La Justicia de la UE anula los acuerdos con Marruecos que incluyen el Sáhara Occidental
  1. Mundo
Acuerdo de pesca y agricultura

La Justicia de la UE anula los acuerdos con Marruecos que incluyen el Sáhara Occidental

El Tribunal General de la Unión Europea repite que los acuerdos entre la Unión Europea y Marruecos no pueden incluir al Sáhara Occidental como parte del reino de Rabat

Foto: Frontera de Guerguerat desalojada por el ejército marroquí en noviembre de 2020. (EFE)
Frontera de Guerguerat desalojada por el ejército marroquí en noviembre de 2020. (EFE)

No ha habido sorpresa en Luxemburgo. Siguiendo con la jurisprudencia existente, el Tribunal General de la Unión Europea (TUE) ha anulado los acuerdos de asociación (comercio, agricultura) y el pesquero entre la Unión Europea y Marruecos, que se cerró en el año 2018, al no poder este incluir los caladeros en aguas del Sáhara Occidental sin el consentimiento de su población y al no ser un territorio parte del Reino de Marruecos.

La sentencia da así la razón prácticamente en todos los puntos al Frente Polisario, aunque establece un periodo de gracia de dos meses “pues su anulación con efectos inmediatos podría tener graves consecuencias sobre la acción exterior de la Unión y poner en cuestión la seguridad jurídica de los compromisos internacionales asumidos por esta”. Sin embargo, ahora cabe un recurso de casación que llevaría a que la sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se pronuncie sobre el alcance de los acuerdos, en cuyo caso el acuerdo seguirá vigente hasta que haya una nueva decisión sobre el recurso.

Foto: Sala principal del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo. (EFE)

El Frente Polisario ha celebrado "con gran satisfacción" la resolución judicial, que no sólo les da la razón en cuanto la necesidad del "consentimiento del pueblo saharaui" para estos acuerdos comerciales, sino que además, según sostiene Oubi Buchraya Bachir, representante del Polisario en la Unión Europea, "reconoce al Polisario como representante del pueblo saharaui para defender sus intereses".

"La gran pregunta ahora es cuál será la posición de la Comisión Europea: ¿presentará un recurso contra las decisiones de su propia justicia solo para complacer a Marruecos?", se ha preguntado Bachir, en conversación telefónica con El Confidencial pocos minutos después de conocerse el fallo, que abre la puerta a nuevos pleitos por compensaciones económicas a favor de los saharauis y el Polisario. "Todo dependerá de la reacción de la Unión Europea, [si acepta el fallo y no recurre] estaremos en un escenario de entendimiento mutuo. Si no, estaremos para decidir todas las acciones [judiciales] para recuperar nuestros derechos".

La respuesta de Marruecos y la UE no se ha hecho esperar. "Estamos plenamente movilizados para continuar con la cooperación entre la UE y el Reino de Marruecos, en un clima de serenidad y compromiso, para consolidar la asociación euromarroquí lanzado en junio 2019", asegura una declaración conjunta del Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, y el ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita. Bruselas y Rabat tomarán "las medidas necesarias para asegurar el marco jurídico que garantice la estabilidad de las relaciones comerciales", reza el texto.

En 2018 la Comisión Europea y Rabat negociaron un nuevo acuerdo de pesca, ya que el anterior acababa de expirar. Pero además, el pacto pesquero anterior había recibido un duro varapalo en febrero de 2018, cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó precisamente que no podía incluir los caladeros saharauis. La Comisión Europea trató de poner un parche a esa situación haciendo consultas con algunos actores locales y regionales. Ha sido el Frente Polisario, que se considera el único interlocutor válido, el que ha llevado el asunto hasta la justicia europea.

El TUE da ahora la razón al Frente Polisario, esos contactos con otros actores saharauis no podían considerarse suficientes. “No puede considerarse que las gestiones emprendidas por las autoridades de la Unión antes de que se celebraran los acuerdos controvertidos permitieran obtener el consentimiento del pueblo del Sáhara Occidental respecto de dichos acuerdos”, señala la sentencia hecha pública este miércoles.

Foto: Un grupo de saharauis occidentales, junto a la bandera del territorio. (EFE) Opinión

“El Tribunal General acoge la alegación del Frente Polisario mediante la que alega que no se ha respetado la exigencia relativa al consentimiento del pueblo del Sáhara Occidental, en su calidad de tercero respecto de los acuerdos controvertidos, en el sentido del principio de efecto relativo de los Tratados”, subraya la sentencia.

Las decisiones de la alta corte de Luxemburgo sobre el contenido de los acuerdos marroquíes que incluyen el Sáhara, que se han repetido entre sentencias y recursos en 2015, 2016, 2018 y ahora en 2021 y siempre se han decantado por el lado saharauí y en contra del reino alauí, han acabado siempre con importantes roces entre Rabat y Bruselas. De hecho, la hoja de ruta del Gobierno marroquí suele llevar a una ruptura temporal de las relaciones para aumentar la presión sobre la Unión Europea y que la Comisión busque así posibles soluciones.

La suspensión del acuerdo en estas aguas afecta especialmente a los pesqueros españoles: de las algo más de 120 naves que faenan en el marco de este acuerdo, más de 90 son españolas, la mayoría gaditanas. Ahora cabe recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (EFE)

Reacciones de Rabat

Ahora todos los ojos están puestos sobre Rabat, que en los últimos meses ya acumula roces y tensiones con sus dos aliados más estrechos, España y Francia. James Moran, que entre 2016 y 2017 fue asesor principal sobre Oriente Medio y África del Norte en el Servicio de Acción Exterior de la UE en Bruselas, señala a El Confidencial que el cambio de Gobierno puede hacer que Rabat sea esta vez más “pragmática”.

Para Moran no tiene sentido un enfrentamiento abierto y directo entre Marruecos y la Unión Europea en estos momentos. “Las dos partes se necesitan mutuamente como nunca antes, ya sea en comercio e inversión, la reactivación del turismo europeo en Marruecos, la agenda verde de la UE, el control de la inmigración ilegal, las operaciones antiterroristas y muchas más”, señala el experto. Esta sentencia “podría ralentizar el progreso en algunos de estos frentes, pero sería en detrimento de ambos. A otros actores, en particular Estados Unidos, que es un aliado cercano de ambos, también les interesará que las relaciones se interrumpan lo menos posible”, señalaba Moran antes de que se conociera la decisión del tribunal europeo.

Unión Europea