Cae 'Otoniel', el narco más buscado de Colombia: ¿qué será ahora del cartel más poderoso?
  1. Mundo
la mayor operación antidroga

Cae 'Otoniel', el narco más buscado de Colombia: ¿qué será ahora del cartel más poderoso?

Pablo Escobar dejó el listón muy alto para los carteles de la droga; ahora, la policía de Colombia ha capturado a otro capo igual de poderoso, el líder del Clan del Golfo. Es la segunda mayor operación antidroga tras la muerte de 'el Patrón'

Foto: La sonrisa de Otaniel en su captura deja muchas incógnitas sobre el Clan del Golfo. Foto: Reuters
La sonrisa de Otaniel en su captura deja muchas incógnitas sobre el Clan del Golfo. Foto: Reuters

Dairo Antonio Úsuga, alias 'Otoniel', el líder del Clan del Golfo, la banda criminal más poderosa de Colombia que domina el tráfico de drogas, fue detenido el sábado por las autoridades del país. Se trata de la mayor operación antidroga en casi tres décadas, tras la caída de Pablo Escobar, pues que era el cabecilla más buscado de la nación. "Era el narcotraficante más temido en todo el mundo y su captura es el golpe más duro que se le ha propinado al narcotráfico en este siglo en nuestro país y es solamente comparable con la caída de Pablo Escobar", señaló el presidente, Iván Duque, tras informar de su arresto. Ahora solo queda saber qué pasará con el legado de narcos que ha dejado a su paso Otoniel.

El pasado sábado, el ministro de Defensa colombiano, Diego Molano, aseguró ante la prensa desde la Brigada del Ejército Nacional en Carepa, Antioquia, que fueron algunos miembros del Clan del Golfo quienes aportaron cierta información que "sirvió de ayuda para capturar" a Otaniel. En la misma comparecencia recordó que el Gobierno colombiano ofrecía una recompensa de hasta 3.000 millones de pesos (casi 800.000 dólares) y que EE.UU. sumaba 5 millones de dólares.

Según aseveró Molano en declaraciones recogidas por Efe, el Clan del Golfo o Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) son responsables de "casi el 30 % de las toneladas de coca que eran sacadas de Colombia", y en Estados Unidos se le requiere por una orden de captura de una corte de Florida de 2015 por delitos de narcóticos y otra de una corte de Nueva York del mismo año por participar en una empresa criminal continuada y por delitos de narcóticos.

Finalmente, el Gobierno anunció ese mismo sábado que la 'Operación Osiris' se cerró con éxito tras capturar al líder narco, Dairo Antonio Úsuga, en un punto llamado Cerro Yoki, en jurisdicción de Necoclí, municipio del departamento de Antioquia, donde estaba cercado desde hace meses; lo que supone, en palabras de Duque, "el camino final del Clan del Golfo".

En el punto de mira de Colombia y EE.UU.

Durante más de seis años, Otaniel (50 años), burló la intensa persecución de miles de policías y soldados que peinaron pueblos y selvas de la región del Urabá, en el noreste del país y fronteriza con Panamá, como parte de la Operación Agamenón. Este capo llevaba toda una vida involucrado en grupos ilegales, desde que integró al Ejército Popular de Liberación (EPL), un grupo maoísta, con 16 años y luego pasó a las AUC, donde trabajó mano a mano con uno de sus jefes más conocidos, Daniel Rendón Herrera, alias 'Don Mario', encargado de lavar activos y pagar extorsiones.

placeholder Soldados de Colombia se hacen fotos junto a Otaniel tras ser capturado. Foto: Reuters
Soldados de Colombia se hacen fotos junto a Otaniel tras ser capturado. Foto: Reuters

Cuando se despidió de las AUC en 2006, decidió formar su propio grupo junto con un hermano, que inicialmente se llamó 'Los Urabeños' y se fue extendiendo hasta convertirse en la banda más grande del país, acusada de homicidios selectivos, asesinatos de líderes sociales, reclutamiento de menores, extorsiones, desapariciones forzosas y desplazamiento y confinamiento.

"Asesino de policías, de soldados, de líderes sociales, además reclutador de menores; se conoce también por esa demencia que lo llevó a abusar de manera recurrente de niños, niñas y adolescentes", así definió el presidente a Otoniel en su declaración al país. El capo está desde 2013 en la 'Lista Clinton' de EE.UU. junto a los más peligrosos narcotraficantes y blanqueadores de dinero en el mundo, y la banda, también conocida como Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) cuenta con más de 3.000 integrantes, según organismos de inteligencia.

¿El fin del 'Clan del Golfo?

"Con este golpe a alias 'Otoniel', en la Operación Osiris, se marca el final del Clan del Golfo. Y a todos los que han pertenecido a esta estructura criminal, el mensaje que les envío es claro y contundente: o se someten a la justicia de inmediato o les caerá de la misma manera todo el peso de la ley", agregó Duque. Hablamos de una banda criminal a la que se le atribuyen numerosos crímenes de líderes sociales y jóvenes y es el culpable en gran medida de los masivos desplazamientos y confinamientos impuestos a comunidades —sobre todo de indígenas y afrodescendientes— en el Chocó y otras zonas del Pacífico.

En esas zonas, este grupo ha impuesto su ley, ha amedrentado a esta población, desfavorecida y dejada de lado por el Estado, con el cobro de extorsiones y se ha lucrado también de la minería ilegal y otros negocios ilícitos, usando una ubicación geoestratégica de lujo, con salida a dos océanos y la puerta de entrada a Centroamérica.

La caída del líder del clan no supone el fin definitivo de la banda

En los últimos meses el Gobierno anunció las bajas de algunos de sus aliados más próximos: su primo Harlinson Úsuga Úsuga, alias 'Orejas', fue extraditado a EE.UU. en marzo, mientras que ese mismo mes también se detuvo a su hermana, Nini Jhoana Úsuga, alias 'La Negra', jefa de finanzas de la banda. Un mes antes era "neutralizado" Nelson Darío Hurtado Simanca, alias 'Marihuano', quien se consideraba el número 2 de la banda y era la mano derecha de Úsuga.

Tal y como explicó a Efe León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), con la caída del líder "desaparece la hegemonía de una familia, los Úsuga, fundadores y cabeza del Clan"; pero esto no significa necesariamente el fin de este grupo criminal, el más grande del país, sino que puede haber dos escenarios, uno donde se divida y disperse y otro donde algunos de sus subalternos, seguramente Jobani de Jesús Ávila, alias 'Chiquito Malo', coordinador del armamento del grupo, "tome el mando y mantenga la unidad del clan", expone Valencia, quien se decanta por la primera opción.

Colombia Sucesos
El redactor recomienda