CAMBIo de gobierno a meses de las elecciones

Crisis en Turquía, ¿corrupción o pulso entre Erdogan y un estudioso islamista?

Erdogan anunció el cambio de diez ministros por un escándalo de corrupción que supone un duro golpe para el Gobierno a tres meses de las elecciones

Foto: Manifestantes de izquierda protestan contra el AKP y ERdogan en Estambul (Reuters).
Manifestantes de izquierda protestan contra el AKP y ERdogan en Estambul (Reuters).

La grave crisis provocada por el mayor escándalo de corrupción vivido en Turquía en décadas sacude al Gobierno turco y al primer ministro Recep Tayyip Erdogan a tres meses de las elecciones locales. No sólo ha forzado el cambio de diez ministros tras la dimisión de los titulares de Interior, Economía y Planificación Urbanística; también ha destapado un caso de rivalidad política de altura. Mientras Erdogan remodela su gabinete, algunos comienzan a apuntar a un estudioso islamista que reside en Estados Unidos como germen de la crisis.

La operación lanzada por la Fiscalía y la Policía, que investigan una supuesta red de sobornos relacionados con concesiones urbanísticas en la que están implicados familiares de altos cargos del Ejecutivo, ha desencadenado una agria disputa entre el Gobierno del AKP y el intelectual y erudito del Islam Fethulá Gülen, cuyos seguidores ocupan cargos clave en la Policía, el sistema judicial y los servicios secretos

Recientemente, altos responsables del Gobierno turco acusaron a Gulen de intentar establecer un estado paralelo. El Movimiento Hizmet, el término que emplean sus seguidores, apoyaba hasta hace poco al AKP liderado por Erdogan, pero los dos se han enfrentado públicamente en los últimos mesesEn respuesta a los arrestos de 24 personas, entre ellos el director del banco público Halkbank, los hijos de los ministros de Economía e Interior, un alcalde del AKP y un multimillonario del negocio de la construcción, Interior ordenó la destitución o el traslado de unos 70 oficiales de la Policía, incluido el máximo responsable de esta fuerza en Estambul.

Por ello, se sospecha que Gülen, uno de los antiguos aliados de Erdogan y hoy rival, podría estar jugando un papel en la ofensiva contra el Gobierno, que el primer ministro ha calificado como una "operación sucia, sucia" que apunta a la cúpula del Ejecutivo. Erdogan parece mantener un pulso contra el hombre que en el pasado le respaldó políticamente, y que hoy reside en Pensilvania, Estados Unidos, en una especie de exilio autoimpuesto.

Recientemente, altos responsables del Gobierno turco acusaron a Gulen de intentar establecer un "estado paralelo". El Movimiento Hizmet, el término que emplean sus seguidores, apoyaba hasta hace poco al AKP liderado por Erdogan, pero los dos se han enfrentado públicamente en los últimos meses.  

"Fue un matrimonio forzado y ahora es un feo divorcio", explica a la CNN Ahmet Sik, un periodista autor de un libro sobre Gulen y su influencia en la Justicia y la Policía. Desde que comenzaron los arrestos por cargos de corrupción, Erdogan ha insistido en que organizaciones internacionales con lazos fuera de Turquía intentan desestabilizar el país. "Este país nunca ha sido ni nunca será el terreno de operaciones de organizaciones internacionales. No permitiremos que el lobby del interés, el lobby de la guerra, el lobby de la sangre lleve a cabo una operación bajo el disfraz de una operación contra la corrupción".  

Miles de personas piden la dimisión de Erdogan (Efe).
Miles de personas piden la dimisión de Erdogan (Efe).

El escándalo desata nuevas protestas

Miles de turcos se han echado a la calle para protestar contra el Gobierno turco en medio del escándalo de corrupción y sobornos. Las manifestaciones más concurridas se han registrado en los distritos de Kadikoy y Besiktas, ambos en la localidad de Estambul, donde han salido a la calle alrededor de 6.000 personas. Asimismo, se han registrado protestas en las ciudades de Ankara, Izmir, Eskisehir, Kocaeli, Mugla y Mersin.

En Estambul, los manifestantes han coreado eslóganes como 'La renuncia de tres ministros no es suficiente, debe dimitir todo el Gobierno' y 'La corrupción está en todas partes, la resistencia está en todas partes'.

Las protestas han sido convocadas por un total de diez partidos y organizaciones opositoras, entre ellas el Partido Republicano del Pueblo (CHP), que el miércoles solicitó la dimisión en pleno del Gobierno, argumentando que ha tardado mucho en reaccionar al escándalo de corrupción urbanística y financiera. 

La corrupción fuerza el cambio de diez ministros

El primer ministro turco anunció este miércoles el cambio de diez ministros de su gabinete, en reacción a la dimisión a los titulares de Interior, Economía y Urbanismo, involucrados en un escándalo que supone un duro golpe para el Gobierno a tres mese de las elecciones locales.

El caso ha dejado a Erdogan en entredicho incluso entre sus correligionarios, y ha provocado de nuevo protestas en las calles para pedir la dimisión del primer ministro, enfrentado a buena parte de la sociedad turca por lo que sus opositores consideran una preocupante deriva islamista. Desde el partido en el Gobierno, el AKP, también han surgido voces que piden su renuncia. 

La operación contra la corrupción ha sacudido a la clase política turca, desencadenando una agria disputa entre el Gobierno del AKP y el estudioso islámico Fethulá Gülen, cuyos seguidores ocupan cargos clave en la Policía, el sistema judicial y los servicios secretosEn medio de estas presiones contra su mandato, Erdogan explicó el miércoles que parte de las salidas de los ministros se deben a la intención de estos de comparecer como candidatos en las próximas elecciones locales. Otros, sin embargo, han abandonado sus cargos por orden del presidente, Abdulá Gul, tras una reunión de emergencia mantenida para abordar el escándalo.

"He pedido a algunos de mis amigos que se ausenten del Gabinete, algunos porque se presentan a las próximas elecciones municipales, y otros a petición del presidente y con mi consentimiento", ha declarado Erdogan ante los medios en rueda de prensa.

En los nuevos nombres en el gabinete, anunciados tras un encuentro de casi hora y media entre Erdogan y el presidente Gül, no se halla ningún peso pesado del AKP, el partido en el gobierno, excepto Bekir Bozdag, hasta ahora viceprimer ministro y ahora transferido a Justicia.

Mevlüt Çavusoglu, entre 2010 y 2012 presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, será el nuevo titular de Asuntos Europeos, en reemplazo de Egemen Bagis, hasta ahora uno de los ministros más influyentes del gabinete. También cambian los titulares de Familia, Transportes, Infraestructuras y Ciencia, y se nombra un nuevo viceprimer ministro, un total de diez cambios sobre los 25 cargos ministeriales.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios