Marruecos afirma que la entrada masiva en Ceuta se debe al cansancio de su policía tras Ramadán
  1. Mundo
Primeras declaraciones de Rabat

Marruecos afirma que la entrada masiva en Ceuta se debe al cansancio de su policía tras Ramadán

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí reunió urgentemente a la prensa para responder a la declaración de Margarita Robles que denunció el “chantaje” de Rabat

placeholder Foto: El ministro de Exteriores marroquí, Nasar Burita. (EFE)
El ministro de Exteriores marroquí, Nasar Burita. (EFE)

La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, “no regresará [a Madrid] mientras las causas de la crisis perduren”, afirmó el jueves por la tarde el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, en un encuentro convocado deprisa y corriendo con un grupo restringido de periodistas. La embajadora fue llamada a consultas el 18 de mayo.

Bourita tomó la decisión de reunir a los periodistas después de que la ministra española de Defensa, Margarita Robles, declarase en La Sexta y en RNE, que Marruecos sometía a España a un “chantaje” y su actitud constituía una “amenaza”. Ningún miembro del Gobierno español se había hasta el momento expresado en términos tan duros sobre la llegada en 48 horas a Ceuta de 8.000 inmigrantes marroquíes, muchos de ellos menores de edad.

Foto: Emigrantes se enfrentan con los antidisturbios marroquíes en Fnidq, Castillejos. (EFE)

“El Marruecos de hoy no es el Marruecos de ayer”, afirmó Bourita en unas palabras que se interpretan como una respuesta a las entrevistas de Robles con los medios de comunicación. “Algunos círculos en España deben actualizar su visión de Marruecos”, añadió.

Culpa del Ramadán

El jefe de la diplomacia marroquí negó cualquier vínculo entre lo sucedido en Ceuta y la crisis diplomática entre los dos vecinos que atribuyó exclusivamente a la hospitalización en España, desde el 18 de abril, de Brahim Ghali, el líder del Frente Polisario que lucha por la independencia del Sáhara Occidental controlado por Marruecos.

La oleada migratoria en Ceuta es explicable, afirmó, “por el contexto de cansancio por la policía marroquí tras las fiestas del Ramadán”, el mes de ayuno de los musulmanes que concluyó el 13 de mayo con la celebración del Aid el Fitr. Denunció de paso lo que calificó de “total inacción de la policía española” en la frontera de Ceuta que por cada cien agentes marroquíes solo desplegó a un español.

Bourita dedicó buena parte de su intervención a arremeter contra “la campaña de hostilidad mediática” de la prensa española. Se está desarrollando “una movilización de todos los medios de comunicación contra Marruecos en unos términos inaceptables y con la intervención, a veces, de altos funcionarios”. “Madrid debe hacer gala de una mayor transparencia con su opinión pública”, recalcó.

Ceuta Ramadán