EN NAVACERRADA AL PIE DE LA BOLA DEL MUNDO

Madrid tendrá su escuela de conducción en nieve a final de año

Madrid se unirá a Baqueira Beret y Sierra Nevada como la tercera estación en la que se impartirán cursos de conducción invernal tras el acuerdo alcanzado

Foto: Madrid tendrá su escuela de conducción en nieve a final de año

Madrid se unirá a Baqueira Beret y Sierra Nevada como la tercera estación en la que se impartirán cursos de conducción invernal tras el acuerdo alcanzado entre la Escuela de Conducción Avanzada y la Estación de Esquí del Puerto de Navacerrada. Los cursos, aún sin concretar, comenzarán en diciembre de este mismo año con la nueva temporada invernal.

Tras este acuerdo, los madrileños también podrán realizar cursos de conducción invernal, en los que básicamente se aprende a controlar el vehículo en las condiciones más adversas por nieve y hielo. Y es que antes tenían que hacer un mínimo de 500 kilómetros para poder hacerlos. Para ello, los responsables de la escuela cuentan con una plataforma de más de 12.000 metros cuadrados en plano y otro 15.000 con una pequeña pendiente.

Esta plataforma se sitúa justo a continuación del punto más alto del telesilla de la Bola del Mundo. Allí se cuenta con unas amplias instalaciones en las que se dispone de una cafetería y de locales para poder impartir los cursos teóricos previos antes de pasar a la conducción.

Esta es la primera vez en la que se habilita en la sierra de Madrid una zona para poder realizar este tipo de cursos, algo que por otra parte es habitual en Baqueira Beret, en Pas de la Casa y también en Sierra Nevada. Igualmente son muy frecuentes en diversas zonas de los Alpes.

El circuito de nieve de la Bola del Mundo servirá no solo para dar cursos a los conductores sino, sobre todo, para organizar eventos y presentaciones de nuevos modelos o para otros productos en esta zona madrileña, lo que conllevará su crecimiento.

Durante la presentación del circuito tuvimos la ocasión de rodar en el mismo, en una zona muy fría y con mucha nieve en la que los vehículos utilizados para la ocasión fueron cedidos por Subaru. Los modelos japoneses, en estas  circunstancias y gracias a su tracción 4x4 permanente se mostraron muy eficaces, tanto el Outback como el Forester. Los coches iban calzados con neumáticos específicos para conducción invernal de la marca Bridgestone. 

En esta amplia zona se pueden realizar diversas maniobras aunque sin duda lo más destacado es un slalom en el que a baja velocidad se aprende a controlar los diferentes derrapajes del vehículo y a controlar la gestión del motor y de los pedales de manera suave, clave para este tipo de conducción. También se aprende a gestionar el control de tracción y a utilizar los diferentes sistemas de ayuda a la conducción.

El acceso a estas pistas solo se puede hacer mediante el telesilla que sale al pie del Puerto de Navacerrada en su margen derecha y sube hasta la cota 2.175 metros en la que se sitúa este circuito situado en un enclave geográfico único y espectacular. Los primeros cursos serán en diciembre, cuando la estación habrá sus instalaciones al público, pero siempre estarán en función de las condiciones de la nieve.
Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios