China condena a muerte a dos exfuncionarios de Xinjiang por separatismo
  1. Mundo
ambos se declararon cupables

China condena a muerte a dos exfuncionarios de Xinjiang por separatismo

En las últimas semanas, China ha sido sancionada por varios países occidentales por la supuesta violación de los Derechos Humanos en dicha región, al noroeste del país

placeholder Foto: Un campo de algodón en Xinjiang, China. (Reuters)
Un campo de algodón en Xinjiang, China. (Reuters)

Las autoridades judiciales de la región china de Xinjiang, en el noroeste del país, han condenado a muerte a dos exfuncionarios por colaborar en actividades separatistas.

Según la agencia de noticias Xinhua, el vicepresidente del Tribunal Popular Superior de Xinjiang, Wang Langtao, ha informado en una rueda de prensa de que los exfuncionarios Shirzat Bawudun y Sattar Sawut han sido condenados a muerte con una suspensión de dos años después de declararse culpables y no presentar apelaciones contra los delitos de los que han sido acusados.

Foto: Líderes de la Unión Europea hablando con Xi Jinping por videoconferencia. (Reuters)

Shirzat Bawudun era funcionario del Departamento de Justicia de la provincia de Xinjiang y ha sido condenado por pertenecer al Movimiento por la Independencia del Turkestán Oriental, un grupo de milicianos que, según Pekín, reivindica la independencia de Xinjiang y colaborar con fuerzas separatistas extranjeras.

Por su parte, Sattar Sawut era funcionario del Departamento Educativo de la misma provincia y, según el tribunal que lo ha condenado, durante su trabajo "exigió enérgicamente que se incorporara contenido que predicara el separatismo étnico, la violencia, el terrorismo y el extremismo religioso en los libros de texto para dividir el estado".

Asimismo, ambos exfuncionarios han sido acusados de "aprovechar" sus cargos para aceptar sobornos, pero han sido condenados por "dividir al país". En las últimas semanas, China ha sido sancionada por varios países occidentales por la supuesta violación de los Derechos Humanos en la región de Xinjiang. Por su parte, el gigante asiático ha negado estas acusaciones y ha acusado a Occidente de "interferir" en asuntos internos.

Derechos humanos