La autopsia oficial de George Floyd certifica que su muerte fue un homicidio
  1. Mundo
Protestas en todo EEUU por la muerte de Floyd

La autopsia oficial de George Floyd certifica que su muerte fue un homicidio

El informe inicial de la policía sostenía que Floyd había muerto por una serie de patologías previas y su consumo de sustancias

Foto: La autopsia oficial de George Floyd certifica que su muerte fue un homicidio
La autopsia oficial de George Floyd certifica que su muerte fue un homicidio

Primero fue el vídeo, los algo más de 8 minutos en los que el agente de policía Dereck Chauvin inmovilizó contra el suelo, con la rodilla sobre el cuello, al afroamericano George Floyd, pese a sus lamentos de "No puedo respirar, agente". Luego fue el informe inicial de la autopsia, filtrado hace unos días a la CNN: "No hay evidencias que sustenten el diagnóstico de una asfixia traumática o estrangulación. Floyd presentaba condiciones médicas previas". Ninguno de los agentes implicados fue entonces arrestado. La indignación estalló y las protestas empezaron a multiplicarse por todo el país, ante lo que no solo parecía un ejemplo más de la violencia policial contra los afroamericanos, sino también un intento de encubrir, proteger y no procesar a los agentes implicados.

Sin embargo, este lunes un análisis médico independiente ha rebatido el polémico informe filtrado de la autopsia, determinando que la causa de la muerte de Floyd sí fue asfixia, como resultado de una presión sostenida sobre su cuello. Apenas unas horas después, se hacía público un informe oficial de la autopsia del forense del condado de Hennepin que concluía que la muerte de Floyd fue un homicidio.

Foto: El eterno ciclo de violencia policial en EEUU: ¿Han servido las medidas y protestas?

Según el documento, hecho público por el diario The Washington Post este lunes, Floyd murió de paro cardiopulmonar que se complicó con el subyugamiento, limitación y compresión del cuello".

El informe independiente

El informe oficial de la autopsia ha sido hecha pública después de que los abogados de la familia Floyd publicaran un informe de peritos externos: "Los renombrados forenses Michael Baden y Allecia Wilson han descubierto que la causa de muerte de Floyd fue homicidio causado por asfixia debido a una presión en el cuello y la espalda que produjo una falta de riego de sangre al cerebro. La presión sostenida en el lado derecho de la arteria carótida de Floyd impidió el flujo de sangre al cerebro, y el peso sobre su espalda impidió su capacidad de respirar", han informado en un comunicado los abogados de la familia Floyd.

"Los examinadores forenses independientes han descubierto que el peso en la espalda, las esposas y la posición [en la que se retuvo a Floyd] fueron factores que contribuyeron [a su muerte], ya que éstos dañaron la capacidad de funcionamiento del diafragma de Floyd. Por toda esta evidencia, los doctores sostienen que ahora parece que Floyd murió en la misma escena [donde fue retenido]", continúa el comunicado.

No solo fue la rodilla en el cuello de George [Floyd] la causa de su muerte, sino también lo fue el peso de los otros dos oficiales de policía en su espalda

Tras la aparición de las primeras imágenes, un segundo vídeo de la escena que retrata la muerte sobre el asfalto de Mineápolis de George Floyd, pero desde otro ángulo, muestra a otros dos agentes también participando en la retención del afroamericano ejerciendo presión sobre su espalda, que mantuvieron incluso cuando ya estaba inconsciente. "No solo fue la rodilla en el cuello de George [Floyd] la causa de su muerte, sino también lo fue el peso de los otros dos oficiales de policía en su espalda, que no solo bloquearon el flujo de sangre a su cerebro sino también de aire [oxígeno] al cerebro", ha añadido Antonio Romanucci, uno de los abogados de la familia.

Según el comunicado de los abogados, los registros de emergencia médicos señalan que Floyd murió allí mismo, un extremo negado en la primera versión de las autoridades policiales, quienes sostenían que Floyd murió minutos después en el hospital. El informe de los forenses independientes también es concluyente en otro polémico aspecto: "No había otros aspectos sanitarios [patologías previas] que pudieran causar o contribuir a su muerte".

Informe inicial: patologías previas y sustancias

El informe inicial filtrado a la CNN y que generó tanta polémica sostenía una versión bien distinta: “La autopsia no reveló evidencias físicas que sustenten el diagnóstico de una asfixia traumática o estrangulación. El señor Floyd presentaba condiciones médicas previas, incluyendo una enfermedad de la arteria coronaria e hipertensión arterial. La combinación de estos efectos con que el señor Floyd fuera retenido por la policía, con las condiciones médicas previas y la presencia de potenciales sustancias tóxicas en su sistema podrían haber contribuido a su muerte”. El texto del informe, y a la luz de las imágenes del momento publicadas, fue recibido con incredulidad y estupefacción, además de enfado que terminó por incendiar aún más las protestas.

Sólo días después de que las protestas desbordaran a las fuerzas del orden de Mineápolis, Dereck Chauvin fue finalmente detenido. El cargo que se le acusa es de homicidio en tercer grado, es decir, accidental. La familia pide, a tenor del vídeo y las últimas pruebas, que al menos se certifique el homicidio en segundo grado, intencional, y que se procese también a los otros agentes implicados.

Estados Unidos (EEUU) Vídeo Homicidios