Entendieron que esta era la mejor manera de disfrutar de los carnavales de Chiclana. Siguiendo el refrán, cuatro jóvenes madrileños atan un tobogán de juguete con unas cuerdas y una manta a la vaca del coche. Y ponen rumbo a la playa. Sin importarles las curvas, donde parece que las cuerdas aguantan, ni las retenciones en el circulación. Y así hacen casi 30 kilómetros, de Chiclana hasta la playa del palmar. Mano arriba y saludos a todos los incrédulos conductores. Varias personas graban el paseo en tobogán y suben el vídeo a las redes sociales. Comienza la investigación que se resuelve de forma inesperada. Los propios jóvenes avisan a la Guardia Civil porque se han quedado atrapados al circular por la playa. Comparar las matrículas, denuncia. Multa y juicio rápido por delito contra la seguridad vial.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios