Aston Martin DB5, un coche de película

  • Pantalla completa
Un coche casi normal
1 de 9
Comparte la fotografía

Un coche casi normal

Parece una unidad más de las 900 fabricadas del Aston Martin DB5 de los años sesenta, pero en realidad está fabricado en 2020.

Puesto de conducción para 007
2 de 9
Comparte la fotografía

Puesto de conducción para 007

Este es el puesto de conducción que EON Productions, la productora de la saga, preparó para el coche del agente 007. 

Asientos contra malas compañías
3 de 9
Comparte la fotografía

Asientos contra malas compañías

James Bond solo debía levantar la palanca del cambio y tocar un botón rojo para que su  acompañante saliera disparado hacia arriba. 

Paragolpes especiales
4 de 9
Comparte la fotografía

Paragolpes especiales

Los paragolpes delanteros podían moverse hacia delante para ayudar a 007 en algún momento delicado de sus misiones. 

Casi todos los extras
5 de 9
Comparte la fotografía

Casi todos los extras

Estas 25 unidades llevan casi todos los extras utilizados por el agente secreto, protagonizado por Sean Connery, aunque lógicamente no todas funcionan, como sus ametralladoras. 

¿Navegador en los años sesenta?
6 de 9
Comparte la fotografía

¿Navegador en los años sesenta?

Parece un navegador moderno, pero en realidad era un sistema de radar para que el agente pudiera detectar a sus enemigos. 

Humo o aceite para los malos
7 de 9
Comparte la fotografía

Humo o aceite para los malos

Cuando todo se ponía mal para Bond, siempre tenía la opción de las nubes de humo, aceite en la carretera o ese placha de acero que se convertía en una eficaz protecciòn contra disparos.  

Un gran deportivo de los 60
8 de 9
Comparte la fotografía

Un gran deportivo de los 60

Un coche legendario, muy deportivo, del que solo se hicieron 900 unidades entre 1963 y 1965 y que ahora están muy buscadas. Estas 25 unidades modernas irán directamente para los coleccionistas.

Aston Martin va a fabricar 25 unidades de un modelo de cine, el DB5 Goldfinger, un vehículo similar al empleado por el agente 007 en una de sus películas más conocidas, Goldfinger. Ese coche tan particular, que se hizo famoso como un DB5 cargado de "extras" para facilitar el trabajo del agente secreto, que se incluyen en este nuevo modelo tan especial. Es  la mejor manera de comprar un coche de película, aunque ya están todos vendidos.  

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios