Algo se mueve en el Mar Negro, pero no será la Tercera Guerra Mundial (según Putin)
  1. Mundo
Una "compleja provocación"

Algo se mueve en el Mar Negro, pero no será la Tercera Guerra Mundial (según Putin)

Putin culpa a Reino Unido y EEUU de los disparos de advertencia contra el buque británico cerca de Crimea: "Tenían objetivos militares"

Foto: El presidente ruso, Vladímir Putin (Reuters)
El presidente ruso, Vladímir Putin (Reuters)

Algo se mueve en el Mar Negro, pero no será, al menos según Vladímir Putin, la Tercera Guerra Mundial. En su particular maratón anual de 'Aló Presidente' televisado este miércoles, el presidente ruso ha acusado al Gobierno británico -en colaboración de Estados Unidos-, de deliberadamente organizar una "compleja provocación" con objetivos militares mediante la presunta entrada de un destructor de la Marina Real en aguas de la anexionada Crimea.

El pasado miércoles, la Flota del Mar Negro de la Armada rusa abrió fuego y lanzó bombas a modo de advertencia contra el navío británico HMS Defender, un destructor de tipo 45 que, siempre según la versión rusa, habría entrado ilegalmente en aguas territoriales rusas en la zona de Crimea, anexionada por Rusia en 2014. Reino Unido negó la mayor y afirmó que el navío hacía "paso inocente" por aguas territoriales de Ucrania. El choque desató también un incidente diplomático, cuando el embajador británico en Rusia fue convocado para dar explicaciones por la "violación de su territorio", y también un detalle propio de película de espías: apenas unos días después, se encontraron unos documentos clasificados sobre el incidente en una parada de autobús en el condado de Kent.

Foto: El destructor británico Defender, el pasado 14 de junio en Estambul. (Reuters)

"Esto [la presunta incursión del destructor británico en aguas rusas] fue una provocación, por supuesto", ha defendido el mandatario ruso, en respuesta a una pregunta en la última edición del 'Línea Directa con Vladímir Putin', un maratoniano programa en el que Putin responde a cientos de preguntas enviadas por ciudadanos rusos, desde la vacunación (Putin ha revelado que se vacunó con Sputnik V) a sobre si se había estado a punto de desatar la Tercera Guerra Mundial en su patio trasero. "Incluso si hubiéramos hundido el destructor británico cerca de Crimea, es poco probable que el mundo hubiera estado al borde de una Tercera Guerra Mundial", ha respondido Putin.

Una hipotética guerra que, ha alardeado Putin, “[en Occidente] saben que no pueden emerger como ganadores, y eso muy importante”.

"Incluso si hubiéramos hundido el destructor británico cerca de Crimea, es poco probable que el mundo hubiera estado al borde de una Tercera Guerra Mundial"

Pero, con guerra mundial o sin guerra mundial, Putin ha continuado con sus acusaciones contra Reino Unido y EEUU, apuntando a una compleja maniobra de espionaje sobre las tropas rusas. "Está claro que el destructor [entró en aguas rusas] primero para conseguir objetivos militares, intentando con la ayuda de un avión de reconocimiento de EEUU revelar las acciones de respuesta de nuestro ejército para detener tales provocaciones", ha señalado Putin. El avión espía estadounidense habría despegado desde una base militar de la OTAN en Creta (Grecia), ese mismo día.

Foto: Cañonero de la Armada Rusa en el río Don. (Reuters)

Putin ha asegurado que hay un "componente político" en el incidente, que tuvo lugar poco después de su primer encuentro cara a cara con el presidente de EEUU, Joe Biden, en Ginebra (Suiza). "Uno debe preguntarse por qué era necesario llevar a cabo una provocación semejante", ha dejado caer, para después señalar a la comunidad internacional: "¿Por qué se hace todo esto? Para enfatizar que esta gente no respeta la decisión de los crimeos de unirse a la Federación Rusa". En 2014, Crimea celebró un irregular referéndum que la incorporó a la Federación Rusa, en lo que parte de la comunidad internacional vio como una "anexión ilegal" de territorio ucraniano.

'Sea Breeze' en el Mar Negro

El Mar Negro ha tenido durante mucho tiempo una gran importancia estratégica. Era el teatro para un conflicto importante entre las potencias occidentales, Francia, Gran Bretaña y la Rusia imperial a mediados del siglo XIX. Durante la Guerra Fría, fue la ruta más corta de la Unión Soviética hacia Irán y el Medio Oriente. Turquía, un aliado de la OTAN, se encontraba a horcajadas sobre la salida sur del Mar Negro hacia el Mediterráneo, frente a Rusia a través del Mar Negro hacia el norte. Enfrentada tanto a Ucrania como a Georgia, Rusia tiene mucho que defender (y controlar) en este mar interior, vía rusa hacia el Mediterráneo y donde la OTAN mantiene su presencia, rivalizando con Rusia.

Precisamente este 28 de junio la OTAN y Ucrania iniciaron en el Mar Negro las mayores maniobras navales en casi un cuarto de siglo, un ejercicio militar que la embajada rusa en EEUU pidió cancelar para evitar nuevos incidentes.

Las maniobras Sea Breeze 2021 reunirán este año el mayor número de efectivos de su historia con más de 30 países participantes, entre ellos Ucrania, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Holanda y Turquía, que aportan 5.000 efectivos, 32 barcos y 40 aviones. El Sea Breeze 2021, que se prolongará hasta finales de julio, consistirá en ejercicios de guerra anfibia, maniobras terrestres, operaciones de buceo, operaciones de bloqueo marítimo, defensa aérea, integración de operaciones especiales, guerra antisubmarina y búsqueda y rescate. La OTAN asegura que los ejercicios son de naturaleza defensiva y se proponen reforzar la coordinación en el marco del "compromiso marítimo con la seguridad colectiva".

Acoso a un buque neerlandés

El incidente del destructor británico la semana pasada no es el único que se ha producido en los últimos días en el Mar Negro. Este martes, el Ministerio de Defensa neerlandés ha denunciado el "peligroso" acoso de dos cazas rusos contra un buque de la Marina Real de Países Bajos el pasado jueves, apenas un día después del incidente con el destructor británico.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, se enviaron dos cazas para "escoltar" el HNLMS Evertsen con el objetivo de "prevenir el cruce ilegal de la frontera rusa". Países Bajos ha denunciado que los cazas "intimidaron" al navío durante varias horas, volando muy bajo y cerca del buque cuando navegaba al sureste de Crimea, "creando una situación peligrosa" para el buque, tras lo que "tuvo fallas de su equipo electrónico". Además, los cazas "estaban armados con bombas y misiles aire-tierra".

Vladimir Putin