el monarca elogia la acción de la policía

El perdón 'soft' de Mohamed VI: el rey indulta a activistas del Rif pero no a los líderes

El monarca ha querido apaciguar al Rif, pero el gesto que hizo el sábado por la noche por el Día del Trono no bastará probablemente para acabar con la rebelión. La calle exige la libertad de los cabecillas

Foto: Mohamed VI, durante una celebración en Rabat, en 2014. (AP)
Mohamed VI, durante una celebración en Rabat, en 2014. (AP)

El rey Mohamed VI quiso el sábado por la noche apaciguar al Rif, pero el gesto que hizo no bastará probablemente para acabar aún con una crisis que empezó hace nueve meses en Alhucemas con la muerte, triturado por un camión de la basura, de un vendedor de pescado ambulante. El monarca marroquí indultó a aproximadamente unos 40 de los 184 activistas rifeños encarcelados desde hace casi dos meses, algunos pendientes de juicio y otros ya condenados por desórdenes públicos, pero no puso en libertad a los líderes que integraban el núcleo duro de la revuelta que están en huelga de hambre en la prisión de Oukacha (Casablanca).

Con motivo de la Fiesta del Trono, que se celebra el 30 de julio y conmemora la entronización de Mohamed VI, el soberano otorgó su gracia a 1.178 reos, según informó el Ministerio de Justicia en un comunicado. Coincidiendo con la publicación del comunicado de Justicia el monarca pronunció el que se considera como su discurso más importante del año.

Silya, durante una de las manifestaciones en el Rif
Silya, durante una de las manifestaciones en el Rif
Entre los indultados sí figura Salima Ziani, más conocida por su apodo artístico de Silya, la única mujer rifeña detenida hasta la fecha. Esta joven de 23 años solía cantar canciones bereberes al final de las manifestaciones de protesta. El monarca también perdonó al periodista rifeño Rabie al Ablaq, que fue el primero en declararse en huelga de hambre y cuyo estado de salud es preocupante.

Nasser Zefzafi, de 39 años, el que fue hasta su detención, el 29 de mayo, líder de la revuelta y sus más estrechos colaboradores han sido inculpados por atentar contra la seguridad del Estado, motivo por el que pueden ser condenados a largos años de cárcel. Sus abogados apostaron hasta el último momento por la magnanimidad de Mohamed VI. “Tenemos confianza en su voluntad de resolver el problema y este sólo lo será con la liberación de los presos”, declaró, por ejemplo, el letrado Mohamed Ziani.

El Consejo Consultivo de Derechos Humanos, un organismo oficial marroquí, mantuvo todos estos días contactos con los activistas rifeños, según varios diarios de Marruecos, para que solicitaran la gracia, pero estos rechazaron hacerlo porque implicaba un reconocimiento de culpa. El soberano solo puede otorgarla si el preso o algún familiar suyo –resulta fácil encontrar a un pariente dispuesto a hacerlo- la piden a través del Ministerio de Justicia. Desde el Consejo Consultivo habrían dado a entender a Zefzafi y sus compañeros que, si las aguas vuelven a su cauce en el Rif, tendrían otra oportunidad de tramitar y conseguir el indulto dentro de tres semanas con motivo del 54 cumpleaños de Mohamed VI.

Vecinos de Alhucemas gritan eslóganes contra la corrupción, el 20 de julio de 2017. (Reuters)
Vecinos de Alhucemas gritan eslóganes contra la corrupción, el 20 de julio de 2017. (Reuters)

"Una irresponsabilidad sin precedentes"

En Alhucemas y, en menor medida, en otras provincias del Rif la población se echó a la calle ya a finales de octubre para pedir infraestructuras de transportes, un hospital, una universidad etcétera, pero desde que se produjeron las primeras detenciones, la libertad de los presos se han convertido en la principal reivindicación de los manifestantes. Como la mayoría de ellos (140 aproximadamente), y sobre todo los líderes, sigue detrás de los barrotes, es probable que las protestas continúen durante el verano.

El rey hizo en su discurso su particular análisis de lo sucedido en el Rif. Aunque él ostenta casi todo el poder ejecutivo, achacó la culpa a la clase política. "Los acontecimientos que se han desarrollado en algunas regiones", señaló aludiendo al Rif, pero sin nombrarle, "ponen de relieve, desgraciadamente, una irresponsabilidad sin precedentes".

Los partidos y sus representantes han renunciado a “jugar su papel” lo que ha deteriorado la situación, según Mohamed VI. Por esta razón, se lamentó, los marroquíes solicitan con excesiva frecuencia la intervención real “para que sus asuntos lleguen a buen puerto”.

“Ante este lamento y peligroso vacío” causado por los políticos, “las fuerzas de seguridad, que se han encontrado de frente al pueblo, han asumido su responsabilidad con coraje, paciencia, moderación y han demostrado ser muy respetuosas de la ley”, afirmó el monarca. “Han preservado la seguridad y la estabilidad”. Constituyen la única institución que mereció su elogio.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios