movimientos en el panorama internacional

Trump recibe al líder del Brexit y Le Pen saluda el "mundo nuevo"

Trump presume de sintonía con Nigel Farage, el hombre que consiguió que Reino Unido abandonara la UE, mientras Marine Le Pen enfila las próximas elecciones en Francia

Foto: Donald Trump y Nigel Farage, durante su encuentro en la Trump Tower (@Nigel_Farage)
Donald Trump y Nigel Farage, durante su encuentro en la Trump Tower (@Nigel_Farage)

"Fue un gran honor pasar tiempo con Donald Trump. Estaba relajado y lleno de buenas ideas. Confío en que será un buen presidente". Quien se expresaba con satisfacción este sábado no era ningún jefe de Gobierno, sino Nigel Farage, el principal impulsor del Brexit y primera figura política internacional en mantener un encuentro con Trump como presidente electo.

Farage, el polémico eurófobo británico, es líder interino del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), un puesto que abandonó a los pocos días de conseguir que Gran Bretaña votase a favor de abandonar la Unión Europea. Actualmente busca recolocarse como puente entre Washington y Europa bajo la administración Trump.

"Su apoyo a la relación entre EEUU y el Reino Unido es muy sólido. Este es un hombre con el que podemos hacer negocios", dijo el responsable de la formación británica, que sumó cerca de cuatro millones de votos en las elecciones de 2015 con un mensaje contrario a la UE y la inmigración. Posteriormente, Farage difundió en sus redes sociales una foto junto a Trump ante las puertas doradas de la torre que lleva su nombre. El Gobierno británico ha asegurado que el líder del UKIP no juega "ningún papel" en la diplomacia oficial del Reino Unido.

Por su parte, la dirigente del partido de ultraderecha francés Frente Nacional, Marine Le Pen, ha declarado este domingo que la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos es "el principio de un nuevo mundo" y reiteró su deseo de que la Unión Europea se disuelva "en el menor tiempo posible".

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen (Reuters)
La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen (Reuters)

 

Le Pen, primera política europea en felicitar a Trump por su victoria, abogó por la celebración de un referéndum europeo para que todos los ciudadanos del bloque decidan sobre la "futura dirección" que debe adoptar la UE, según declaraciones a la BBC. "Creo que cada país tiene derecho a defender sus propios intereses y que la UE es un modelo opresivo que acabará reemplazado por una Europa de naciones libres".

"La victoria de Trump hizo posible lo que se presentó como imposible y espero que el pueblo francés también dé la vuelta a la mesa", declaró Le Pen en referencia a sus aspiraciones de cara a las elecciones del año que viene en Francia, donde cuenta con importantes opciones.

La líder del FN no escatimó en palabras de acercamiento a Rusia, un "modelo de proteccionismo razonable". "No hay razón para asustarse de Putin y creo que la UE debería negociar y cooperar con Rusia". Un punto de vista compartido con Donald Trump, que no ha ocultado a lo largo de la campaña sus simpatías con el régimen ruso, y que, tras resultar elegido presidente, declaró haber recibido "una carta preciosa" de Putin.

China teme por el cambio climático

En un ejemplo representativo de los rápidos cambios en el mapa internacional, ha sido China quien ha advertido al próximo presidente de Estados Unidos de que si decide echarse atrás en el Acuerdo de París contra el cambio climático (como ha amenazado) estará desafiando la voluntad del planeta entero. El Gobierno de Pekín, tradicionalmente considerado con una fuerza obstructora en los asuntos ambientales, está ejerciendo el liderazgo en la Cumbre del Clima de Marrakech, la primera reunión tras la firma del Acuerdo de París el pasado diciembre.

"La sociedad global quiere cooperar para combatir el cambio climático", declararon los negociadores chinos presentes en la cumbre, asegurando que "ningún movimiento del nuevo gobierno estadounidense afectará nuestra transición hacia una economía más sostenible". India se unió a estas advertencias, señalando que el rechazo de Trump obligaría a los países a abordar de nuevo un acuerdo que se celebró como el final de la 'era fósil'. Durante su campaña, Trump defendió que "el concepto del calentamiento global fue un invento de los chinos para hacer la economía americana menos competitiva".

La incertidumbre de la comunidad internacional hacia los planes del próximo presidente de Estados Unidos se han dejado notar de forma más o menos velada incluso entre sus aliados. En su mensaje de felicitación, la canciller Angela Merkel no se limitó a las habituales frases de cortesía sino que recordó a Trump que su responsabilidad como presidente "afecta a todo el planeta" y especificó que su colaboración estaba sujeta al respeto a los "valores compartidos" como "el respeto a la dignidad humana independientemente de su origen, color de piel, religión, género, orientación sexual o convicciones políticas".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios