bruselas espera firmar el 27 de octubre

La región belga de Valonia veta la firma del acuerdo comercial de la UE con Canadá

La Cumbre de Ministros de Comercio de la UE no ha podido levantar el bloqueo impuesto por el Parlamento valón. Los líderes europeos volverán a intentarlo a finales de esta semana

Foto: Cartel contra el CETA en un tractor durante una protesta frente al Parlamento de Valonia, el 14 de octubre de 2016 (Reuters)
Cartel contra el CETA en un tractor durante una protesta frente al Parlamento de Valonia, el 14 de octubre de 2016 (Reuters)

Tal y como se esperaba, la Unión Europea se ha abstenido de aprobar el acuerdo de libre comercio con Canadá (CETA) en la reunión de este martes en el Consejo de Ministros de Comercio de los países miembros celebrada en Luxemburgo. El motivo: el veto de Valonia, una de las regiones de Bélgica, cuyo Parlamento ha votado repetidamente en contra de la iniciativa y sin cuya aprobación el Gobierno belga no puede apoyar el tratado.

El CETA es menos conocido que su equivalente con Estados Unidos, el llamado TTIP, pero casi igual de polémico. El pacto pretende eliminar casi totalmente los aranceles entre ambos signatarios. Mientras sus partidarios afirman que incrementará el comercio bilateral en un 20% y proporcionará a la economía europea unos 12.000 millones de euros anuales, los detractores temen que debilite los derechos de los consumidores, más protegidos por la legislación actual de la UE que en Canadá.

Otros países, como Bulgaria y Rumanía, también han expresado sus reservas, y han tratado de que su aprobación esté condicionada a la eliminación del visado para viajar a Canadá, pero no han llegado al punto de bloquear el acuerdo. Para que pueda empezar a aplicarse en 2017, debe ser respaldado de forma unánime por los Gobiernos de los 28 países miembros, así como por el Parlamento Europeo.

Bélgica, ¿el escollo insuperable?

La Comisaria de Comercio Europeo, Cecilia Malmström, ha declarado que todavía espera que el CETA pueda ser firmado en la fecha prevista, el próximo 27 de octubre, durante la Cumbre Canada-UE. “Nuestros amigos canadienses tienen que saber si tienen que comprar o no sus billetes”, ha dicho. “Si no conseguimos este acuerdo, no habrá cumbre”, señaló. En el mismo sentido se ha expresado el ministro eslovaco de comercio, Peter Ziga: “No puedo imaginarme que Bélgica vaya a ser el escollo final insuperable”, ha afirmado, alegando los estrechos vínculos lingüisticos de aquel país con Canadá.

Ahora, serán los líderes europeos quienes tratarán de desbloquear la situación con Bélgica durante la próxima cumbre anual europea, que se celebrará a finales de esta semana en Bruselas, y que se centrará en la política comercial de la UE.  

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios