la homosexualidad es ilegal EN ESTE PAÍS

Dos mujeres serán azotadas en Malasia por mantener sexo en un coche

Han sido condenadas a 700 euros de multa y seis azotes con una vara tras ser sorprendidas en un coche manteniendo relaciones sexuales

Foto: Una mujer es azotada (EFE/Zikri)
Una mujer es azotada (EFE/Zikri)

Las relaciones entre personas del mismo sexo están prohibidas en Malasia y quienes las practiquen se enfrentan a penas que pueden ir desde una multa económica a meses de cárcel… o incluso a ser azotados. Una mezcla de estas tres posibilidades es la sentencia que han recibido dos mujeres que fueron sorprendidas el pasado mes de abril manteniendo relaciones en un coche.

El juez malayo Kamalruazmi Ismail ha castigado a cada una de las mujeres a 3.300 ringgits de multa (unos 700 euros) y a recibir seis azotes con una vara. “Es un castigo adecuado que debe ser infligido para que esta sentencia sea una lección, no solo para ustedes dos, sino para toda la sociedad”, se puede leer en el fallo.

Si las mujeres, que tienen 22 y 32 años, no pueden pagar la multa pasarán cuatro meses en la cárcel. Los azotes están programados para el próximo 28 de agosto.

La ley sharia, cada vez más presente

Malasia es un país oficialmente musulmán y sus leyes se están volviendo cada vez más conservadoras, siguiendo la ley sharia. En los últimos años se puede recibir una condena a ser azotado y es frecuente ver a la ‘policía moral’ asaltar casas particulares ante cualquier denuncia anónima de que se esté produciendo algún acto ilegal.

Las dos mujeres condenadas admitieron en el juicio haber tenido relaciones, aunque lo hicieron porque se sienten "más seguras que teniendo sexo con hombres”. Según el diario malayo Sinar online, la policía que las detuvo y las acusó de lesbianismo encontró en el vehículo unos “genitales masculinos artificiales, ocultos bajo el disfraz de la conductora, que se cree que satisfacen su lujuria”.

Las mujeres aseguran que mantuvieron relaciones entre ellas porque se sienten "más seguras que teniendo sexo con hombres”

Varias organizaciones de derechos humanos cifran en más de 10.000 las personas que son azotadas cada año en Malasia y han presentado un comunicado conjunto en la web de la asociación ‘Justicia para las Hermanas’ en el que condenan la sentencia y la califican de violación de los derechos humanos.

“La sentencia de las dos mujeres de Terengganu es una absoluta violación de su dignidad y sus derechos humamos como garantiza la Constitución Federal, los tratados de los derechos humanos internacionales que Malasia ha ratificado y las leyes internacionales”, se puede leer en el comunicado.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios