tras el escándalo de fillon

Dimite el ministro de Interior de Francia, Bruno Le Roux, por dar trabajo a sus hijas

Le Roux anunció en rueda de prensa que ha presentado su renuncia a François Hollande tras revelarse que empleó a sus dos hijas como asistentes parlamentarias

Foto: Bruno Le Reoux (Reuters)
Bruno Le Reoux (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Un nuevo caso de nepotismo vuelve a salpicar la campaña electoral francesa. Bruno Le Roux, ministro francés de Interior, ha dimitido de su cargo tras conocerse que empleó a sus dos hijas como asistentes parlamentarias. Los hechos ocurrieron entre 2009 y 2016, cuando las chicas aún eran menores de edad, y ninguna de ellas llegó a aparecer por la Asamblea Nacional.

Según el canal de televisión TCM, Le Roux firmó 24 contratos parciales con sus hijas, que recibieron un total de 55.000 euros. El primero de todos se firmó cuando su hija mayor tenía apenas 15 años. La Fiscalía Nacional Financiera ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, por la que Le Roux ha decidido poner su cargo a disposición del presidente François Hollande. "Mi responsabilidad es preservar la acción gubernamental", ha asegurado el exministro tras anunciar su dimisión en una comparecencia ante los medios.

Bruno Le Roux. (Reuters)
Bruno Le Roux. (Reuters)


"No tengo nada que reprocharme", ha añadido el político, cuyo caso guarda ciertas similitudes con el de François Fillon, aspirante al Elíseo, quien está siendo investigado por contratar a su mujer y a sus dos hijos como asistentes parlamentarios.

El candidato de Los Republicanos declaraba hace una semana ante los jueces que instruyen su caso para explicar la contratación de su esposa, Penelope Fillon, en dicho puesto, por el que se embolsó 500.000 euros de dinero público. También sus dos hijos, Marie y Charles Fillon, firmaron contratos para trabajar como asistentes parlamentarios, entregando el 30% de sus sueldos a su padre.

En Francia, los parlamentarios disponen de 9.561 euros al mes para contratar hasta a cinco asistentes para el ejercicio del cargo, y no es ilegal hacerlo con familiares. De hecho, tal y como explicó el diputado Philippe Vigier en la cadena 'BFM TV', un 10% de los diputados tiene a familiares en esos puestos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios