Y UNA TERCERA PARTE DE LO QUE SE OFRECE EN FRANCIA

Los depósitos en España pagan lo mismo que en Alemania por primera vez desde 2006

¿Un depósito español es más rentable que uno de otro país de la Europa noble? La creencia es que sí, la respuesta que no. Según los últimos datos, la rentabilidad media en España es similar a la alemana

Foto: Los depósitos en España pagan lo mismo que en Alemania por primera vez desde 2006

Es una creencia común: un depósito en España ofrece mayor rentabilidad que en otro país de la Europa noble. En los últimos años, con la inflamación de las primas de riesgo periféricas la realidad ha sido así, pero ahora la situación es bien distinta con el diferencial por debajo de cien puntos básicos. La rentabilidad media de los depósitos hasta doce meses en España se sitúa en el 0,56%. Es el mismo rendimiento que se puede obtener en Alemania, una circunstancia que no se producía desde 2006, antes de que la última crisis económica comenzara a tomar cuerpo.

El análisis arroja una foto panorámica todavía más llamativa si se toma como referencia el conjunto de la Eurozona, según los últimos datos facilitados por cada uno de los bancos centrales de estas regiones y recogidos por el Banco de España (BdE). Seis de los 19 países que forman parte del club del euro ofrecen un rendimiento inferior al de España en sus imposiciones a plazo fijo con una duración de hasta doce meses. Este grupo está formado por Bélgica (0,22%), Estonia (0,35%), Letonia (0,53%), Lituania (0,45%), Luxemburgo (0,31%) y Austria (0,44%).

El depósito medio a doce meses en Francia, Holanda o Grecia es tres veces más rentable que en España¿Y qué pasa con los países core de Europa? Pues que los datos, una vez más, van en contra de la creencia más extendida. Sirva de ejemplo Francia, donde los depósitos, lejos de reducir su rendimiento, lo han incrementado en el último año hasta el 1,80% de media que remuneraban a principios de este ejercicio. Niveles similares son los que se ofrece en Holanda (1,82%) y en línea con los países periféricos: Grecia (1,8%), Italia (1,29%), Portugal (1,22%). El país donde son más rentables es Chipre (2,67%) y donde menos es Bélgica (0,22%). Todo ello, sin olvidar la rentabilidad media en toda la zona euro, que se sitúa en el 1,04% (consulte la tabla interactiva adjunta).

“Es una buena noticia para las entidades españolas que el plus que tenían que ofrecer a sus clientes hace unos años para captar depósitos se haya rebajado. Era la condición necesaria para la estabilización y posterior recuperación del sistema”, apuntan fuentes consultadas del departamento de análisis de una de las principales entidades españolas. Sin embargo, estas voces se muestran más cautelosas a la hora de valorar si esta paridad en la rentabilidad de los depósitos supone el paso previo a una equivalencia en las condiciones de acceso al crédito entre países.

España, donde más cae la rentabilidad desde 2012

Si se toman como referencia los años 2012, 2013 y 2014 se puede apreciar que la gran mayoría de países de la zona euro acumula cuatro ejercicios de caídas predominantes del interés de los depósitos a un año. En el caso español, este recorte se produce de forma consecutiva desde 2013 y apenas tres años han bastado para reducir la rentabilidad desde el 2,97% de media que se ofrecía en 2012 al 0,56% actual. Dicho de otra forma, España es el país donde más ha caído la rentabilidad de estos productos en los últimos cuatro años (casi un 80%), una cifra sensiblemente superior a Alemania (59%), Italia (62%), Países Bajos (35%), Portugal (65%), Grecia (62%) o la media europea (63%).

Pero la realidad española de caídas en los rendimientos es la consecuencia de un periodo anterior de fuertes incrementos en los rendimientos de los depósitos a plazo. En 2010 los bancos españoles tenían el dudoso mérito de ser los que mejor remuneraban estos productos (un 2,68% de media) sólo por debajo de Chipre (4,25%) y Grecia (3,66%). A pesar de ello, ese no es el año en el que las entidades españolas tuvieron que rascarse más el bolsillo para remunerar a sus depositantes. En 2007 la rentabilidad media alcanzó el 4,49% en un contexto de fuerte contienda comercial. Eran los años más crudos de la llamada guerra del pasivo.

La rentabilidad de los depósitos en España ha caído un 80% en los últimos cuatro años tras subir un 138% entre 2003 y 2007Sin embargo, si se toma como referencia el periodo 2003-2007 –con los rendimientos al alza en toda Europa–, España también es el país donde más crecieron los intereses de las imposiciones, del 1,88% al 4,49% TAE (un 138% más). El repunte en esos cinco años fue superior al vivido en Alemania (123%), Francia (93%), Italia (100%), Portugal (124%), Grecia (103%) o Austria (125%). Hoy los expertos insisten: el depósito a un año está abocado a caer hasta niveles por debajo del 0,5% a lo largo de este año. Un síntoma propio de la recuperación del sistema y un quebradero de cabeza para el ahorro más conservador.

Finanzas personales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios