25.000 dólares para cada uno

Final feliz para la broma de los chicos que colgaron su propia foto en un McDonalds

La broma a la cadena de comida rápida ha tenido un final feliz y, además, acaba con premio para los osados protagonistas, que participarán en su próxima campaña de marketing

Foto: Christian Toledo y Jevh Maravilla, comiendo debajo de su póster (Foto: Twitter)
Christian Toledo y Jevh Maravilla, comiendo debajo de su póster (Foto: Twitter)

Jevh Maravilla y Christian Toledo son dos norteamericanos que rondan los 20 años y adoran las hamburguesas de McDonalds. En una de sus habituales visitas a esta cadena de comida rápida, Jevh y Christian se dieron cuenta de que, entre los múltiples pósters y mensajes publicitarios del restaurante, no había ninguno dedicado a la comunidad asiática, a la que ellos pertenecen. Así que, ni cortos ni perezosos, decidieron crear su propia campaña para el gigante de las hamburguesas.

Los dos jóvenes idearon un cartel muy del estilo McDonalds, utilizaron Photoshop para que el paquete de patatas fritas se viera perfectamente y mandaron imprimir el resultado en un póster gigante. Cuando les llegó a casa a los varios días el resultado era perfecto, pero ahora tenían que conseguir colocarlo en el restaurante.

Ahí comenzó la segunda fase del plan: se hicieron unas credenciales falsas, utilizando nombres inventados y puestos de trabajo inexistentes. Así, Jevh se convirtió en Jeff Bergara, el ‘coordinador regional de interiorismo’ de la cadena, mientras Christian vestía un uniforme de trabajador de McDonalds y era su ayudante.

Ambos entraron en el restaurante, dijeron que venían a colocar el nuevo poster en una pared que estaba vacía y así lo hicieron, “como dos profesionales”. Después se marcharon y dejaron su propia foto colgada en el restaurante, donde ha permanecido 51 días sin que nadie se diera cuenta. Sólo cuando la imagen se hizo viral en las redes sociales llegó la noticia a McDonalds. Mientras, los dos amigos se han hecho múltiples fotos comiendo sus hamburguesas favoritas debajo de su propia imagen.

McDonalds les contrata para su campaña

Ellen DeGeneres quiso que los dos jóvenes contaran su historia en su famoso programa de televisión. Jevh y Christian relataron con detalle todos los pasos que dieron y la presentadora les pidió que, si era posible, colgaran un retrato suyo en otro restaurante la próxima vez.

Sin embargo, DeGeneres es famosa, entre otras cosas, por dar sorpresas a sus invitados y la que se llevaron Toledo y Maravilla no iba a ser pequeña. Ellen les anunció que McDonalds quiere contar con ellos para su próxima campaña publicitaria y que, lógicamente, les pagará por ello, por lo que entregó a cada uno de ellos un cheque por valor de 25.000 dólares. Final feliz para una historia más que divertida.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios