CONDENADAS A UN TOTAL DE 55 AÑOS DE PRISIÓN

La ONU pide la liberación de las tres mujeres iraníes encarceladas por quitarse el velo

Sin lucir el hijab obligatorio, Mojgan Keshavarz, Monireh Arabshahi y Yasaman Aryani participaron en una protesta grabada en vídeo el pasado 8 de marzo, Día de la Mujer

Foto: Mujeres iraníes participan en una concentración en julio de 2019 para defender el velo obligatorio. (Reuters)
Mujeres iraníes participan en una concentración en julio de 2019 para defender el velo obligatorio. (Reuters)

Expertos de la Organización de Naciones Unidas han pedido en un comunicado difundido este fin de semana la liberación de las activistas iraníes Mojgan Keshavarz, Monireh Arabshahi y la hija de esta, Yasaman Aryani, condenadas a un total de 55 años de prisión por su campaña anti-velo obligatorio.

Las tres, retenidas desde abril, participaron en un vídeo —grabado el pasado 8 de marzo el metro de la capital del país, Teherán— en el que entregaban flores a las mujeres sentadas en los vagones del suburbano.

Ceremonia en apoyo al hijab obligatorio. (Reuters)
Ceremonia en apoyo al hijab obligatorio. (Reuters)

En las imágenes, no lucían hijab, incumpliendo así el código de vestimenta femenino impuesto en Irán. La organización Amnistía Internacional (AI) también pide su puesta en libertad, además de denunciar que el gobierno del país aplica métodos como la "incomunicación, las desapariciones forzosas o las amenazas a familiares para extraer las confesiones" de las detenidas por casos similares.

Arabshahi y Aryani fueron sentenciadas el pasado 31 de julio a 16 años de cárcel por "reunión y colusión en actos contra la seguridad nacional, propaganda contra el Estado y alentando y previniendo la corrupción moral y la prostitución", mientras que Keshavarz recibió una sentencia de 23 años y seis meses, al sumar el delito de "insulto a lo sagrado".

Según el comunicado de la ONU, durante la instrucción, se les negó el acceso a un abogado a las tres activistas, lo que contraviene su derecho a un juicio justo, reconocido en el artículo 10 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

White Wednesdays

Desde mediados de 2017, algunas mujeres iraníes protestan contra el uso del velo obligatorio a través de sus redes sociales. Utilizando el hashtag #whitewednesdays, creado por la web My Stealthy Freedom, cuelgan fotografías portando una prenda de color blanco, como símbolo de protesta.

Una niña sostiene la bandera de Irán en una ceremonia de 2019 en apoyo al código de vestimenta obligatorio. (EFE)
Una niña sostiene la bandera de Irán en una ceremonia de 2019 en apoyo al código de vestimenta obligatorio. (EFE)

De acuerdo con datos de la ONU, desde enero de 2018, al menos 32 personas han sido arrestadas y unas 10, encarceladas por protestar por el uso obligatorio del velo, algunas de ellas procesadas por "atentar contra la seguridad nacional", tipo penal en el que se escuda el gobierno de la república islámica para iniciar las causas.

Código de vestimenta

El código de vestimenta de Irán entró en vigor en 1979, tras la Revolución Islámica que acabó con la monarquía del sha de Persia e instauró un gobierno teocrático, basado en los dogmas religiosos. Según este protocolo, las mujeres deben llevar tapada su cabeza en lugares públicos y utilizar ropas holgadas y conservadoras. Antes de esa fecha, las iraníes lucían prendas de estilo occidental e incluso minifaldas.

Iraníes pasan sobre una bandera de EEUU y otra de Israel en la entrada de una mezquita en el norte de Teherán. (Reuters)
Iraníes pasan sobre una bandera de EEUU y otra de Israel en la entrada de una mezquita en el norte de Teherán. (Reuters)

Con la llegada al poder del ayatolá Jomeini, las mujeres comenzaron a enfrentar penas de prisión por incumplir estas normas, una política que sigue aplicándose actualmente.

Según ha declarado Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y Norte de África de AI, “las autoridades del país se sienten amenazadas por la creciente fuerza del movimiento en favor de los derechos de las mujeres que se opone a esta legislación y están empleando burdas tácticas para desacreditar a las activistas que protestan, disuadir a otras personas de unirse al movimiento e infundir miedo en la sociedad”.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios