No está dormida, probablemente sí impaciente. Esta ballena beluga, junto a otra, ha sido liberada. Las dos, Little Grey y Little White vivían en un acuario en China, espacio poco razonable para un animal capaz de nadar hacia atrás o sumergirse hasta a 800 metros de profundidad

La organización benéfica Sea Life Trust empezó a movilizarse. Su primera toma de contacto con la vida salvaje es esta piscina a la que fueron transportadas con sumo cuidado la semana pasada. Allí entrenarán, aprenderán a comer y ganarán más grasa, antes de ir a Klettsvik.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios