EL NIÑO INGRESÓ EN PARO CARDÍACO

Muere un bebé de cinco meses en Italia por culpa de una circuncisión casera

Los padres habrían tratado de hacer ellos mismos la operación dado que en este país la sanidad pública no cubre este tipo de práctica

Foto: Muchos países de todo el mundo celebran ceremonias de circuncisión atendiendo a tradiciones y ritos religiosos (EFE/Narong Sangnak)
Muchos países de todo el mundo celebran ceremonias de circuncisión atendiendo a tradiciones y ritos religiosos (EFE/Narong Sangnak)

Enorme polémica en Italia tras conocerse que un bebé de tan sólo cinco meses ha muerto en Bolonia, en el norte del país, después de haber sido sometido a una operación casera de circuncisión. El niño ingresó en paro cardíaco en el hospital y falleció pocas horas después en el mismo centro hospitalario.

Las primeras hipótesis que maneja la policía apuntan a que fueron sus padres, de origen ghanés, los que habrían intentado hacer la circuncisión al bebé en su propio domicilio. La sanidad pública italiana no cubre este tipo de operaciones, por lo que muchos inmigrantes lo hacen en sus propios hogares, pese a los riesgos que conlleva.

De hecho, AMSI, la asociación de médicos de origen extranjero de Italia, apunta a que cada año se realizan más de 5.000 circuncisiones en todo el país, pero más de un tercio de ellas se llevan a cabo de forma ilegal. Así, el pasado mes de diciembre otro niño, éste de dos años, fallecía en un centro de inmigrantes de Roma por el mismo motivo.

La circuncisión es una operación muy sencilla y que, en algunos casos, está recomendada por motivos de salud, pero no está exenta de riesgos. Es imprescindible que la realicen médicos expertos en condiciones higiénicas y sanitarias seguras, pero muchos inmigrantes, en su mayoría de países musulmanes, deciden realizar la intervención en su propia casa.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios