: Un trabajador bebiendo agua en plena ola de calor. (EFE/Ramón Gabriel)

La peor ola de calor prolongada que se recordaba en el Reino Unido se remonta a 1976, año en el que hubo una sequía extrema. Sin embargo, se estima que las temperaturas para este lunes y martes serán hasta 10 °C más altas.

Los expertos piden extremar las precauciones, sobre todo con las personas más vulnerables. A lo largo del fin de semana se han registrado varias muertes, incluidas las de dos menores de 13 años y 16 años cuando nadaban en Salford Quays y el río Tyne en Northumberland, respectivamente.

Por su parte, el aún primer ministro Boris Johnson ha sido criticado por no presidir la reunión de emergencia 'Cobra', celebrada el pasado fin de semana para abordar la situación. El dirigente británico, que se vio obligado a dimitir hace dos semanas como líder del Partido Conservador por la presión de sus propias filas, se encontraba en Chequers —la casa de campo que se pone a disposición de los jefes de Gobierno— celebrando una fiesta de despedida con familiares y amigos. Desde el Número 10 de Downing Street aseguran que no tenía obligación de estar en la reunión.

Londres se convertirá este lunes en uno de los lugares más calurosos del mundo, con temperaturas que se elevan por encima del Sáhara Occidental o incluso el Caribe. Por primera vez, los termómetros superarán los 40 °C. La ola de calor se extenderá hasta el martes cuando se podrían llegar incluso a los 42 °C. La Oficina Meteorológica —que es la primera vez que ha emitido para esta semana una alerta roja— publicó en 2020 un pronóstico hipotético para el 23 de julio de 2050 basado en las proyecciones climáticas del Reino Unido. Y el mapa de hoy teñido completamente de rojo es sorprendentemente casi idéntico.

Londres Reino Unido Inglaterra
El redactor recomienda