Por qué el mar puede suponer una oportunidad de inversión (y más en España)
  1. Mercados
  2. Inversión
PROTAGONISMO EN LAS AGENDAS POLÍTICAS

Por qué el mar puede suponer una oportunidad de inversión (y más en España)

La economía azul factura alrededor de 750.000 millones de euros al año y da empleo a unos 5,4 millones de trabajadores en el conjunto de la Unión Europea

Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Los mares son uno de los ejes del Pacto Verde y de los fondos europeos de recuperación que apoyan proyectos orientados a frenar el calentamiento global, la sobrepesca, el plástico y la contaminación del agua. Estos se enmarcan dentro de la economía azul, que según el Banco Mundial, se basa en el uso sostenible de los recursos de los océanos para el crecimiento económico, la mejora de los medios de vida y el empleo, al tiempo que se preserva la salud de los ecosistemas oceánicos.

La aportación de la 'blue economy' en la economía de la Unión Europea es notable: facturó en torno a 750.000 millones de euros y dio empleo a unos 5,4 millones de trabajadores en 2018. En España particularmente representa, tras Reino Unido, la segunda economía azul de la Unión, según el Parlamento Europeo. Da empleo a casi un millón de personas, el 5% de la población ocupada, y supone el 3% del valor añadido bruto, muy por encima de países vecinos como Francia (1,4% del empleo y 1% del valor agregado bruto) o Italia (2,3% y 1,5%).

El sector del turismo costero, que contribuye con alrededor del 75% de los empleos y el 67% del valor añadido bruto; y el de los recursos vivos, con la pesca como su principal exponente, son los más importantes para un país que cuenta con más de 8.000 kilómetros de costa y es una de las principales potencias turísticas y pesqueras, de acuerdo con el Ministerio de industria, comercio y turismo.

Desde hace un par de años, Banca March invierte en dos tendencias relacionadas con los objetivos de desarrollo sostenible: los océanos y el agua

Estos datos son solo una muestra de las opciones de inversión que se abren alrededor de la economía azul. A día de hoy, se encuentra dentro de las prioridades de la inversión sostenible —cuyo crecimiento marcó un récord histórico el año pasado—, que se centra en la transición energética, la protección medioambiental, la igualdad y el crecimiento inclusivo.

El abanico de oportunidades se abre aún más si tenemos en cuenta que la 'blue economy' ocupa un lugar cada vez más central en las agendas políticas. En julio de este año entró en vigor el nuevo fondo de las políticas marítima y pesquera para el periodo 2021-2027, el Fempa, que destinará 6.108 millones de euros para promover la pesca sostenible y apoyar a las comunidades costeras. Unos meses antes, en febrero, la UE puso en marcha un fondo de inversiones, BlueInvest, dotado con 75 millones de euros para proporcionar apoyo financiero a empresas que trabajan directamente en el entorno marino o negocios que producen bienes o servicios para la economía marítima.

Oportunidad de inversión a largo plazo

El potencial de crecimiento es elevado, según Banca March, que recomienda invertir en empresas que desarrollan proyectos marinos y oceánicos con el foco en el largo plazo. Además, recuerda que la inversión en economía azul puede dirigirse tanto a nuevas actividades como a industrias ya existentes en transición a la sostenibilidad: "El valor de productos y servicios que extraemos anualmente del mar (2.5 trillones de dólares) equivale en PIB a la séptima potencia económica mundial". Por otro lado, “los estudios llevados a cabo apuntan a que los sectores industriales relacionados con la economía de los océanos crecerán muy por encima de la media mundial, tanto en términos de valor como de puestos de trabajo creados hasta 2030”.

placeholder La economía azul factura alrededor de 750.000 millones de euros al año y da empleo a unos 5,4 millones de trabajadores en la UE. (Unsplash)
La economía azul factura alrededor de 750.000 millones de euros al año y da empleo a unos 5,4 millones de trabajadores en la UE. (Unsplash)

En este contexto, Banca March ha lanzado desde hace un par de años un fondo propio de renta variable global dedicado a esta economía: Mediterranean Fund. Invierte en dos tendencias relacionadas con algunos de los objetivos de desarrollo sostenible marcados por Naciones Unidas. Por un lado, los océanos como fuente de riqueza y teniendo como base la necesidad de preservar su salud extrayendo su potencial económico de forma sostenible. Por otro, el agua como bien escaso, indispensable para la vida en nuestro planeta. Además, es un fondo solidario, ya que destina el 10% de su comisión de gestión a proyectos relacionados con la conservación de los ecosistemas marinos.

El fondo invierte en 48 compañías de más de 20 sectores industriales y 15 países distintos. En cuanto al tipo de empresas, hay multitud de sectores: “por ejemplo, en industrias marítimas como la energía eólica ‘offshore’ (obtenida del viento por aerogeneradores ubicados en el mar); en biotecnología marina; acuicultura o cría de pescado en cautividad, o empresas relacionadas con biocombustibles para la descarbonización del transporte marítimo, entre otras”.

En 2021, la rentabilidad de March International Mediterranean Fund fue de un +26,52%, y el acumulado desde su lanzamiento del +49,75%

“A pesar de ser un fondo joven, acumula ya un patrimonio de 132,7 millones de euros y eso nos permite, además, que las donaciones que podemos aportar para proyectos destinados a la conservación de ecosistemas marinos representen ya una cantidad considerable”, destacan desde la entidad. A cierre de octubre, la rentabilidad de March International Mediterranean Fund en 2021 era de un +26,52% y el acumulado desde su lanzamiento en septiembre del 2019 del +49,75%. “Mirando al futuro, estamos convencidos de que las perspectivas para este tipo de inversión son también altamente positivas”.

En todo caso, informes como 'The blue economy report 2021' de la UE muestran que el interés por las inversiones sostenibles en la economía azul es alto y que se espera que se expanda al doble del ritmo de la economía general para 2030. Otra buena noticia: si se quiere contribuir a la economía azul, no hacen falta grandes desembolsos; en el caso del Mediterranean Fund no existe un importe mínimo, se puede invertir en el fondo comprando una sola participación con un valor actual alrededor de los 14 euros.

ECBrands