LA CÁRCEL "PERJUDICA" LA LUCHA ANTITERRORISTA

El vago plan de Obama para cerrar Guantánamo costará 475 millones

Obama asegura que mantener la cárcel de Guantánamo abierta es contraproducente para la lucha antiterrorista y, además, daña las relaciones de EEUU con naciones aliadas

Foto: Una bandera estadounidense en el campo delta de la base naval de Guantánamo, Cuba (Efe).
Una bandera estadounidense en el campo delta de la base naval de Guantánamo, Cuba (Efe).

Csotará 475 millones y prevé el traslado de hasta 60 reclusos. El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó este martes que mantener la cárcel de Guantánamo abierta es "contraproducente" para la lucha antiterrorista y, además, daña las relaciones del país con naciones aliadas. Obama presentó desde la Casa Blanca su plan para cerrar Guantánamo, que contempla transferir a entre 30 y 60 presos a territorio estadounidense, según adelantaron altos funcionarios del Gobierno bajo anonimato, algo a lo que se oponen los republicanos, que controlan actualmente el Congreso.

El coste del traslado y el cierre sería de entre 290 millones y 475 millones de dólares, según ha explicado a la prensa de EEUU una fuente de la Administración. Mantener detenidos a los reclusos que quedan en Estados Unidos sería entre 65 y 85 millones más barato que mantener abierta la prisión en Cuba, según esta fuente, así que el coste sería recuperado en un plazo de entre tres y cinco años.

Clausurar la cárcel de Guantánamo equivale a "cerrar un capítulo" de la historia del país, dijo Obama al presentar su plan para trasladar a una "localización segura" dentro de Estados Unidos a los detenidos que no puedan ser transferidos a terceros países. Acompañado de su vicepresidente, Joseph Biden, y su secretario de Defensa, Ashton Carter, el presidente subrayó que ha estado "siete años", desde su llegada a la Casa Blanca en enero de 2009, trabajando para tratar de cerrar Guantánamo y prometió seguir haciéndolo hasta que concluya su mandato dentro de once meses. "No quiero trasladar el problema (de Guantánamo) al siguiente presidente, no importa quien sea", afirmó Obama.

La propuesta considera trece localizaciones diferentes en EEUU para ubicar a esos presos, sin recomendar ninguna en particular. Esas trece localizaciones incluyen prisiones ya existentes en estados como Colorado o Carolina del Sur, así como la construcción de nuevas instalaciones en algunas bases militares del país. Según el Pentágono, mantener la prisión de Guantánamo abierta es entre 65 y 85 millones de dólares más caro al año que internar a los presos en una cárcel en territorio estadounidense.

Desde el principio de su mandato, la promesa hecha por Obama de cerrar Guantánamo se ha topado con la oposición del Congreso, especialmente entre los republicanos, que rechazan la transferencia de los presos a cárceles dentro de EEUU. La cárcel de Guantánamo llegó a albergar a unos 800 presos poco después de su apertura, ordenada por el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Un ahorro de 1.700 millones

El plan del presidente para cerrar Guantánamo ahorraría 335 millones de dólares en 10 años y 1.700 millones a lo largo de 20 años, según el portavoz del Pentágono, Peter Cook. "Implementar este plan mejorará nuestra seguridad nacional al negar a los terroristas un poderoso símbolo de propaganda, fortalecerá nuestras relaciones con aliados clave y socios contra el terrorismo y reducirá nuestros costes", destacó Cook en un comunicado. El portavoz detalló que el plan se centra en la transferencia de presos al extranjero y en la evaluación a través de un órgano especial de aquellos reclusos que, por su peligrosidad, no pueden ser trasladados a otros países y deben permanecer bajo custodia de las autoridades estadounidenses.

No obstante, el presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, el republicano Paul Ryan, aseguró que el Congreso se opondrá al plan presentado por el Gobierno para el cierre del penal de Guantánamo (Cuba) y aseveró que no pondrá "en peligro la seguridad nacional del país por una promesa de campaña". "Después de siete años, el presidente (Barack) Obama todavía tiene que convencer al pueblo estadounidense de que trasladar a los terroristas de Guantánamo a nuestra patria es inteligente y seguro", dijo Ryan en un comunicado.

El líder de los republicanos en el Legislativo consideró que la propuesta de Obama "no proporciona los detalles críticos requeridos por la ley, incluyendo el costo exacto y la ubicación de un centro de detención alternativo". "El Congreso no ha dejado lugar a la confusión. Va contra la ley y seguirá estando contra la ley transferir detenidos terroristas a suelo estadounidense", insistió Ryan.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios