FUE ASTRONAUTA DE LA NASA

El milagro de Kathy Sullivan: así 'holló' el espacio y el punto más profundo del océano

Un norteamericana de 68 años acaba de hacer historia al convertirse en la primera persona del mundo en conquistar el punto más alto y más bajo conocidos por el ser humano

Foto: Kathy Sullivan, junto a Victor Velosco tras alcanzar el Challenger Deep. (EYOS Expeditions)
Kathy Sullivan, junto a Victor Velosco tras alcanzar el Challenger Deep. (EYOS Expeditions)

Todo lo que conocemos del planeta Tierra y del espacio es gracias a numerosos investigadores que trabajan, día tras día desde hace cientos de años, para desentrañar todos los misterios que nos rodean. Sin ellos, sería imposible entender la vida y el contexto en el que se desarrolla. Y dentro de ese increíble grupo de exploradores, destaca un nombre por encima de todos: Kathy Sullivan. A sus 68 años, se acaba de convertir en la primera persona del mundo en llegar al punto más alto y más bajo conocido por el ser humano.

Esta norteamericana saltó a la fama en el año 1984, cuando se convirtió en la primera mujer norteamericana en realizar una caminata por el espacio. Como astronauta de la NASA, fue tripulante en tres misiones de transbordadores espaciales, haciendo historia el 11 de octubre de 1984 cuando, durante tres horas y media, realizó un paseo espacial cuyo objetivo no era otro más que confirmar que un satélite podría repostar mientras se encontraba en órbita. Pero ha querido ir más allá y, ahora, ha hecho algo único en la especie humana.

Han pasado casi 40 años de aquel hito histórico y, ahora, acaba de conseguir otro increíble logro: ser una de las únicas ocho personas que han conseguido llegar al punto más profundo del océano, el Challenger Deep, situado en la Fosa de las Marianas. Consiguió esta hazaña el pasado 7 de junio de la mano de EYOS Expeditions, y acaba de anunciarlo junto a Victor Velosco, un aventurero que tiene en su poder el récord de ser la primera persona de la historia en llegar a los cinco puntos más profundos del océano. Ahora, Sullivan ya sabe lo que es estar en el punto más alto y en el punto más bajo conocido por el ser humano.

"Fue un día extraordinario, un día único en la vida", aseguró Sullivan tras su increíble logro. No en vano, se sumergió casi 11 kilómetros de profundidad. Lo hizo a bordo de un vehículo denominado Limiting Factor, pensado para sumergirse a grandes profundidades y poder conocer lugares de difícil acceso para ser humano. Gracias a él, consiguieron descender al punto más bajo del planeta y observar cómo es uno de los lugares más impresionantes del planeta: como colofón, desde allí gestionó una llamada con la Estación Espacial Internacional, situada en ese momento a 408 kilómetros de altura.

El Challenger Deep es uno de los lugares más increíbles que el ser humano ha tenido la posibilidad de visitar. Fue descubierto en el año 1875 por un barco llamado HMS Challenger, de donde toma su nombre, siendo el primero en sondear la profundidad de la zona. Situado a unos 300 kilómetros de Guam, en el Pacífico Sur, desde ese momento fue considerado uno de los puntos más oscuros y solitarios del planeta, pero recientes inspecciones llevadas a cabo en los últimos años han demostrado que estaban completamente equivocados.

La de las Marianas es la fosa oceánica más profunda conocida, con casi 11 kilómetros.
La de las Marianas es la fosa oceánica más profunda conocida, con casi 11 kilómetros.

No solo destaca por ser una zona que rebosa de vida, donde se han encontrado numerosas nuevas especies de crustáceos y otra serie de animales marinos nunca antes vistos. Pero, por si fuera poco, no solo se han hallado nuevas formas de vida, sino que la contaminación y el mal hacer del ser humano también ha llegado a la zona, donde se han llegado a descubrir restos plásticos y envoltorios de alimentos de marcas muy conocidas.

Geóloga y oceanógrafa de profesión, tras su paso por la NASA Sullivan formó parte de la Administración Nacional Oceánica y Aymosférica (NOAA) y de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia. En 1984 hizo historia al ser la primera mujer norteamericana en dar un paseo espacial y, ahora, también ha sido la primera en descender al punto más bajo del planeta: ambos logros la convierten en la única persona en el mundo en haber estado en el espacio y en la mayor profundidad marina conocida. Un hito que será muy difícil de igualar.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios