Un 'megabarco' de más de 200.000 toneladas mantiene bloqueado el canal de Suez
  1. Mundo
Toda la tripulación está a salvo

Un 'megabarco' de más de 200.000 toneladas mantiene bloqueado el canal de Suez

La falta de visibilidad ocasionada por las fuertes ráfagas de viento habría provocado que el carguero Ever Given se ladease en el kilómetro 151, bloqueando con esa inestabilidad la vía marítima

Foto: Se trata del Evergreen, encargado de transportar cientos de contenedores desde China hasta Rotterdam (Reuters)
Se trata del Evergreen, encargado de transportar cientos de contenedores desde China hasta Rotterdam (Reuters)

Un buque portacontenedores sigue bloqueando el canal de Suez después de haberse desviado de su rumbo como consecuencia de una "ráfaga de viento", que provocó que se ladease en el kilómetro 151 del canal mientras lo cruzadaba desde el sur procedente de China, de acuerdo con lo que indica en un comunicado, consultado por la Agencia Efe, el presidente del canal de Suez. El atasco, que se inició este martes, ha originado una enorme cola de vehículos similares en los dos extremos de la arteria comercial internacional, una vía marítima que se mantiene todavía bloqueda. El carguero encallado recibe el nombre de Ever Given, es operado por la compañía taiwanesa Evergreen y se trata de un 'megabarco' de 220.000 toneladas y 400 metros de largo que transporta cientos de contenedores desde China hasta Rotterdam (Holanda).

Los primeros informes aventuran que el vehículo perdió energía. Sin embargo, el operador del barco contó a The Guardian que "el contenedor encalló accidentalmente después de ser supuestamente golpeado por una ráfaga de viento. La compañía ha instado al propietario de este que indique cuál ha sido la causa del incidente y que lo resuelva lo antes posible". La firma nipona Shoei Kisen, propietaria del buque con bandera panameña que a primera hora de este jueves continúa encallado, trabaja con las autoridades locales para resolver la situación, que han calificado de "extremadamente difícil". "Estamos intentando resolver la incidencia con las autoridades locales y con la empresa gestora de la mercancía Bernhard Schulte Ship Management. Seguiremos haciendo todos los esfuerzos para solucionar la situación", han apuntado desde Shoei Kisen, a la par que han informado de que entre los tripulantes no hay ninguna persona herida y que no se ha producido hasta el momento ningún daño en cubierta que pueda provocar una posible fuga del combustible

Los meteorólogos egipcios alertaron de la presencia este martes 23 de marzo de fuertes vientos y una tormenta de arena que azotaron el lugar, razón por la que la autoridad del paso marítimo ha justificado que se produjera el accidente por "la falta de visibilidad". De hecho, las ráfagas de vientoalcanzaron hasta los 50 kilómetros por hora. Por suerte, Bernhard Schulte Shipmanagement, la empresa que gestiona la mercancía del Ever Given, anunció buenas noticias: "Toda la tripulación está a salvo. No se han reportado heridos o contaminación".

"Este es un buque de 400 metros, al perder la maniobrabilidad cae hacia uno de sus costados, y resulta ser que toca el fondo del canal, y al tocar el fondo quizá la corriente o el mismo viento lo empujan y obstruye la vía acuática", comentó por su parte el jefe de la Dirección General de Marina Mercante (DGMM) de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Rafael Cigarruista, que destacó también que las autoridades marítimas de Panamá han abierto ya una investigación para esclarecer las causas del accidente. De acuerdo con las declaraciones que recoge Efe, cuentan con "bastante información" para realizar un informe preliminar, que estimó podría estar listo "en los próximos 15, 30 días, dependiendo de cómo siga fluyendo la información".

No es la primera vez que pasa

En el vídeo presentado a continuación puede observarse cómo el buque cierra el paso a los remolcadores enviados por las autoridades egipcias que intentan desatascarlo. De hecho, hasta el lugar se desplazó una excavadora que ha tratado, sin suerte suerte hasta el momento, de excavar el terreno para liberar la proa.

Julianne Cona, autora de una fotografía publicada en su perfil de Instagram, fue testigo de este drama internacional mientras la embarcación a la que estaba subida esperaba anclada. "Con suerte, no estará demasiado tiempo bloqueado, pero, por lo que parece, el barco está bastante atascado", escribió.

Esta no es la primera ocasión en la que un buque se queda encallado en el canal de Suez. No hace mucho, en 2017, un barco japonés se atascó. Sin embargo, el suceso se resolvió con rapidez y, en cuestión de horas, fue liberado. Un episodio más grave tuvo lugar cerca del puerto de Hamburgo (Alemania) en 2016. En este caso, un barco quedó atascado y necesitó doce remolcadores para sacarlo después de cinco días.

Internacional
El redactor recomienda