18 PERSONAS QUE NO ACTUARON

La foto de la polémica: bomberos posando sonrientes delante de una casa en llamas

El subdirector de los bomberos asegura que era una vivienda vacía, pero sus dueños le rectifican: la estaban reformando para adaptarla a su madre, que sufre Alzheimer

Foto: Los 18 miembros del cuerpo de bomberos de Detroit, posando sonrientes mientras la casa arde a su espalda (Foto: Twitter)
Los 18 miembros del cuerpo de bomberos de Detroit, posando sonrientes mientras la casa arde a su espalda (Foto: Twitter)

Los bomberos son trabajadores incansables que se juegan la vida por los demás y que son apreciados allá donde van por su valor. Les hemos visto salir aplaudidos de decenas de lugares en los que han prestado sus servicios y su valentía está fuera de toda duda. Sin embargo, la polémica rodea a un grupo de bomberos de Detroit por culpa de una foto.

Todo sucedió en Nochevieja: una llamada alertó a los bomberos de un incendio en una vivienda y se envió un destacamento al lugar de los hechos. A partir de ese momento las versiones varían: según los bomberos, la casa estaba vacía y las llamas eran tan fuertes que no se podía hacer nada. Según los propietarios, ninguno de los bomberos hizo absolutamente nada por salvar la vivienda.

Lo que sí hicieron fue posar sonrientes delante de la casa y, después, subir esa imagen a las redes sociales. Fue lo único que hizo falta para incendiar metafóricamente la red: aunque borraron el post pocos minutos después, la fotografía comenzó a circular entre descalificativos de los usuarios, que no entendían esas sonrisas y su falta de profesionalidad.

El motivo, una despedida

Dave Fornell, subdirector del servicio de extinción de incendios de Detroit, ha explicado al New York Post que "el director, que está situado en el centro de la fotografía, se retiraba y creo que quisieron hacer esto como un recuerdo aunque, desafortunadamente, no sea nada profesional". También asegura que no había nadie en el interior de la casa, que era un edificio vacío y que se dedicaron a prevenir que el fuego se extendiera a otras viviendas.

La familia asegura que la casa no estaba abandonada, sino que la estaban reformando para adaptarla a la madre, que sufre Alzheimer

Sin embargo, los vecinos piensan de manera diferente. Los dueños de la casa, la familia Higginbotham, explican que la única razón de que estuviera vacía es porque la estaban reformando. Deonte Higginbotham, de 21 años, asegura que "estamos furiosos. Simplemente lo dejaron arder hasta los cimientos... Había dieciocho hombres y ninguno de ellos hizo nada. Todos ellos deben ser despedidos".

La madre de Deonte, Dorothy, tiene 70 años y sufre de Alzheimer, por lo que no le han dicho nada sobre el fuego: "Está realmente enferma en este momento. Estábamos tratando de reformar la casa para acomodarla a su enfermedad. Ahora, se quedará con la familia en otra parte de Detroit". Aunque de momento no se han tomado medidas, las autoridades no descartan abrir una investigación sobre lo sucedido.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios