Es noticia
Menú
Condenado a seis semanas de cárcel por no llevar mascarilla en Singapur
  1. Mundo
CRE QUE SON "CARGOS ILEGALES"

Condenado a seis semanas de cárcel por no llevar mascarilla en Singapur

Un británico que se negó a usar la mascarilla en trenes y otros lugares públicos tendrá que pasar seis semanas en prisión

Foto: Singapur se muestra muy estricto en el cumplimiento de las leyes (EFE EPA/Wallace Woon)
Singapur se muestra muy estricto en el cumplimiento de las leyes (EFE EPA/Wallace Woon)

Benjamin Glynn, un ciudadano británico de 40 años, ha sido condenado a seis semanas de prisión por un juzgado de Singapur. El hombre estaba acusado de violar repetidamente los protocolos destinados a evitar la propagación del coronavirus por negarse a usar una mascarilla en público. Ahora, tendrá que entrar en la cárcel en los próximos días.

Este británico fue declarado culpable de cuatro cargos, todos ellos por no querer usar la mascarilla en lugares públicos como un tren. Además, también estaba acusado de provocar altercados y proferir amenazas hacia los funcionarios públicos que trataron de hacerle entender que la mascarilla era obligatoria.

Foto: Fuente: iStock.

Antes de recibir el veredicto, Benjamin Glynn tuvo que someterse a una evaluación psiquiátrica por orden del juez, que creía que su conducta y sus declaraciones en el tribunal eran producto de algún tipo de alteración. Los resultados no ofrecieron nada extraño, por lo que se le juzgó como a cualquier otra persona.

"Cargos ilegales"

El ciudadano británico pidió al tribunal que retiraran los cargos que pesaban contra él y que calificó como "ilegales". Además, exigió que se le devolviera su pasaporte para poder regresar a Reino Unido. Sin embargo, el juez le explicó que estaba "completamente equivocado" al pensar que no tenía que seguir las leyes vigentes en Singapur sobre el uso de mascarillas.

El juez obligó al acusado a hacerse una revisión psiquiátrica por sus actos

Benjamin Glynn no quiso contar con la ayuda de ningún abogado y se representó a sí mismo en el tribunal, recibiendo finalmente una condena de seis semanas de prisión que comenzará a cumplir inmediatamente. Singapur es una ciudad-estado conocida por exigir el cumplimiento estricto de sus leyes y no será la primera persona que entrará en la cárcel por no seguir las normas sobre el covid-19.

De hecho, tal y como publica la CNN, varios ciudadanos extranjeros han visto cómo revocaban sus permisos de trabajo por no cumplir las reglas del coronavirus. El pasado mes de febrero, un juzgado de Singapur condenó a otro británico a dos semanas de cárcel: su delito fue escapar de la habitación de su hotel mientras estaba en cuarentena para ver a su novia.

Benjamin Glynn, un ciudadano británico de 40 años, ha sido condenado a seis semanas de prisión por un juzgado de Singapur. El hombre estaba acusado de violar repetidamente los protocolos destinados a evitar la propagación del coronavirus por negarse a usar una mascarilla en público. Ahora, tendrá que entrar en la cárcel en los próximos días.

Singapur
El redactor recomienda