600.000 ESTUDIANTES DECIDIRÁN SU FUTURO

Suneung, el examen más duro del mundo: ocho horas, preguntas secretas y silencio

¿Se imagina que tuviera que hacer un examen a los 18 años que determinara toda su vida? A eso se enfrentan en Corea del Sur, donde ponen todo de su mano por ayudar al estudiante

Foto: Un grupo de estudiantes, realizando el temido Suneung. (KJ Korea)
Un grupo de estudiantes, realizando el temido Suneung. (KJ Korea)

Es jueves en Corea del Sur. Son las 8:00 y el país está completamente paralizado: las tiendas no han abierto, los bancos están cerrados, en el aeropuerto no operan aviones y las obras de la calle no cuentan con ningún operario. No hay colegios y los trabajadores o no tienen que acudir a su centro de empleo o entran dos horas más tarde los habitual. El escenario es típico de un apocalipsis zombi pero, en realidad, estamos ante el examen más difícil del mundo.

Y es que en el país asiático se celebra el tradicional Suneung, el examen de acceso a la universidad, que es conocido a nivel mundial por ser el más complicado y exigente del mundo. De hecho, los alumnos se encargan de prepararlo durante unos 10 años, pues sus resultados serán definitivos: no solo para conseguir estudiar una carrera, sino que marcará su vida futuro, al determinarles el estatus social en el que se moverán durante el resto de sus días.

Se trata del conocido como test de aptitud escolar universitaria, en el que los estudiantes tienen que responder preguntas de diversa índole —lengua, matemáticas, inglés, historia, una materia de libre elección y un idioma extranjero— durante ocho horas consecutivas en busca de la nota deseada. La prueba comienza a las 8:30 y termina a las 17:30, y se realiza de manera ininterrumpida con un descanso de diez minutos entre cada materia.

Una vez finalizado el examen, los estudiantes consiguen una calificación que será fundamental para enfocar su vida. La nota será la que determiné qué estudios puede cursar, en qué centros y, en un futuro próximo, en qué empresas puede trabajar. Por ello, la preparación para este complicado reto se realiza durante más de una década, con la intención de conseguir la mejor calificación posible con el objetivo de conseguir un determinado estatus social.

Cada año, se presentan unos 600.000 estudiantes en todo el país y, para facilitar en la medida de lo posible su día, toda Corea del Sur queda paralizada. El objetivo es minimizar al máximo los ruidos que puedan estresar o despistar a los alumnos, además de facilitar su llegada a los centros: de hecho, que los trabajadores entren más tarde o que no haya colegios tiene como objetivo despejar las calles para evitar atascos que impidan la llegada a la prueba.

De hecho, es bastante común ver a la policía escoltando a un grupo de alumnos que han sufrido algún tipo de retraso en el transporte público para conseguir llegar a tiempo a la prueba. "Para nosotros, el Suneung es muy relevante para nuestro futuro. En Corea del Sur, ir a la universidad es muy importante. Por eso pasamos 12 años preparándonos para este día. Conozco a personas que han realizado este examen hasta cinco veces", explica Ko Eun-suh, de 18 años, a BBC.

Hoja con las calificaciones que reciben los estudiantes tras el examen. (CC/Wikimedia Commons)
Hoja con las calificaciones que reciben los estudiantes tras el examen. (CC/Wikimedia Commons)

Preguntas hechas en un lugar secreto

La prueba es conocida por su alta exigencia y por el hermetismo que existe a su alrededor. Aproximadamente dos meses antes del examen, en septiembre, las autoridades pertinentes convocan a unos 500 profesores de todo el país, a los que llevan a un lugar secreto de la provincia montañosa de Gangwon. Allí, están reunidos durante un mes realizando las preguntas del Suneung, un tiempo en el que se les requisan los móviles y se les prohíbe todo contacto con el exterior.

El objetivo fundamental de los estudiantes es ingresar en las instituciones 'SKY', las tres universidades más prestigiosas del país que son Seúl, C(K)orea y Yonsei. Y no solo por el caché que otorga estar en uno de los tres mejores centros del país, sino por las salidas que ofrece: solo el 2% de los estudiantes es capaz de lograr calificaciones que le den acceso a estas prestigiosas universidades, con claros lazos con grandes empresas del país como LG, Hyundai o Samsung.

Por esa razón, muchos estudiantes llegan a repetir hasta en varias ocasiones en Suneung, con el objetivo de conseguir la nota necesaria que les permita el acceso a la universidad en la que poder cursas sus estudios. No en vano, elegir un determinado centro es el primer paso para conseguir un trabajo concreto que les reporte un nivel económico muy definido. Por ello, el Suneung, el examen más duro del mundo, hace que toda Corea del Sur se paralice durante un día.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios