por los supuestos empleos ficticios de su mujer

La Justicia imputa a Fillon e investiga a Macron en la recta final de las elecciones

Fillon ha sido imputado por presunto desvío de fondos públicos por el 'PenelopeGate', mientras Macron está siendo investigado por "favoritismo" en un viaje como ministro

Foto: El candidato conservador a la Presidencia francesa, François Fillon. (Efe)
El candidato conservador a la Presidencia francesa, François Fillon. (Efe)

Quedan 40 días (con sus 40 noches) para el 23 de abril, fecha en la que se celebrará la primera vuelta de las elecciones francesas. Y este martes, los dos grandes favoritos según las encuestas, François Fillon y Emmanuel Macron, se han visto envueltos en dos operaciones judiciales que podrían dar al traste con sus opciones de llegar al Elíseo. El primero, por su imputación por desvío de fondos públicos y apropiación indebida por el conocido como 'PenelopeGate' y el segundo por la investigación por presunto "favoritismo"cuando era ministro de Economía.

Según revelan fuentes judiciales a Efe, la Fiscalía de París ha abierto una investigación contra Macron por una reunión con empresarios franceses en Las Vegas (Estados Unidos) en el año 2016. Según reveló el semanario satírico 'Le Canard Enchaîne', la velada fue encargada sin concurso previo al grupo Havas por Business France, un organismo de promoción de la tecnología francesa dependiente del Ministerio de Economía, dirigido entonces por Macron. El coste total ascendió a los 381.759 euros, de los cuales 100.000 euros fueron dedicados al alojamiento.

Fillon, caída por el 'PenelopeGate'

Mientras las pesquisas avanzan a paso lento pero firme en el caso de Macron, el candidato de Los Republicanos ya ha comparecido ante los jueces de instrucción de su caso. Lo ha hecho el martes de forma imprevista "para poder hacerlo en condiciones de serenidad", dijo a los medios franceses el abogado del candidato, Antonin Lévy. Fillon tuvo que explicar ante los magistrados la contratación de su mujer como asistente parlamentaria, operación con la que Penelope Fillon se embolsó 500.000 euros de dinero público.

Cabe destacar que en Francia los parlamentarios disponen de 9.561 euros al mes para contratar hasta a cinco asistentes para el ejercicio del cargo, y no es ilegal hacerlo con familiares. De hecho, tal y como explicó el diputado Philippe Vigier en la cadena 'BFM TV', un 10% de los diputados tienen a familiares en esos puestos. Pero tal y como destaca la revista, Penelope Fillon se presentaba en aquella época como una ama de casa y no hay constancia de que trabajara en la cámara baja.

Además de a su mujer, Fillon contrató a dos de sus hijos, Marie y Charles Fillon, como asistentes. La primera llegó a entregarle a su padre 33.000 de los 46.000 euros de dinero público que obtuvo por el contrato de ayudante entre octubre de 2005 y finales de 2006. En el interrogatorio policial, Marie justificó las transferencias como un reembolso de los gastos que el padre había avanzado para su boda, celebrada en el palacete familiar de Beaucé en agosto de 2006.

Francois Fillon y su mujer Penélope (EFE)
Francois Fillon y su mujer Penélope (EFE)

En lo que respecta a Charles Fillon, que sucedió a su hermana como asistente de su padre cuando era senador, entre enero y junio de 2007, también hizo giros al líder de la derecha por alrededor del 30% del sueldo que recibió a cuenta del presupuesto de la cámara alta, justificándose en la devolución del dinero invertido por su padre su alquiler y sus gastos.

Sin sustituto y sin dimitir

La caída en desgracia de Fillon da un vuelco a la carrera electoral gala, que hasta ahora encabezaba el todavía candidato de Los Republicanos. Fillon arrasó en las primarias del partido de centroderecha y sentó en el banquillo tanto a Nicolas Sarkozy como a el otro finalista, Alain Juppé.

Los Republicanos, antiguo UMP, tienen ahora poco más de un mes para encontrar sustituto para Fillon, quien de momento no se ha pronunciado por su imputación ni ha hecho gesto alguno hacia su dimisión. El primer intento del partido fue contar con Alain Juppé, quien rehusó ocupar el puesto de candidato ante la “incomodidad” que le produce el programa de Fillon, entre cuyas medidas se encuentra la reducción de medio millón de funcionarios o la abolición del impuesto sobre la fortuna.

El partido se encuentra ahora con que el favorito según las encuestas queda virtualmente fuera de la segunda vuelta y sin un sustituto claro que pudiera ocupar con fuerza la posición de Fillon. “Somos como la orquesta del Titanic”, aseguró recientemente el diputado George Fenech.

François Fillon. (EFE)
François Fillon. (EFE)

Ahora, ¿quién?

Mientras Los Republicanos se hunden junto al Partido Socialista en las encuestas, Emmanuel Macron y Marine Le Pen se frotan las manos tras convertirse en los beneficiados con el 'PenelopeGate'.

El joven exministro de Economía se presenta con un movimiento propio, En Marcha, que ha recibido ya el apoyo de diversas figuras de la sociedad francesa. Entre ellas, Segolène Royal, exmujer de François Hollande y ministra de Ecología. Por otro lado, Le Pen sigue imparable a los mandos del Frente Nacional gracias a su promesa de “arreglar Francia” en 5 años y un discurso euroescéptico.

Sin embargo, tanto Macron como Le Pen afrontan sus propios escándalos económicos. Los críticos del primero ponen el foco en el origen del dinero que sufraga su campaña y en su pasado como banquero de 'affaires' de la Banca Rothschild. A Le Pen, el Parlamento Europeo le reclama 340.000 euros por haber pagado como asistente, con dinero público, a quien en realidad cuidaba de sus hijos. Aún quedan 40 días para saber si las polémicas de los candidatos afectan o no a los electores galos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios