A SUS 86 AÑOS DE EDAD

Muere Jacques Chirac, el presidente "tercermundista" que se ganó a los franceses

Liberal y propagador del concepto "fractura social"; anti-imigrantes y luego solidario con los refugiados; pronuclear y más tarde ecologista, Chirac supo gobernar según soplaba el viento

Foto: El expresidente de Francia Jacques Chirac durante un discurso en una ceremonia en Tours, Francia, el 29 de junio de 2006. (Reuters)
El expresidente de Francia Jacques Chirac durante un discurso en una ceremonia en Tours, Francia, el 29 de junio de 2006. (Reuters)

Lágrimas a izquierda y derecha. Una Francia dividida homenajea a uno de sus expresidentes más históricos y memorables, Jacques Chirac (presidente entre 1995 y 2007), que ha muerto este jueves de infección pulmonar a los 86 años de edad, según ha informado la propia familia. "El presidente Jacques Chirac ha muerto esta mañana acompañado por su familia, en paz", ha confirmado su yerno.

Liberal y, después, propagador del concepto "fractura social"; antiimigrantes y luego solidario con los refugiados; pronuclear y más tarde ecologista, Jacques Chirac supo gobernar según soplaba el viento. Mujeriego pero discreto, amante de la buena mesa y bebedor moderado, Jacques Chirac supo enganchar con la fibra popular de sus compatriotas a pesar de ser también el primer presidente en la historia de Francia condenado por la Justicia, por la creación de empleos ficticios durante su mandato como alcalde de París (1977-1995). Ese juicio y esa condena llegó ya en 2011, cuando sus facultades físicas y mentales- y la benevolencia de los jueces- le libraron de asistir al juicio.

Muere Jacques Chirac, el presidente "tercermundista" que se ganó a los franceses

Llegado a la política con Pompidou, al que siempre mostró su reconocimiento, fue Primer Ministro en 1974, bajo la presidencia de Valery Giscard D’Estaing, al que abandonó dos años más tarde. Si hay algún político al que Chirac no soportaba ese era Giscard, un personaje arrogante y altivo. Sin ninguna duda y a pesar de la rivalidad política, se puede decir que Chirac disfrutó más trabajando como jefe de gobierno con el socialista François Mitterrand, durante el período de cohabitación que se inició el año 1986.

A pesar de ser batido por el líder socialista en dos ocasiones -1981 y 1988-, Chirac no escatimó nunca elogios a la "finura de juicio" e "inteligencia táctica" de su rival, que "era menos de izquierda de lo que se cree".

Militante del PCF

La pretendida sensibilidad social que él y sus enemigos subrayan viene quizá de su adolescencia. Jacques Chirac militó en su juventud en el Partido Comunista Francés y llegó incuso a vender ejemplares de su boletín de prensa, pero en sus memorias reconoce que se dio cuenta tarde de que el PCF era una marioneta de los estalinistas, y denunció el sectarismo de sus camaradas.

Chirac confesó también que habría participado en 'El Mayo del 68' si hubiera sido más joven en esa época, y dijo comprender el ansia de reformas de una juventud que soportaba una sociedad rancia esclerótizada. Se consideraba también un "anticolonialista" y un "tercermundista". Gracias a su iniciativa, la abolición de la pena de muerte fue inscrita definitivamente en la Constitución francesa.

Chirac aprobó directa o indirectamente algunos de los episodios más oscuros de acción de los agentes especiales de los servicios secretos franceses en África y Oriente Medio. Pero eran otros tiempos y todo quedaba clasificado como secretos de Estado por el bien de la nación.

Tampoco le restó popularidad su política de privatizaciones de empresas estatales y otras medidas que hoy serían calificadas como ultraliberales en un país donde el sector público era -y es- un tótem.

El "olor" de los inmigrantes

Entre los homenajes a Chirac otros pasarán por alto sus palabras en pleno debate a principios de los 90 sobre la inmigración. Disputándo ya los votos al Frente Nacional, Chirac habló del "olor y el ruido" como algunos de los inconvenientes que provocaban los extranjeros acogidos en Francia.

Llegó a la presidencia en 1995 y ya no abandonó la primera magistratura de la nación hasta 2007. En las presidenciales de 2002 se convirtió también en el presidente más votado por la izquierda. El candidato socialista, Lionel Jospin, fue eliminado en la primera vuelta gracias a la dispersión del voto de izquierdas y cedió la segunda plaza al líder del Frente Nacional, Jean Marie Le Pen. La movilización de los votantes de centroderecha y de la izquierda otorgó a Chirac más del 80% de los votos.

Todavía dentro y fuera de Francia se alaba la decisión de Chirac de oponerse a la guerra lanzada por George W. Bush en Irak. Pocos añaden que las relaciones entre París y el Irak de Sadam Hussein estaban cimentadas sobre importantes acuerdos petroleros y de tecnología nuclear que la cabalgada del texano iban a destruir.

Los judíos franceses nunca podrán olvidar que fue Jacques Chirac el primer mandatario que reconoció oficialmente la responsabilidad del Estado francés en la deportación de 75.000 judíos bajo la ocupación nazi. El 16 de julio de 1995, con motivo del 53 aniversario del arresto de miles de judíos encerrados en el Velódromo de Invierno de París, antes de ser enviados a los campos de exterminio, Chirac denunció que "la locura criminal del ocupante fue secundada por franceses, por el Estado francés". Chirac desvelaba así, en público, una de las mayores vergüenzas de la historia de Francia.

La 'Chiracmanía' se multiplicó también gracias a la televisión. La necrología iconográfica de Chirac refleja las insólitas imágenes del Presidente francés abroncando a sus guardaespaldas israelíes, que le impedían disfrutar tranquilamente de un baño de masas entre palestinos en Jerusalén.

Jacques Chirac pide a un soldado isarelí que se aparte cuando trata de hablar con un comerciante árabe en la Ciudad Vieja de Jerusalén. (Reuters)
Jacques Chirac pide a un soldado isarelí que se aparte cuando trata de hablar con un comerciante árabe en la Ciudad Vieja de Jerusalén. (Reuters)

Popular, gracias a los guiñoles y a las redes

En sus últimos años de mandato y hasta que la enfermedad le dejó fuera de la actualidad, una emisión de televisión dirigida por 'gauchistas' le impulsó a la fama popular interclases e interedades. Los Guiñoles de la Información del Canal+ francés le convirtieron en un personaje comodín para cualquier capítulo tratado en sus sátiras sobre la política nacional. En esos 'sketches' Madame Chirac, la aristocrática Bernadette Chodron de Courcel, también tenía un papel estelar.

Los guiñoles le hicieron ganar elecciones, dicen algunos. Él reconoció que su personaje era simpático. En todo caso, los humoristas eliminaron del disco duro de los franceses los episodios negros de la política chiraquiana.

Su «conversión» hacia las causas sociales y próximas a la juventud fueron obra de su principal consejera de comunicación, su hija Claude, la verdadera responsable de la simpatía popular generada por su padre.

Su popularidad es tal que se ha convertido en un personaje también, sin buscarlo, en las redes sociales. En Tumblr, "Fuck Yeah Jacques Chirac" compila sus principales fotos. En Chirac-machine.com están recopiladas sus mejores frases, como una referida a Margareth Tatcher: "Pero qué quiere esta arpía, ¿mis cojones en una bandeja?".

Jacques Chirac y Bernadette Chodron tuvieron otra hija, Laurence, que murió a los 58 años, víctima de una enfermedad cardiaca. En 2005 sufrió un derrame que lo apartó de la vida pública. En 2016 tuvo que ser trasladado de urgencia a Francia desde Marruecos, donde pasaba las vacaciones, por una infección pulmonar. Los allegados del expresidente aseguran que la muerte de Laurence dejó a Chirac sin ganas de seguir luchando contra su propia enfermedad, que finalmente terminó por llevárselo este 26 de septiembre.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios