REFORMA DE LA LEY DE TRAFICO

Menos puntos y más pronto pago

Hoy comienza a aplicarse en todo el territorio nacional la Reforma de la Ley de Tráfico que incorpora diversas novedades, principalmente en materia de cobro de

Foto: Menos puntos y más pronto pago
Menos puntos y más pronto pago
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Hoy comienza a aplicarse en todo el territorio nacional la Reforma de la Ley de Tráfico que incorpora diversas novedades, principalmente en materia de cobro de las sanciones. Además, hay menos infracciones que conllevan retirada de puntos y se encarecen las sanciones económicas. Igualmente, la nueva ley se 'olvida' del margen de error en los radares, lo que ha despertado algunas suspicacias.  

    La Dirección General de Tráfico ha enviado a la mayor parte de los hogares españoles un tríptico en el que se analizan las principales novedades de dicha ley y también una carta del Ministro del Interior, Alfredo Perez Rubalcaba.

    En ella, el responsable del Ministerio del que depende el Tráfico en España dice “estar convencido de que cada vez conducimos mejor… En los últimos cinco años el número de muertes en la carretera se ha reducido a la mitad. Una evidencia de que cada vez somos más prudentes al volante”. La realidad es que cada día somos más prudentes porque cada vez hay más radares.

    Básicamente, esta nueva ley quiere ser más sencilla en su aplicación. Se facilita el cálculo del importe de las sanciones ya que a partir de ahora sólo habrá infracciones leves, con una cuantía de hasta 100 euros, graves cuya cuantía es de 200 euros y muy graves, en cuyo caso aumenta hasta los 500 euros.

    Pero ojo, aunque estas son las tarifas, siempre se pueden ampliar en un 30% en atención a la gravedad y trascendencia del hecho, los antecedentes del infractor y a su condición de reincidente, el peligro potencial creado para él mismo y para los demás usuarios de la vía y al criterio de proporcionalidad, según el citado texto legal.

    En el tríptico de la DGT se dice igualmente que se ha impuesto una clarificación en los plazos. Y eso es bastante cierto. Con la nueva ley, el infractor tiene 20 días naturales desde la notificación para pagar la multa o bien presentar alegaciones.

    Si hace lo primero, tendrá un descuento de un 50% sobre el precio de la sanción pero a cambio perderá todo sus derechos para reclamar contra esa multa. En el caso de presentar alegaciones, el sistema es más complicado que hasta la fecha y se elimina una de las instancias posibles.

    Pero si el sancionado no hace ninguna de las dos cosas, a los 20 días comienza la persecución legal para su pago. Y los plazos, como decía antes son claros. El infractor tiene 20 días para pagar o recurrir, pero la DGT tiene cuatro años para conseguir cobrar las sanciones. O lo que es lo mismo, que no se va a escapar nadie sin pagar una multa. Y lo más curioso es que durante la presentación de la nueva Ley y su puesta en marcha, Rubalcaba señaló que van a tener menos ingresos por las multas.

    Otro cambio importante es que la cuantía de las multas se unifica sea cual sea la autoridad que la imponga, y la forma de cobrarlas también se iguala. Hasta ahora la DGT tenía un alto porcentaje de cobro de las multas, de cerca de un 80%, mientras que en el caso de los ayuntamientos no llegaba ni a un 20% las multas que conseguían cobrar. A partir de ahora esto también va a cambiar. Por ello, conviene tener cuidado con los aparcamientos y con las multas en ciudad.  Ahora sí se van a pagar casi todas.

    Límites de velocidad 

    Sin duda esta es la clave de la nueva Ley de Tráfico. En el cuadro oficial de sanciones previsto en el texto de la Ley y publicado por el BOE se dice que, por ejemplo, circular entre 121 y 150 km/h en una zona de 120, será sancionado con una multa de 200 euros pero sin retirada de puntos.

    Desde la DGT se ha dicho que se va a seguir aplicando el margen de error de hasta un 10% en el valor calculado por el cinemómetro, pero en la ley esto no se dice expresamente, por lo que el día que no les salgan las cuentas, y creo que últimamente no les salen, podrán multar sin margen de error.

    Y otro aspecto muy importahte es la puesta  en marcha de los radares de tramo. A partir de ahora ya son legales. Cuando uno circula por una carretera no sabe cuando empieza y cuando acaba el tramo controlado, por lo que es difícil ajustar al máximo la velocidad por el riesgo a la sanción.

    Lo que se va a conseguir es que los conductores vayan por la carretera a 100 km/h en zonas de 120 km/h para evitar problemas y darse un margen para no tener que pagar los 200 euros si se circula entre 121 y 150 km/h. Eso sí, rodar a más de 120 km/h y hasta los 150 km/h no tendrá retirada de puntos y simplemente será un “peaje administrativo”.

    Quiero destacar otro aspecto en el que se va a hacer especial hincapié como es en el manejo del navegador cuando se circula. Me parece muy bien que se sancione, porque se produce una gran distracción para el conductor, lo que puede conllevar un accidente. Lo que me pregunto es ¿cómo el agente de tráfico va a saber desde fuera y a distancia que estamos manejando el navegador o que simplemente usamos la radio, o el climatizador o cualqueir otro elemento del vehículo que sí está permitido usar?

    Lo que está claro es que la DGT, y por ello también todos los organismos implicados en el tráfico, como los ayuntamientos, van a sacar buena tajada con esta Reforma de la Ley de Tráfico. Y los conductores lo van a pagar con menos puntos de su carné, porque se reducen las infracciones que llevan aparejada la retirada de puntos, pero si lo van a pagar con dinero, ya sea en metálico o con tarjeta de crédito, porque esa es otra de las novedades de esta ley, el pago con tarjeta. Es para hacernos más fácil el pago de las sanciones.

    En las próximas semanas seguiremos hablando de la Reforma de la Ley de Tráfico.

    Motor
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    53 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios