¿Esperaría horas y horas de pie en la calle para conseguir una hamburguesa gratis? Si su respuesta ha sido 'no', posiblemente no comprenda los motivos que llevaron a estos cientos de personas a guardar una cola de un kilómetro en el barrio londinense de Swiss Cottage.

[Así se hace la hamburguesa perfecta]

La cadena de comida rápida In-N-Out anunció en un periódico local que, el día que inaugurara su local del citado barrio, habría regalos y hamburguesas gratis para todo el que se acercara. La aceptación de la oferta fue tan masiva que el restaurante no llegó a entregar ni 200 hamburguesas de las que había prometido.

La decepción entre los clientes fue tal que incluso se llegaron a subastar en reventa las pulseras que entregaba In-N-Out como referencia para poder ser poseedor de uno de sus regalos –entre ellos, camisetas y refrescos gratis–.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios