Decenas de personas protestaron en Atlanta para exigir justicia por la muerte del joven negro Rayshard Brooks a manos de un policía blanco, mientras la fiscalía local tachaba lo sucedido de "irracional" y prometía que anunciará esta semana si presenta cargos contra el agente.

Atlanta se convirtió este fin de semana en un nuevo foco de las protestas contra la brutalidad policial y el racismo que sacuden EEUU desde hace veinte días, a raíz del caso de Brooks, de 27 años, que murió la noche del viernes por disparos de un policía tras resistirse a ser detenido por conducir ebrio.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios