Operación Guardianes del Muro, día 2: lluvia de cohetes sobre Tel Aviv y sangre en Gaza
  1. Mundo
28 VÍCTIMAS EN GAZA, 3 EN ISRAEL

Operación Guardianes del Muro, día 2: lluvia de cohetes sobre Tel Aviv y sangre en Gaza

En apenas 24 horas y por segundo día consecutivo, Israel y Hamás han intercambiado fuertes bombardeos y centenares de ataques con cohetes

placeholder Foto: El sistema de antimisiles israelí, Cúpula de Hierro, intercepta múltiples cohetes lanzados desde la Franja de Gaza. (Reuters)
El sistema de antimisiles israelí, Cúpula de Hierro, intercepta múltiples cohetes lanzados desde la Franja de Gaza. (Reuters)

Una vez suelta la espita, está siendo difícil apagar el fuego. En apenas 24 horas y por segundo día consecutivo, Israel y Hamás han intercambiado fuertes bombardeos y centenares de ataques con cohetes que se han cobrado al menos 28 víctimas mortales en Gaza —de estas, 10 niños, según el Ministerio de Salud gazatí— y tres en Israel. Y con los primeros muertos, ni Israel ni Hamás en Gaza parecen dispuestos a rebajar la tensión, la peor que vive la zona desde 2014, cuando la operación militar israelí contra la Franja se cobró las vidas de 2.000 personas, la mayoría civiles, según la ONU.

Este martes, el primer ministro israelí en funciones, Benjamin Netanyahu, ha prometido "aumentar la intensidad y cantidad" de los bombardeos sobre Gaza, y un portavoz del Ejército israelí (IDF) ha pronosticado que la operación, bautizada por los israelíes como Guardian of the Walls (Guardianes de los Muros) será de "larga duración". Las propias fuerzas armadas están movilizando reservistas. En Gaza, Hamás se opone a negociar un alto el fuego hasta que Israel retire todos los agentes policiales y militares desplegados en la Explanada de las Mezquitas y Sheij Jarrah, el barrio en Jerusalén Oriental donde varias familias palestinas iban a ser desalojadas para dar paso a colonos judíos y que se convirtió en la chispa que ha incendiado la tensión. Han bautizado la operación como Espada de Jerusalén.

Tanto Egipto como Qatar han puesto en marcha contactos diplomáticos con ambas partes en un primer intento de mediación que, al menos de momento, ha sido estéril.

Con la llegada del atardecer, las sirenas han sonado continuamente en Tel Aviv y el cielo se ha visto iluminado por una lluvia de cohetes lanzados desde Gaza. Según vídeos publicados en medios locales, algunos cohetes han logrado esquivar la batería antimisiles israelí, generando pequeños fuegos en la ciudad. El aeropuerto de Ben Gurión ha tenido que ser clausurado y los vuelos con destino a la ciudad, derivados a Chipre. Según el Ejército israelí, Hamás habría disparado al menos 850 cohetes contra el área en apenas una ventana de unas horas. Una de las víctimas mortales israelíes ha sido una mujer a las afueras de Tel Aviv.

Foto: Cohetes disparados desde Gaza. (EFE)

Esta última andanada de cohetes desde Gaza (a 70 kilómetros de Tel Aviv) ha sido, según un comunicado de Hamás, en respuesta al "bombardeo deliberado" por parte de Israel de un edificio —de 13 plantas, residencial, no militar— que ha tenido que ser desalojado y que ha quedado reducido a escombros.

A lo largo del día, apenas ha habido descanso, especialmente en Gaza y las localidades del sur de Israel. Según cifras del Ejército israelí, Hamás y el grupo islamista Yihad Islámica lanzaron desde Gaza al menos 630 cohetes hacia territorio israelí. La inmensa mayoría fueron interceptados por el sistema antimisiles israelí Cúpula de Hierro, pero aun así se han producido al menos tres víctimas mortales y una decena de heridos, algunos de gravedad.

Una Gaza reducida a escombros

Desde primera hora de la mañana, el Ejército israelí ha respondido con más de 500 bombardeos a los cohetes lanzados el lunes desde Gaza sobre Jerusalén, a la que han considerado "una línea roja" después de que Hamás, tras muchas amenazas, decidiera sellar con cohetes su respuesta a los enfrentamientos entre la policía y palestinos en la Explanada de las Mezquitas y el barrio de Sheij Jarrah, que se recrudecieron especialmente el pasado fin de semana y dejaron más de 300 heridos entre los palestinos. Las brigadas de Ezzeldin Al-Qassam, el brazo armado de los militantes islamistas de Hamás, habían amenazado con atacar Jerusalén si no retiraba sus fuerzas de seguridad de la mezquita de Al Aqsa y otras áreas de Jerusalén Este y liberaba a los detenidos en las recientes protestas a las 18:00 del lunes.

Los bombardeos israelíes habrían costado la vida al menos a una veintena de milicianos de Hamás y del grupo Yihad Islámica, según estimaciones israelíes. Entre los objetivos militares alcanzados en la Franja, apenas reconstruida tras el destrozo de la operación militar de 2014 y muy azotada por brotes de coronavirus, habría instalaciones para entrenamiento, almacenes de cohetes, la casa de un comandante de Hamás y varios túneles.

Bombas israelíes derriban un edificio de viviendas en Gaza

Pero entre las víctimas en Gaza también hay civiles, según ha denunciado el Ministerio de Salud gazatí, que alza el recuento de víctimas mortales a 28, entre ellas, 10 niños, y por cuyas muertes responsabiliza a bombardeos israelíes.

Pero el conflicto está yendo más allá de Gaza. La tensión entre palestinos e incluso árabes israelíes (el 20% de la población de Israel) y judíos nacionalistas y colonos sigue preñando de violencia las calles de Jerusalén, dejando varios muertos y numerosos incidentes de linchamientos en ambos bandos. Con la militarización del conflicto, las protestas no han disminuido tampoco en Sheij Jarrah, lo que ha forzado un despliegue extraordinario de la policía israelí.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Gaza Israel
El redactor recomienda