Es noticia
Menú
¿Dólar digital sí o no? La geopolítica traerá la respuesta
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
'STABLECOINS'

¿Dólar digital sí o no? La geopolítica traerá la respuesta

Los planes para un dólar digitalizado encontrarán escépticos, pero la geopolítica podría ser la que acabe inclinando la balanza

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los planes para un dólar digitalizado encontrarán escépticos, pero la geopolítica podría ser la que acabe inclinando la balanza.

El plan de la administración Biden de estudiar si se lanza un dólar digital puede crear unos extraños compañeros de cama: los bancos y las empresas de criptodivisas.

Todavía no está claro lo que podría significar en términos prácticos la declaración de la administración que busca "explorar una moneda digital del banco central de Estados Unidos" y su potencial para trabajar "de una manera que proteja los intereses de los estadounidenses". Una moneda digital oficial podría funcionar de diferentes maneras. Pero tanto los prestamistas tradicionales que aceptan depósitos como algunas empresas emergentes de criptodivisas han mostrado su preocupación por lo que sucedería si los dólares estadounidenses se digitalizan de forma que puedan moverse o almacenarse de forma independiente o en una red de propiedad gubernamental.

Foto: Foto: Reuters/Archivo/Dado Ruvic. Opinión

El Bank Policy Institute, una asociación que representa a los grandes bancos de Estados Unidos, dijo el miércoles que confiaba en que las futuras investigaciones concluyeran que "las monedas digitales oficiales supondrían unos costes considerables e inevitables para el sistema financiero y la economía, al tiempo que producirían pocos beneficios tangibles, si es que los hay".

Mientras tanto, algunas empresas de criptografía apuestan por que las monedas digitales se conviertan por sí mismas en formas de dinero ampliamente utilizadas. Otras también han creado las llamadas 'stablecoins', que están vinculadas al dólar estadounidense y que pueden funcionar como equivalentes digitalizados dentro de muchas transacciones, logrando lo que una moneda digital oficial podría aspirar a hacer.

Circle Internet Financial, que emite la 'stablecoin' USD Coin, ha dicho que un dólar digital puramente centralizado, si está mal diseñado, "no solo plantearía riesgos de competitividad y de otro tipo al sistema bancario y de pagos de Estados Unidos, sino que exigiría que el gobierno se dedicara a elegir a los ganadores y perdedores de la tecnología".

Foto: El CEO de Meta, Mack Zuckerberg, testifica en el capitolio en Washington. (Reuters/Erin Scott)

Varias de estas preocupaciones han tenido hasta ahora tracción en lugares clave de Washington. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha dicho que una potencial moneda digital oficial podría ser "un complemento, y no un sustituto, del efectivo y de las actuales formas digitales del dólar en el sector privado, como los depósitos en los bancos comerciales". La Fed ya está estudiando detenidamente la cuestión.

Pero gran parte de este debate tuvo lugar antes de la invasión rusa de Ucrania. Los últimos días y semanas han sido un duro recordatorio de que los movimientos de dinero no solo tienen que ver con la eficiencia y el riesgo financiero, sino también con la geopolítica. Parte del atractivo de una moneda digital oficial centralizada residiría en que Washington podría, en teoría y con relativa facilidad, desactivar la capacidad de una determinada entidad o nación para mover o utilizar dólares. En la actualidad, esto suele ocurrir de forma indirecta a través de bancos de compensación o empresas estadounidenses reguladas que deben cumplir las leyes que establecen sanciones. Pero en Washington podrían surgir dudas sobre la fiabilidad de esos actores. Además, también existe el efectivo físico y las redes críticas que están bajo otras jurisdicciones como SWIFT.

China y Rusia ya han buscado un mayor control estatal del dinero digital. China tiene muchas limitaciones en el uso de las criptomonedas y ha estado desarrollando el yuan digital e-CNY. Rusia ha debatido sus propias restricciones a las criptomonedas, y un rublo digital que se está desarrollando se considera destinado a ser utilizado para la liquidación de pagos, y no tanto para que los individuos almacenen valor, según un análisis del Instituto de Finanzas Internacionales. En estos momentos, Rusia no necesita que sus ciudadanos se deshagan de los rublos para comprar bitcoins.

Foto: Banco Central de Rusia. (EFE/Sergei Ilnitsky)

Lo más importante ahora es saber si un dólar digital emitido por el gobierno mejoraría o disminuiría su papel en el mundo. Tal vez una revisión determine que los tokens privados regulados y vinculados a los dólares depositados en los bancos son, en última instancia, la herramienta más equilibrada. Algunos, en el sector de las criptomonedas, también podrían dar la bienvenida a una versión de una moneda digital estadounidense como punto de prueba de los activos digitales en general, y una forma de facilitar el uso de otras criptomonedas en las transacciones. El bitcoin se disparó con la noticia de la amplia orden ejecutiva del presidente Biden sobre las criptomonedas.

También habrá otros debates, como los posibles beneficios para la inclusión financiera. Es posible que muchos de los actores establecidos también se muestren agnósticos en última instancia. Para ellos, lo que importa son los puntos finales —tarjetas de crédito o aplicaciones de monederos digitales—, no lo que se mueve detrás de ellos. Algunos bancos también podrían considerar en última instancia las versiones de las monedas digitales oficiales como una forma de reducir los costes de las transacciones.

La determinación de los posibles ganadores y perdedores dependerá del diseño de un dólar digitalizado. Los inversores no deberían apostar todavía por lo que está lejos de ser una simple cuestión política.

Los planes para un dólar digitalizado encontrarán escépticos, pero la geopolítica podría ser la que acabe inclinando la balanza.

Reserva Federal Estados Unidos (EEUU) Dólar Divisas