al menos 49 muertos y una veintena heridos

Dos terroristas abren fuego en dos mezquitas en Nueva Zelanda y lo emiten en directo

La Policía ha pedido a todas las mezquitas del país que cierren sus puertas y a los fieles que no acudan a estos centros. Es la mayor masacre con arma de fuego desde 1990

Foto:

Al menos 49 personas han muerto este viernes en dos tiroteos contra dos mezquitas de Christchurch, en Nueva Zelanda y 48 han resultado heridas de bala, algunos de ellos niños. La cifra de fallecidos podría aumentar en las próximas horas ya que en el interior de una de ellas había entre 300 y 500 personas. "Esto solo se puede describir como un atentado terrorista. Por lo que sabemos estaba bien planeado", ha declarado la primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern. Las autoridades de Nueva Zelanda han elevado el nivel de alerta al máximo nivel.

Por el momento, las autoridades neozelandesas han confirmado que tres personas han sido detenidas, una de las cuales es Brenton Tarrant, un australiano de unos 30 años con vinculaciones con la extrema derecha y el supremacismo. Él fue quien grabó la masacre en una de las mezquitas. Ninguna de ellas estaba fichada por la Policía. "No nos consta que haya más personas implicadas", dijo en rueda de prensa el jefe de la policía, Mike Bush, que ha informado de que en los registros se han hallado artefactos explosivos en al menos dos coches, que ya han sido desactivados por militares y que estaban aparcados en distintos puntos de la ciudad. También se han encontrado varias armas en el interior de las mezquitas.

[El ataque en dos mezquitas de Nueva Zelanda, en imágenes]

Brenton Tarrant
Brenton Tarrant

A este doble ataque hay que sumar una detonación controlada en la estación de trenes más grande de Auckland. Según informan medios de Nueva Zelanda, un equipo especializado en desactivación de artefactos explosivos ha acordonado la zona. Aunque en un primer momento se vinculó este hecho con el atentado, las autoridades de Auckland lo ha descartado.

La Policía ha pedido a todas las mezquitas del país que cierren sus puertas y a los fieles que no acudan a estos centros durante al menos toda la jornada del viernes. Se han cerrado los accesos a Christchurch, los colegios y edificios gubernamentales y se recomienda a la población que permanezcan en sus casas. "Cierre las puertas hasta que vuelva a saber de nosotros", ha dicho Buch.

En directo por Facebook Live

Uno de los tiroteos fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por el asaltante, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.

[El mundo se solidariza con las víctimas del atentado]

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, afirmó que el asalto fue "un acto de violencia extraordinario y sin precedentes", en lo que calificó como "uno de los días más negros de Nueva Zelanda". "Este tipo de violencia no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos", dijo Ardern en rueda de prensa.

"Nunca conquistarán nuestra tierra"

En las redes sociales Brenton ha publicado un manifiesto de 74 páginas en las que se explican las razones de los de los asaltantes y que incluyen insultos contra los musulmanes. En el texto se leen frases como "hay que reducir directamente el número de inmigrantes hacia territorios europeos por medio de la intimidación y la eliminación física de los invasores" y cree merecer el premio Nobel de la Paz.

El manifiesto, que se titula 'La gran sustitución: hacia una nueva sociedad', está plagado de tópicos de extrema derecha supremacista. En esas páginas Tarrant dice que se ha inspirado en Anders Behring Breivik, el terrorista noruego que en julio de 2011 mató a 77 personas en Noruega y que afirmó que no se sentía culpable porque a veces hay que "cometer una barbarie para frenar otra aún mayor”.

Tarrant se define como un "hombre blanco normal" de 28 años que ha llevado a cabo el atentado "para enseñar a los invasores que nuestras tierras nunca serán sus tierras, nuestra patria nunca será suya, al menos hasta que el hombre blanco viva y que nunca conquistarán nuestras tierras y nunca sustituirán a nuestra gente". También reconoce que hay un "componente racista" en el ataque porque las tasas de fertilidad siempre están relacionadas "a la raza".

Otro de los motivos de este ataque es "vengar la muerte de miles de personas asesinadas por extranjeros invasores", aunque el tirador cita dos momentos clave que le llevaron a decidirse a llevar a cabo este atentado. El primero fue la muerte de la niña sueca Ebba Akerlundpor, atropellada por un terrorista yihadista en Suecia en 2017. El segundo lo sitúa en las elecciones francesas, "el signo de nuestros tiempos", cuando su convicción en la solución demócratica "se desvaneció". Tarrant carga contra el candidato "globalista" de Macron y muestra simpatías hacia los "nacionalistas" Le Pen y Donald Trump "como símbolo de renovada identidad blanca y con un objetivo común", aunque no como "líder ni político", en referencia a este último

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios