CRECE LA PRESIÓN PARA QUE RENUNCIE

Jeff Sessions defiende su inocencia y se inhibe de la investigación sobre Rusia

Expertos legales creen que el nuevo fiscal general de EEUU habría cometido un delito al negar bajo juramento durante su confirmación en el Senado haberse encontrado con oficiales de Rusia

Foto: Foto de archivo de Jeff Sessions, el fiscal general de Trump. (Reuters)
Foto de archivo de Jeff Sessions, el fiscal general de Trump. (Reuters)

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha asegurado en una comparecencia ante los medios de comunicación que "nunca" se reunió "con ningún funcionario o intermediario ruso" para abordar las elecciones estadounidenses. Sessions, que se declara inocente de las acusaciones, ha confirmado que no piensa dimitir, si bien se inhibe de cualquier investigación sobre los contactos con Rusia durante la campaña electoral.

Algunos expertos legales creen que habría cometido perjurio al negar, durante su confirmación ante el Senado, haber tenido contacto con funcionarios rusos. Una falsedad que ha saltado por los aires después de que el 'The Washington Post' haya revelado que, a diferencia de lo que había asegurado públicamente, mantuvo dos encuentros con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, durante la campaña para las elecciones presidenciales de su país.

Por su parte, el presidente Donald Trump compareció en Virginia para defender a Sessions. En una breve rueda de prensa, afirmó tener "confianza total" en el fiscal, y que "probablemente" dijo la verdad ante el Senado. También añadió que no pensaba que Sessions debiese renunciar a su cargo en la investigación que el Departamento de Justicia está llevando a cabo sobre los posibles contactos entre miembros del equipo de campaña de Trump y funcionarios rusos.

Sin embargo, otros cargos de la Casa Blanca se han apresurado a marcar las distancias, asegurando que desconocían la existencia de dichos encuentros, según ha afirmado un asesor gubernamental en condiciones de anonimato al diario 'USA Today'. Por su parte, Sessions se ha mostrado dispuesto a abandonar su cargo al frente de la investigación de Justicia sobre vínculos con Rusia. "He dicho que, cuando sea apropiado, me retiraré. No hay duda de ello", ha dicho en una entrevista con la cadena NBC News.

Los encuentros ocurrieron en julio y en septiembre, apenas meses antes de las elecciones del 8 de noviembre, ganadas por el ahora presidente, Donald Trump, y en medio de una tormenta política por la presunta injerencia del Kremlin en ellas mediante ataques cibernéticos. El diario 'The Washington Post' reveló este jueves dichos encuentros, de los que tuvo constancia a través de una fuente del Departamento de Justicia, organismo liderado por Sessions, y que una portavoz del fiscal general confirmó.

Ángel ColladoÁngel Collado

Sessions era miembro del Comité de Servicios Armados del Senado cuando mantuvo esos encuentros y el ahora fiscal general consideraba los contactos con Kislyak y otros embajadores en Washington parte de su trabajo como legislador y no como miembro de la campaña de Trump, de la que era asesor. Sin embargo, 'The Washington Post' contactó con los otros 25 miembros del Comité de Servicios Armados para indagar si habían mantenido contactos con Kislyak, y de los 20 que respondieron todos dijeron que no.

"No fue un engaño"

Durante su proceso de confirmación en el Senado, los demócratas preguntaron a Sessions por sus posibles contactos con el Kremlin, debido al clima de indignación por esa supuesta injerencia en los comicios, a lo que este respondió: "No he tenido comunicaciones con rusos". La portavoz de Sessions, Sarah Isgur Flores, dijo al rotativo washingtoniano que la respuesta del fiscal general "no fue un engaño", ya que este fue preguntado "sobre comunicaciones entre los rusos y la campaña de Trump y no sobre reuniones que mantuvo como senador".

Argemino Barro. Nueva YorkArgemino Barro. Nueva York

El senador demócrata Al Franken, autor de la pregunta, consideró la respuesta de Sessions como "un engaño en el mejor de los casos". El Departamento de Justicia y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), ambos bajo la supervisión de Sessions, son los organismos encargados de la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en los comicios así como de los presuntos contactos entre la campaña de Trump y el Kremlin.

Kislyak protagonizó otra polémica hace algunas semanas al salir a la luz que el exasesor en seguridad nacional de Trump el general Michael Flynn había mantenido contactos frecuentes con él, de cuyo contenido engañó a altos cargos del Gobierno, entre ellos al vicepresidente, Mike Pence. Trump forzó entonces la dimisión de Flynn.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios