ESCENA DE LOS ASESINATOS DE LA FAMILIA DEFEO

La casa de los horrores de Amityville, (otra vez) a la venta

Ríos de tinta han corrido con la casa de Amityville, aquella en la que en la década de los setenta un joven acabó con toda su familia: ahora se puede comprar por 760.000 euros

Foto: La casa maldita de Amityille vuelve a salir a la venta. (FOTO: CC/Seulatr)
La casa maldita de Amityille vuelve a salir a la venta. (FOTO: CC/Seulatr)

"Se vende casa de estilo colonial, de 400 metros cuadrados, que cuenta con cinco dormitorios y cuatro baños. Construida en una parcela de 1.500 m², también cuenta con dos plazas de garaje y con embarcadero propio". Esta, más o menos, podría ser la carta de presentación de la increíble mansión que la inmobiliaria Zillow ha puesto a la venta por un precio de 760.000 euros. Pero este impresionante recinto esconde un secreto: se trata de la casa maldita de Amityville.

Casi medio siglo después de los sucesos que hicieron mundialmente famoso al 112 de Ocean Avenue, en Amityville (Nueva York), la casa se ha vuelto a poner a la venta por enésima vez. Tras pasar por las manos de varios propietarios, sus últimos dueños se la vendieron a una inmobiliaria que, pocos años después, ha decidido sacarla de nuevo al mercado en busca de comprador. Si dispone de más de 700.000 euros y es un amante del misterio, está ante un verdadero chollo.

Valorada en algo más de 1,5 millones, su precio es radicalmente inferior por culpa de los graves hechos que allí tuvieron lugar y que dieron lugar a que fuera calificada como una morada maldita. Asesinatos, apariciones fantasmagóricas y tétricos descubrimientos han tejido una leyenda teñida de sangre que ha hecho que una de las casas más impresionantes de la zona arrastre una maldición que ningún comprador está dispuesto a asumir. Al menos, más de un par de años.

Uno de los forenses saca uno de los cadáveres de los DeFeo. (Corbis)
Uno de los forenses saca uno de los cadáveres de los DeFeo. (Corbis)

Corría el 13 de noviembre de 1974 cuando seis miembros de la familia DeFeo aparecían brutalmente asesinados. Ronald, el hijo mayor, mató a sangre fría a sus padres (Ronald padre y Louise), además de a sus cuatro hermanos (Dawn, Mark, Allison y John). Todos fueron disparados con un fusil de gran calibre por la espalda -salvo la madre, a quien pegó un único tiro en la cabeza-, múltiples asesinatos por los que Ronnie continúa cumpliendo cadena perpetua.

El joven DeFeo, de 23 años, aseguró ante los servicios policiales que había salido a trabajar antes de que tuvieran lugar los asesinatos, pero su coartada no se sostuvo, pues el suceso tuvo lugar a las 3:15 de la madrugada. Fue entonces cuando aseguró que confesaría lo que de verdad ocurrió: unas voces le habían obligado a matar a su familia. Los jueces no le creyeron y le condenaron a cumplir pena por seis homicidios de segundo grado.

La casa de los horrores de Amityville, (otra vez) a la venta

La huida de la familia Lutz

Dos años después de los asesinatos, el 112 de Ocean Avenue consiguió tener nuevos inquilinos: la familia Lutz, que por poco más de 72.000 euros consiguió hacerse con la casa. Sin embargo, solo duraron un par de semanas, tiempo en el que fueron capaces de encontrar una habitación totalmente teñida de rojo, un arma escondida en el embarcadero y sufrir apariciones espectrales -siempre a las 3:15 de la madrugada- que les hicieron huir despavoridos.

La mansión se popularizó tras la publicación en 1977 del libro 'La morada del miedo: una historia verdadera' y su posterior película, llamada 'Terror en Amityville'. Desde entonces, y pese a tener varios inquilinos más, se convirtió en uno de los puntos más conocidos para los amantes del misterio. Algunas teorías, como el asesinato por parte de la mafia o la invención de los supuestos fantasmas descritos por los Lutz, también forman parte de su leyenda viva.

Imagen de uno de los supuestos fantasmas de Amityville.
Imagen de uno de los supuestos fantasmas de Amityville.

Sus últimos inquilinos conocidos fueron el matrimonio D'Antonio, que un par de años después de la compra de la mansión de Amityville volvían a ponerla a la venta, en este caso, tras el fallecimiento del marido. Ahora, tras varias reformas y retoques, la inmobiliaria Zillow ha vuelto a sacar al mercado la famosa casa: por algo más de 700.000 euros, la casa maldita de Amityville puede encontrar a sus próximos dueños. ¿Quién se atreverá?

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios