Graffiti: El propietario de un edificio tiene que pagar 5,4 M a 21 grafiteros por borrar sus pintadas. Noticias de Mundo
proteger el arte público de "reconocido valor"

El propietario de un edificio tiene que pagar 5,4 M a 21 grafiteros por borrar sus pintadas

El edificio en cuestión era conocido como 5Pointz y se encontraba en Long Island, Nueva York. Desde los años noventa, el inmueble se convirtió en una especie de meca para los amantes del grafiti

Foto: 5Pointz, el edificio neoyorquino en el que se encontraban los grafitis. (Flickr)
5Pointz, el edificio neoyorquino en el que se encontraban los grafitis. (Flickr)

Los grafitis tenían suficiente valor artístico como para ser protegidos. Esa es la conclusión a la que ha llegado un juez de Estados Unidos después de que veintiún grafiteros denunciaran al propietario de un edificio por borrar sus pintadas en 2013. Partiendo de este razonamiento, el magistrado ha dictaminado que el hombre debe pagar ahora 6,7 millones de dólares (5,4 millones de euros) a los artistas por destrozar sus murales.

El edificio en cuestión era conocido como 5Pointz y se encontraba en Long Island, Nueva York. Desde los años noventa, el inmueble se convirtió en una meca para los amantes del grafiti, y es que algunos de los artistas más conocidos a nivel mundial firmaron sus paredes durante dicha década. De hecho, su fama llegó a tal punto que incluso las autoridades de la ciudad permitieron a los grafiteros pintar el inmueble sin que esto conllevara sanción alguna para ellos.

Imagen de algunos de los murales con los que contaba 5Pointz. (Flickr)
Imagen de algunos de los murales con los que contaba 5Pointz. (Flickr)

De todos modos, este reconocimiento no fue suficiente para el propietario del edificio, Jerry Kolkoff, quien decidió destrozar docenas de murales en 2013 para construir en su lugar apartamentos de lujo. De esta manera, una operación inmobiliaria puso punto y final "al museo al aire libre más grande del mundo", descripción que el abogado de los grafiteros ha utilizado durante el juicio en repetidas ocasiones.

Aunque los abogados de Kolkoff han argumentado que al ser propietario del inmueble su cliente tenía derecho a eliminar los grafitis, el juez se ha apoyado en una la ley conocida como 'Visual Artists Rights Act', cuyo objetivo es proteger toda clase de arte público de "reconocido valor" que se encuentra en la propiedad de otra persona. En este sentido, el magistrado señala en su sentencia que al menos 45 de los murales merecían protección, lo que le lleva a cifrar los daños en 5,4 millones de euros.

En sentencias anteriores, otros jueces ya habían utilizado esta ley para evitar que los diseñadores de ropa se apropiaran de ciertos grafitis, pero esta es la primera vez que se aplica para dar la razón a los artistas frente a los propietarios de inmuebles. "Es una victoria no solo para los grafiteros involucrados en este caso, sino para todos los del país", aseguró tras el juicio el abogado de los demandantes, Eric Baum.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios