César Pascual, cofundador y responsable de marketing de Cervezas La Virgen, es el interlocutor de esta última conversación que Luis Garicano mantiene con innovadores sobre sus proyectos empresariales que buscan una economía más sostenible, más digital y más competitiva.

En una agencia de publicidad de San Francisco conoció a otros dos españoles. Los tres, fascinados por la cerveza artesanal, decidieron volver a Madrid hace 10 años para montar su empresa. “Madrid se merecía una cerveza mejor”, fue su apuesta.

El crecimiento hizo que en 2017 pasaran a formar parte de un grupo cervecero mundial manteniendo su autonomía de responsabilidad, dirección, producción y marketing.