Muerte de George Floyd

Trump amenaza con desplegar el Ejército frente a los "actos de terrorismo doméstico"

El presidente compareció en el jardín de la Casa Blanca mientras centenares de personas protestaban en el exterior del recinto. Los disturbios y saqueos continuaban tras el toque de queda en NY

Foto: Manifestantes protestas pacíficamente antes de que la policía les dispersara con gas pimienta (Reuters)
Manifestantes protestas pacíficamente antes de que la policía les dispersara con gas pimienta (Reuters)

"Acabaremos con esto ahora". Así de tajante se mostró el presidente de Estados Unidos en una comparecencia pasada la medianoche —hora española— en los jardines de la Casa Blanca mientras a tan solo unos metros, fuera del recinto presidencial, los manifestantes eran dispersados con gas pimienta.

En un clima de creciente tensión tras el homicidio de George Floyd a manos de un policía, Trump anunció que si los estados y autoridades locales no despliegan la Guardia Nacional y los agentes del orden para tumbar las protestas, su Administración movilizará el Ejército de EEUU en su propio territorio. Trump se refirió a la violencia de estos días como "actos de terrorismo doméstico".

El presidente tomó medidas específicas para la capital, Washington DC, tras noches de saqueos y disturbios como no se recordaban en las últimas décadas. Anunció que, mientras hablaba, se estaban desplegando "miles y miles de soldados, personal militar y agentes del orden muy armados". Asimismo, ordenó cumplir el toque de queda desde las 19:00 en el distrito.

"Solo hay una ley, una ley preciosa". Dispositivos de la Policía Militar de la Guardia Nacional se fueron desplegando durante la tarde en la ciudad. A pesar del toque de queda, las protestas pacíficas se han convertido a última hora en disturbios y saqueos que aún continúan en muchas ciudades de la costa oeste, como Nueva York y la capital.

Trump amenaza con desplegar el Ejército frente a los "actos de terrorismo doméstico"

El país ha visto cómo una espiral de manifestaciones, algunas pacíficas y otras violentas, se ha ido extendiendo por todo el territorio tras el suceso de hace una semana. Según el magnate neoyorquino, son los antifascistas y los "anarquistas profesionales" quienes se encuentran detrás de las movilizaciones, que claman contra el racismo en el país.

La policía dispersa a los manifestantes en Washington (Reuters)
La policía dispersa a los manifestantes en Washington (Reuters)

"Hoy he recomendado encarecidamente a los gobernadores que movilicen la Guardia Nacional en números suficientes para que dominemos las calles. Alcaldes y gobernadores deberán establecer una presencia abrumadora de agentes del orden hasta que la violencia sea frenada. Si una ciudad o un estado se niegan a tomar las acciones necesarias para defender la vida y la propiedad, desplegaré el Ejército de EEUU y resolveré rápidamente su problema", amenazó Trump.

El mandatario, que se autoproclamó "presidente de la ley y el orden" y "protector" de los estadounidenses, fue enumerando algunos actos de violencia que han ocurrido en los últimos días en EEUU. "Es una ofensa a la humanidad y un crimen contra Dios", aseveró el mandatario, al que se ha acusado desde múltiples sectores de no haber dado un mensaje de unidad y, en su lugar, haber optado por avivar el incendio que asola el país en uno de los mayores conflictos sociales de las últimas décadas.

Horas antes, se filtraron las palabras que dirigió el magnate en una llamada con los líderes estatales en que dijo que había que "dominar" a los manifestantes y que si no lo conseguían, les "arrollarían" y parecerían unos "idiotas".

Mientras Trump pronunciaba sus palabras, podían escucharse los disparos de lo que probablemente fueran pelotas de goma en el exterior. Trump eligió dar su discurso en pleno jardín mientras a unos cientos de metros se lanzaban botes de gas pimienta contra los manifestantes, en lugar de ofrecer sus declaraciones en la sala de la Casa Blanca o en el despacho oval, escenarios donde se suelen ofrecer estos mensajes a la nación.

Tras terminar su mensaje, salió del recinto de la residencia presidencial y caminó hacia una iglesia cercana entre un imponente dispositivo de seguridad. El paseo duró solo unos minutos, tras posar con una Biblia y volver al recinto presidencial.

Trump amenaza con desplegar el Ejército frente a los "actos de terrorismo doméstico"

Este viernes, el presidente tuvo que ser llevado al búnker existente en la Casa Blanca por la preocupación de que las manifestaciones en los alrededores pudieran ir a más y amenazaran la seguridad del republicano. Lo que en circunstancias normales es un entorno tranquilo y plagado de curiosos que se fotografían frente a la residencia presidencial, en los últimos días ha mutado hasta convertirse en un escenario de humo, fuego, gritos y caos.

Séptima noche de disturbios

Las palabras de Trump no han amainado las protestas en las calles, que han vuelto a vivir otra noche de disturbios y saqueos, pese a los toques de queda declarados en las principales ciudades del país. En la capital, Washington DC, algunos manifestantes siguen el partes del centro de la ciudad, pese a que las fuerzas de seguridad intentan dispersarlos. Algunos grupos está lanzando piedras y destruyendo los escaparates de las tiendas.

Personas fotografían el escaparate roto de una tienda de Verizon en Manhattan, Nueva York (EFE)
Personas fotografían el escaparate roto de una tienda de Verizon en Manhattan, Nueva York (EFE)

Pasadas las 23.00 hora local, todavía había manifestantes en las calles y un helicóptero militar sobrevuela la zona en un intento de dispersar a la multitud, ya que vuela a baja altura para crear un fuerte viento y que se levante la suciedad y arenilla del suelo.

Mientras, en Nueva York, al caer el sol en Nueva York, comenzaban los primeros saqueos en la que supone la quinta jornada consecutiva de protestas en la ciudad por la muerte de Floyd.

Trump amenaza con desplegar el Ejército frente a los "actos de terrorismo doméstico"

A las 9 de la noche hora local, la enorme tienda de Microsoft de la lujosa Quinta Avenida estaba siendo saqueada por jóvenes manifestantes pese a los grandes tablones de madera colocados en las puertas del establecimiento para tratar de evitar un ataque, que fueron arrancados de cuajo.

Los primeros asaltos de las tiendas se producían pese a la importante presencia policial en la zona, con varios vehículos policiales a apenas dos manzanas de Microsoft. No se libraron tampoco las tiendas de Nintendo, Michael Kors, Kate Spade o Barnes and Noble de la Quinta Avenida, mientras que la policía se enfrentó con jóvenes que irrumpieron en un establecimiento ubicado en el Rockefeller Center.

Lugar donde arrestaron a George Floyd, en Minneapolis (EFE)
Lugar donde arrestaron a George Floyd, en Minneapolis (EFE)

En otro punto de país, en Texas, se han producido alterados entre manifestantes que habían cerrado un puente en Dallas y la policía, que ha procedido a detenerlos. Los agentes arrojaron gas lacrimógeno contra los participantes en la protesta, algunos de los cuales fueron detenidos. Muchos de ellos se sentaron en el suelo para evitar que la policía avanzara por el puente.

Por otro lado, en Chicago, en el estado de Illinois, miles de personas participaron en protestas pacíficas en las áreas de Lakeview y Uptown, y se han producido saqueos en varios barrios.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios