afecta al 6% de sus ingresos

Inditex será una de las mayores víctimas del conflicto que enfrenta a Ucrania y Rusia

La compañía tiene ligado el 6% de sus ingresos a Rusia y es una de las 23 cotizadas más expuestas al conflicto con Ucrania, según los cálculos de UBS

Foto: Inditex será una de las mayores víctimas del conflicto que enfrenta a Ucrania y Rusia

Las advertencias que lanzó ayer el presidente del Banco Central Europa (BCE), Mario Draghi, sobre las negativas consecuencias que pueden tener las tensiones geopolíticas en la economía se llevaron ayer por delante a las bolsas del Viejo Continente. Por encima de todos los conflictos que sacuden al planeta, el italiano hizo especial incapié en uno, el enfrentamiento entre Rusia y Ucrania, que por cercanía y lazos comerciales impacta especialmente en las economías de la zona euro.

UBS ha querido poner nombre y apellidos a los principales afectados, analizando las cuentas de las principales cotizadas europeas, y la conclusión ha sido que una de mayores víctimas de este conflicto es la española Inditex.

La entidad suiza ha centrado su lista de principales afectados en aquellos grandes conglomerados que tengan una exposición a Rusia de al menos el 5% de sus ingresos, beneficio opertaivo (ebit), ganancias o del valor de la compañía. Y, como puede verse en la tabla a continuación, hasta 23 grandes cotizadas tienen este elevado grado de exposición.

En el caso de la compañía fundada por Amancio Ortega, el éxito que le ha llevado a estar en prácticamente todos los rincones del planeta es ahora su cruz, ya que que según los cálculos de UBS el conflicto entre Rusia y Ucrania puede llegar a afectar al 6% de sus ingresos.

El sector del consumo y moda europeo es uno de los más afectados por esta crisis, con Adidas a la cabeza, que ya tuvo que hacer una rebaja de sus estimaciones a finales de julio por esta crisis. Como rival de Inditex, también es destacable el caso de la británica Marks&Spencer, que genera el 2% de sus ingresos y el 4% de su Ebit en Rusia; cifras menores en comparación con Richemont la única firma de lujo seriamente afectada, ya que obtiene el 5% de sus ingresos del mercado ruso. 

Las energéticas españolas se salvan

Aunque se ha repetido en reiteradas ocasiones que el sector energético es el más afectado, debe hacerse dos puntualizaciones. La primera, que el golpe a las exportaciones es claramente manejable, ya que éstas representan el 0,9% de toda la economía de la UE -aunque en casos como el de Alemania llegan a representar el 1,4% de su PIB-, según los números de UBS.

El Talón de Aquiles está en el lado de las importaciones energéticas, ya que la zona única recibe de Rusia el 22% de su gas y el 40% del crudo. Esta elevada exposición tiene sus nombres propios en las petroleras Total, BP, Technio y Saipem; y en las eléctricas Fortum y E.On.

Mención especial merecen las eléctricas británicas y españolas, que son la excepción a una regla que dice todas las utilities europeas tienen lazos con compañías energéticas rusas.

Por ejemplo, E.On, Enel y Fortum compraron energéticas rusas e invirtieron miles de millones en sus subsidiarias que, ahora, son una amenaza para sus valoraciones. "Estimamos que las actividades rusas contabilizan alrededor del 10% del valor de empresa de Fortum; mientras que en el caso de E.On es el 5%, y el 1% en Enel", señala el informe de UBS.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin (Reuters)
El presidente de Rusia, Vladimir Putin (Reuters)

En el caso del petróleo, se repite la misma historia: BP y Total son las más afectadas por sus participaciones accionariales directas en compañías rusas, mientras que Technip y Saipem están expuestas por sus contratos en el país. 

En concreto, Total posee el 18% de Novatek, la segunda mayor productora de gas natural rusa, y algunos proyectos como el desarrollo de una planta de Gas Natural Licuado en la Península Yamal, representan el 5% del total de los activos netos de la compañía francesa y un 3,6% de su actual capitalización.

BP posee el 19,75% del holding Rosneft, el mayor productor de crudo de Rusia, participación a la que UBS concede un peso equivalente al 8% del valor de los activos neto de la compañía británica y el 8,4% de su capitalización de mercado. 

La consecuencia práctica que tienen estos cálculos para los inversores, como señala la propia UBS, es que estos valores van a sufrir una mayor volatilidad y que, innegablemente, su presencia en Rusia es ahora un riesgo.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios