La debacle socialista en Francia fuerza la primera crisis de gobierno de Hollande
  1. Mundo
LA UMP TRIUNFA, PERO LA FOTO ES PARA LE PEN

La debacle socialista en Francia fuerza la primera crisis de gobierno de Hollande

Debacle socialista, recuperación del centro-derecha y jornada histórica para el Frente Nacional de Le Pen. Hollande pierde feudos tradicionales pero salva París

placeholder Foto: Un globo a las puertas del Ayuntamiento de París tras conocerse la victoria de Anne Hidalgo (Reuters).
Un globo a las puertas del Ayuntamiento de París tras conocerse la victoria de Anne Hidalgo (Reuters).

Debacle socialista, recuperación del centro-derecha y jornada histórica para el Frente Nacional de Marine Le Pen. Los votantes franceses han confirmado su castigo al Partido Socialista de François Hollande en la segunda vuelta de las elecciones municipales. El primer test electoral para Hollande deja muy tocado al presidente y a su Ejecutivo.

Los socialistas han perdido feudos como Toulouse, Limoges o Grenoble, hacen el ridículo en Marsella aunque, al menos, conservan París. Hundido en las urnas como lo está en los sondeos, el mandatario del Elíseo preparaba anoche, entre la amargura de sus colaboradores, el discurso que debía dirigir a los franceses reconociendo su derrota.

Hollande se ve obligado por los votos a acometer su primera crisis de gobierno. El cambio de ministros se impone como medida psicológica y como exigencia de ciertos barones socialistas, hartos del espectáculo que ha marcado los dos años de mandato del partido. Algunos a su izquierda le exigen también un cambio en el rumbo de su política, pero después de su reciente confesión socialdemócrata y su acercamiento a la patronal, Hollande sólo dejará algún gesto hacia la galería de los progres.

La derecha de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), canta victoria en plena crisis de liderazgo y con su tapado para 2017, Nicolas Sarkozy, agobiado por los escándalos y acosado por los jueces. La UMP triunfa en las locales, pero las fotos de la noche son para Marine Le Pen. La hija del caudillo consigue los objetivos que se propuso:la alcaldía de varias ciudades-símbolo y la elección de más de mil consejeros municipales a nivel nacional.

El FN confirma también su posición como tercera fuerza política del país y pone las bases para su implantación local y regional. Marine Le Pen tiene ahora dos meses para preparar la siguiente consulta, en la que el FN puede llegar en cabeza gracias al sistema electoral, las europeas de mayo.

Los comentaristas coinciden en señalar que el voto al FN no es ya sólo un voto de cabreo, sino un voto de adhesión a los postulados del partido que algunos califican de ultraderechista y otros de populista, pero que cuenta con el apoyo de millones de ciudadanos.

La derecha se impone en ciudades importantes

La derecha se haimpuesto en ciudades importantes consideradas hasta hoy bastiones de la izquierda tales como Saint-Étienne, Reims, Limoges o Amiens. Según las proyecciones basadas en encuestas a pie de urna y datos oficiales, la izquierda ha conseguido en torno al 42 por ciento de los votos, mientras que la Unión por un Movimiento Popular (UMP, centro-derecha) y sus aliados han logrado la victoria con en torno al 49 por ciento.

En toda la geografía francesa se han repetido casos como el de Limoges, donde la izquierda se mantenía en el poder desde 1912, pero ahora el candidato de la UMP Emile-Roger Lombertie ha derrotado al socialista Alain Rodet. También ha basculado a la derecha la ciudad de Toulouse, donde el candidato de esta opción, Jean-Luc Moudenc, ha logrado el 51 por ciento de votos y ha vencido así al actual alcalde, el socialista Pierre Cohen (49 por ciento). En la segunda vuelta de las elecciones de 2008 el resultado fue el contrario, aunque igual de apurado.

La UMP triunfa en las locales, pero las fotos de la noche son para Marine Le Pen. La hija del caudillo consigue los objetivos que se propuso: la alcaldía de varias ciudades-símbolo y la elección de más de mil consejeros municipales a nivel nacional

Y en La Roche-sur-Yon, tras 37 años de gobiernos de izquierda, ahora será la derecha la que ocupe la alcaldía. Allí, el candidato de la UMP, Luc Bouard (53,9 por ciento), ha derrotado al alcalde socialista, Pierre Regnault (46,1 por ciento). Los socialistas también han perdido en ciudades como Grenoble, donde el candidato ecologista, Éric Piolle, ha vencido al socialista Jérôme Safar.

En cambio, en Lille Martine Aubry ha sido reelegida alcaldesa para un tercer mandato tras imponerse en la votación (54,03 por ciento) a los candidatos de la UMP, Jean-René Lecerf (31,79 por ciento) y del Frente Nacional, Eric Dillies (14,22 por ciento). Aubry había conseguido el apoyo de los ecologistas. La izquierda también mantiene Metz, Rennes, Brest, Lens y se hace con Aviñón.

En la capital, París, la candidata de izquierdas, la gaditana Anne Hidalgo, habría conseguido el 54,5 por ciento de los votos, según la estimación de la empresa estadística Ifop. Hidalgo se impondría así a la candidata de la derecha, Nathalie Kosciusko-Morizet, que lograría el 45,5 por ciento de los votos.

Noticias de Francia París Marine Le Pen François Hollande Nicolas Sarkozy Política
El redactor recomienda