UNA DE LAS CATEGORÍAS QUE MÁS DINERO CAPTA

Cinco cuestiones que debe saber antes de contratar su fondo mixto de renta fija

Los fondos mixtos de renta fija se están destapando en lo que va de año como uno de los productos financieros en los que está entrando más dinero

Foto: Cinco cuestiones que debe saber antes de contratar su fondo mixto de renta fija

Los fondos mixtos de renta fija se están destapando en lo que va de año como uno de los productos financieros en los que está entrando más dinero. Por un lado, las entidades comercializadoras encuentran en ellos un vehículo sencillo de vender que tiene buen predicamento entre los clientes, a la vista del buen hacer de la renta fija en los últimos años. Por otro lado, los clientes los ven como una alternativa, a priori más segura, que responde a las necesidades de aquellos inversores más conservadores.

No obstante, a pesar de su auge evidente (estos fondos obtuvieron más de la mitad de todas las captaciones netas registradas en mayo) los gestores advierten: hay que conocer la composición de las carteras, el criterio de inversión y ser conscientes de que, como en casi todo, también hay riesgos latentes. A continuación, cinco cuestiones a tener en cuenta antes de decantarse por uno de estos productos.

1) ¿Cuál es su estructura?

Estos fondos invierten la mayor parte de su patrimonio en activos de renta fija, pudiendo adoptar una posición máxima del 70% de su cartera en estos activos. El fondo trata de estabilizar su inversión al invertir en deuda pública o corporativa, o bien combinando ambas. El resto de la cartera, que no excede del 30%, está invertida en renta variable, con el fin de aportar un plus de rentabilidad al fondo, habitualmente a través de valores con una volatilidad limitada.

Los fondos mixtos de renta fija invierten un 70% o más de su patrimonio en deuda pública y/o privada y hasta un 30% en renta variable, especialmente en valores con poca volatilidad

Desde Profim se decantan por aquellos fondos mixtos de renta fija que cuentan con una estructura más flexible (con unos porcentajes menos fijos de renta fija y variable), que les permita adaptarse a las distintas coyunturas del mercado.

El director de inversiones de Tressis, Víctor Alvargonzález, recalca, no obstante, que “el demonio está en los detalles y no es lo mismo un bono emitido por Alemania que por Grecia”. En opinión de este experto, “a pesar de que estos fondos son catalogados como productos con bajo riesgo, la realidad no es tal y es fundamental que los clientes lleven a cabo un análisis exhaustivo antes de elegirlos que, en algunos casos, debería ser todavía más amplio que para algunos productos de renta variable, donde el inversor ya sabe a qué atenerse”, añade.

2) ¿Cuáles son sus riesgos en el entorno actual?

Los asesores coinciden al considerar que los mayores riesgos de estos fondos vienen del lado de la renta fija frente a renta variable. Las últimas medidas expansivas del Banco Central Europeo y la bajada de tipos de interés hasta el 0,15% tendrán mayor incidencia en la parte que está invertida en bolsa (especialmente europea) de estos productos. En opinión de Rafael Juan y Seva, director de Áureo Wealth Advice EAFI, “en un entorno de tipos en mínimos y sin expectativa de próximas subidas, así como de diferenciales con poco margen de mejora, creemos que con estos productos hay poco que ganar, en relación con el riesgo que se asume”.

Los problemas vienen cuando la renta fija toma una dirección diferente a la de la renta variable, es decir, que suban las bolsas pero bajen los bonos. Lo que ganas por la parte de la renta variable lo pierdes por la de los bonos. Y eso no es tan raro que ocurra

Alvargonzález cree que el mayor riesgo viene determinado por el hecho de que la renta fija en la que está invertida el fondo se concentre en una zona geográfica donde puedan subir los tipos de interés, lo que afectaría negativamente al valor del bono. “Los problemas vienen cuando la renta fija toma una dirección diferente a la de la renta variable, es decir, que suban las bolsas pero bajen los bonos. Lo que ganas por la parte de la renta variable lo pierdes por la de los bonos. Y eso no es raro que ocurra”. A esto hay que añadir, como es obvio, el porcentaje en el que estén invertidos en bolsa, “no es lo mismo un 5% que un 30% y cada fondo se rige por sus propios criterios”.

Otro aspecto que hay que tener muy presente, tal y como remarca Carlos Farrás, director de DPM Finanzas EAFI, es que estos fondos no garantizan el capital invertido ni tampoco ninguna rentabilidad al cabo de un plazo de tiempo. “El inversor debe incidir en la búsqueda de productos que hayan dado de forma consistente una buena relación rentabilidad/riesgo en el tiempo”, afirma.

3) ¿Para qué tipo de inversor son recomendables?

Los fondos mixtos de renta fija cuentan con la vitola de producto con un riesgo moderado. ¿Esto quiere decir que son recomendables para los inversores más conservadores? En este punto surgen discrepancias entre los expertos. En opinión de Profim, así es y estos productos deberían representar, al menos, un 40% del total del patrimonio, combinados con otros fondos de renta variable global, retorno absoluto o monetarios.

Estos expertos creen que el fondo mixto de renta fija ideal debería cumplir las siguientes características: centrarse en activos de renta fija y variable europea, que la renta fija en la que invierte no tenga elevada duración y reduzca su sensibilidad a variaciones de tipos y que el fondo tenga vocación patrimonialista y un riesgo controlado.

Euro - portugal y grecia
Euro - portugal y grecia
Para Carlos Farrás, estos fondos sólo son recomendables para aquellas personas dispuestas a invertir a medio o largo plazo y a asumir variaciones negativas sin esperar una rentabilidad fija anual. En esta línea, Rafael Juan y Seva incide en el hecho de que “las rentabilidades obtenidas en los últimos dos años son irrepetibles y en una cartera dominada por bonos, en función de su construcción, puede haber sorpresas mayúsculas”.

4) ¿Pueden ser una de las mejores categorías del año?

La respuesta es que no, siempre a favor de fondos de renta variable que, tal y como demuestran los últimos datos de la patronal Inverco correspondientes al cierre de mayo, ofrecen una rentabilidad muy superior (los fondos de bolsa internacional duplican el 2,1% logrado en el año por los mixtos de renta fija y los de bolsa española casi cuadriplican el rendimiento).

Para Víctor Alvargonzález, estos fondos no serán una de las mejores categorías por rentabilidad pero sí en términos de colocación comercial, ya que “es muy fácil vender la idea de que tienen una red de protección que cubre la volatilidad de la renta variable. El problema es que, cuando el riesgo está en la propia red de protección, pueden llegar sorpresas desagradables”, subraya.

5) ¿Cuáles son los fondos más recomendables?

En opinión de tres de las firmas de asesoramiento consultadas -Áureo, Profim y DPM- M&G Optimal Income es el fondo que coinciden en recomendar. Este producto invierte al menos un 50% en instrumentos de deuda, pero también en planes de inversión colectiva, instrumentos del mercado monetario, dinero en efectivo, depósitos, acciones y derivados. Su rentabilidad acumulada durante este año asciende al 3,6%, mientras que durante las últimas 52 semanas es del 7%, a tres años anualizada, del 8,7% y a cinco años del 11%.

Otra alternativa sugerida por Profim y Áureo es el fondo Cartesio X, un producto referenciado al comportamiento de la deuda pública de la zona euro. El fondo ha logrado revalorizarse un 6,5% anual a tres años, 5,9% a cinco años y 5,3% a diez años. Por su parte, desde Profim también aconsejan el Echiquier Patrimoine, un fondo que invierte mayoritariamente en deuda pública y privada de firmas como Banco Santander, que acumula un 2,9% a tres años, 3,5% a cinco años y 2,9% a diez años.

Dentro de la gama de fondos mixtos de renta fija recomendada por DPM también figuran JPMorgan Global Income, con inversión en deuda italiana y española y en valores como Microsoft o la asegura Swiss Re y una rentabilidad anualizada a tres años del 8% y a cinco años del 11%. Invesco Pan European High Income también es otra alternativa a través de una cartera diversificada y activamente gestionada, que invierte fundamentalmente en valores de renta variable, valores de renta fija y activos monetarios de Europa Continental. Su rentabilidad a tres años alcanza el 11,4% y a cinco años el 16,8%.

Fondos de inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios